Público
Público

El Opus Dei, a la caza de herencias millonarias para su obra en Uruguay y Argentina

La revista argentina Anfibia acaba de publicar una extensa investigación de la periodista Paula Bistagnino sobre las actuaciones de esta organización religiosa. Describe dos casos que están hoy en los juzgados de Montevideo y Buenos Aires. Uno de ellos afecta a una herencia de aproximadamente 100 millones de dólares.

El Prelado del Opus Dei, Fernando Ocáriz. OPUS DEI
El Prelado del Opus Dei, Fernando Ocáriz. – OPUS DEI

La generosidad material de los fieles del Opus Dei ha superado las barreras de esta organización y se ha convertido en asunto de justicia terrenal. Actualmente, dos juzgados de Uruguay y Argentina mantienen sendas causas abiertas por unas millonarias herencias que el Opus recibió en esos países. Según revela una investigación publicada este lunes en la revista Anfibia de Buenos Aires, las denuncias fueron formuladas por los familiares de dos personas, un hombre y una mujer, que realizaron importantes donaciones a esta institución religiosa.

"Esta investigación nació hace más de diez años", afirma a Público la periodista argentina Paula Bistagnino, autora del extenso trabajo elaborado para la revista Anfibia en alianza con la plataforma periodística Connectas. Durante este proceso, la autora ha contado con la colaboración de Julián Maradeo, otro reportero argentino de investigación.

"Desde pequeña me crie en un enclave del Opus en Argentina", contó Bistagnino a Público en las horas previas a la aparición de este reportaje de investigación en Anfibia. Su espíritu de periodista le hizo interesarse sobre si todo lo que contaban en torno a esa organización era cierto, así que solicitó una entrevista. "No me la dieron", relata vía Whatsapp mientras amanece en Buenos Aires. Así empezó todo.

Tras realizar entrevistas con cerca de cuarenta exnumerarios –los miembros más comprometidos– y agregados, esta periodista publicó un extenso reportaje en el periódico 'la diaria' de Uruguay. Aquello fue el puntapié inicial de esta nueva fase de su trabajo: las herencias que han acabado en los juzgados.

"Hay dos procesos judiciales en Argentina y Uruguay por dos herencias de mucho dinero. Una de ellas es por seis propiedades y unas cuentas bancarias, pero la otra es por 100 millones de dólares", relata Bistagnino a este periódico. El segundo caso, radicado en la justicia uruguaya, afecta a Elina Gianoli, "una numeraria de altísimo rango del Opus y una de sus mayores donantes en Uruguay y Chile", explica la responsable de esta investigación.

"Tiene 80 años y es una de las numerarias de más alto rango del Opus Dei en Sudamérica, heredera de una de las familias más ricas de Chile y a la vez una de las familias más emblemáticas del Opus Dei en la región: los Gianoli Gainza no sólo fueron uno de los clanes que más ayudó a la entrada y expansión en Santiago de Chile y en Uruguay, sino una de las familias que más millones de dólares les dio en Santiago y Montevideo", puede leerse en el reportaje.

Según indica el artículo publicado por la revista Anfibia, Gianoli fue denunciada por unos sobrinos "por haberles dejado fuera de la herencia familiar y por haber manipulado la fortuna de una de sus hermanas, valorada en más de 100 millones de dólares", subraya Bistagnino desde aquel lado del Atlántico. La hermana en cuestión es María Luisa Gianoli Gainza, viuda, de 85 años, sin hijos y, de acuerdo a lo señalado en la crónica, "con un patrimonio declarado en unos 20 millones de dólares, pero estimado por inventario judicial en cinco veces más: unos 100 millones".

"Cuando María Luisa muera, toda su fortuna irá a una de las principales asociaciones civiles ligadas al Opus Dei en Uruguay"

El texto describe que María Luisa "tuvo varias internaciones psiquiátricas y lleva al menos una década encerrada en una clínica especializada en Montevideo con deterioro cognitivo, según el diagnóstico. La terapia con electroshock y los antipsicóticos que recibió desde joven para tratar su esquizofrenia precoz hicieron estragos en ella". "Cuando María Luisa muera, toda su fortuna irá a la Asociación Cultural y Técnica, una de las principales asociaciones civiles ligadas al Opus Dei en Uruguay y a la que en su testamento nombra su 'universal heredera'. Además, el testamento deja entre 10 y 50 mil dólares a varios familiares y 100 mil dólares más a una congregación de monjas", explica Bistagnino.

Los hijos de Carmen Gianoli, otra de las hermanas, presentaron una denuncia ante la justicia uruguaya contra su tía Elina por "abuso patrimonial" sobre su tía María Luisa. Los denunciantes, explica el artículo, "quieren cobrar su herencia: la parte que tendría que haber recibido su madre de la fortuna familiar".

