Público
Público

El papa reforma el órgano del Vaticano que juzga los delitos contra la fe para reforzar la lucha contra los abusos sexuales

Francisco ha modificado la estructura de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que pasará a dividirse en dos secciones "ante la necesidad de darle un enfoque más adecuado al cumplimiento de las funciones"

El Papa Francisco durante el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano, 13 de febrero de 2022.
El papa Francisco durante el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano, a 13 de febrero de 2022. Giuseppe Lami / Efe / Epa

El Vaticano ha dado un paso importante para la lucha contra los abusos sexuales en la Iglesia este lunes. El papa Francisco ha modificado la estructura interna de la Congregación para la Doctrina de la Fe y ha creado un departamento disciplinario para que trabaje más eficazmente en la lucha contra los abusos sexuales a menores en la Iglesia.

Así, a través de una carta apostólica en forma de motu propio —el equivalente a un decreto ley de efecto inmediato— el papa modifica el organigrama dividiendo la institución dos secciones distintas, de forma que se separan los asuntos doctrinales o teológicos de los disciplinarios. Cada sección tendrá un secretario distinto.

El disciplinario es el que se encarga de los abusos a menores por parte de religiosos, que se ha convertido en uno de los principales problemas a los que se enfrenta la Iglesia en las últimas décadas. Además, la gran mayoría de trabajo que le llega ahora a la Doctrina de la Fe tiene que ver con estos casos.

El papa ha hecho estos cambios para dar "un enfoque más adecuado al cumplimiento de las funciones"

El papa hecho estos cambios, tal y como explica él mismo, para dar "un enfoque más adecuado al cumplimiento de las funciones que le son propias" a esta institución vaticana, que se llamó durante siglos Santa Inquisición y a la que a principios del siglo XX Pío X le cambió el nombre a Santo Oficio, según recoge Europa Press.

Hasta ahora, la Congregación para la Doctrina de la Fe contaba con tres Secciones (Disciplinaria, Doctrinal y Matrimonial) que se ocupaban entre otros asuntos de las cuestiones de custodia de la fe; de las causas de nulidad matrimonial de parejas casadas con personas de otras religiones; y de las relaciones con los lefevbrianos, corriente tradicionalista que no reconoce la mayoría de las reformas acordadas durante el Concilio Vaticano II.

Más noticias