En 2016, tras la publicación de la segunda edición del libro "El imperio del Opus Dei en Chile" de la periodista chilena María Olivia Monckëberg, "supieron que el dinero de la familia no sólo era mucho más, sino que el rompecabezas de empresas y movimientos estaba atravesado por miembros del Opus Dei en Chile y Uruguay y que buena parte del dinero ya había ido a parar a la Obra en distintos actos de beneficencia. Los sobrinos entonces buscaron abogados en Uruguay y decidieron ir a la justicia: la sucesión tenía que iniciarse allí".

El artículo detalla que "los procesos judiciales iniciados por los sobrinos en Montevideo acumulan decenas de páginas de diagnósticos así como las reiteradas internaciones en clínicas psiquiátricas especializadas" o cartas de la madre de María Luisa, en la que se relatan "avances y retrocesos de su hija y la atención que recibió de psiquiatras del Opus Dei".

"Los denunciantes dicen que su herencia familiar fue manipulada por el Opus Dei"

Tras detectar una serie de irregularidades, la justicia uruguaya decidió apartar a Elina Gianoli del cargo de administradora del patrimonio de María Luisa, al tiempo que "nombró un curador interino que está revisando todas las cuentas" de esa mujer "para reconstituir su patrimonio real". "Hay numerarios involucrados en todo el proceso. Desde los médicos psiquiatras de esta mujer hasta los escribanos que firmaron los testamentos son numerarios del Opus Dei. Los denunciantes dicen precisamente que su herencia familiar fue manipulada por el Opus Dei", apunta Bistagnino.

En su lecho de muerte

El otro caso está radicado en la provincia de Salta, situada en el norte de Argentina. Se trata de una denuncia formulada directamente contra la Asociación Cultural del Norte, una organización civil ligada al Opus Dei que heredó las propiedades y cuentas bancarias de Francisco Noreiko, un conocido católico practicante de Salta que en 2008, a los 81 años de edad, sufrió un aparatoso accidente de tráfico.

"En su lecho de muerte, inmovilizado, Noreiko dejó todo lo que tenía al Opus Dei. No firmó las escrituras, sino que estampó su huella digital", destaca la autora de la investigación. En concreto, "había firmado un poder amplio para el manejo de todas sus cuentas y bienes a nombre de dos miembros del Opus Dei, Matías Amat Lacroix y Mariano Busaniche Iturraspe", al tiempo que había donado "sus seis inmuebles y tierras a la Asociación Cultural del Norte".

Poco después de la muerte de Noreiko, "su hermana y su sobrina, católicas practicantes y muy creyentes en la Iglesia, escribieron una carta con el detalle de los hechos que entregaron en la sede principal del Opus Dei en la Argentina y que también le hicieron llegar al actual Papa Jorge Mario Bergoglio cuando era cardenal de la Ciudad de Buenos Aires". En aquella carta "denunciaban sus sospechas sobre el Opus Dei y anunciaban que irían a la Justicia".

El proceso judicial se inició en 2009 con una causa civil y otra penal: las denunciantes pidieron la 'nulidad' de las actas de donación y que se investigase la posible 'administración fraudulenta', 'circunvención de incapaz', 'simulación ilícita y/o fraude a la ley'. Además, piden que también se investigue si hubo 'homicidio culposo'", describe el reportaje.

"Tras dar muchísimas vueltas, con un primer procesamiento de los acusados que luego fue apelado y volvió a cero, el caso está ahora en un juzgado de primera instancia", añade Bistagnino a Público. "La familia dice que este hombre nunca perteneció al Opus –subraya la periodista–. De hecho, nadie puede explicar por qué dejó todo al Opus en su lecho de muerte, sin poder ni siquiera moverse". La investigadora relata también que se puso en contacto con el Opus Dei para tratar de conocer su versión sobre estos hechos. Nunca consiguió una entrevista.

Herencias en España

Las polémicas en torno al Opus Dei y las herencias también han estado presentes en España, el país donde esta organización cuenta con mayor número de fieles. El portal OpusLibros, impulsado por exmiembros de esta prelatura de la Iglesia católica, ha recogido durante los últimos años distintos testimonios e informaciones relacionadas, precisamente, con problemas derivados de los testamentos. 

Entre esos textos figura el testimonio de Nacho Fernández, un exmiembro de esta organización que hace ya varios años escribió un artículo sobre las herencias. Allí destacaba que "una de las cosas que se suele aconsejar a los numerarios y agregados del Opus Dei que van a hacer la incorporación definitiva que hagan testamento (es obligatorio) a favor de obras corporativas de la Prelatura". "Incluso se ofrecen una lista de posible entidades beneficiarias y de albaceas (todos numerarios) que se encargarán de todo, una vez se produzca el fallecimiento del miembro de la institución", denunció.

Fernández aseguraba en su artículo que "en algunos sitios de Galicia había corrido el pánico, pues algunas personas del Opus Dei estaban acercándose a viudas y señoras mayores para conseguir que sus bienes los dejaran en testamento a las facultades de estudios eclesiásticos de la Universidad de Navarra". Del mismo modo, recordó el caso de "una adinerada familia madrileña que se enteró, a la muerte de su madre que ésta había cedido todos sus bienes a una obra corporativa del Opus Dei".

Más noticias de Política y Sociedad