Público
Público

El Parlamento Vasco aprueba la primera iniciativa autonómica contra la "pobreza menstrual" 

La Cámara de Vitoria saca adelante una moción acordada entre Elkarrekin Podemos-IU, PNV y PSE que llama a dar pasos para "erradicar los factores estructurales que generan pobreza y desigualdad en el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos". La ONG Period Spain advierte que el 20% de las mujeres en España sufre esta situación. 

Pleno del Parlamento Vasco
El pleno del Parlamento Vasco en una imagen de archivo. Iñaki Berasaluce / EUROPA PRESS

La lucha contra la pobreza menstrual cuenta por primera vez con una moción aprobada por un Parlamento autonómico. El pleno de la Cámara vasca, con una mayoría abrumadora, ha sacado adelante este jueves una iniciativa que llama a las instituciones a avanzar en la adopción de medidas que pongan freno a esas situaciones que atraviesan las mujeres en situación de vulnerabilidad.

Elkarrekin Podemos-IU, promotora de la iniciativa, ha alcanzando un acuerdo con el bloque gubernamental que conforman PNV y PSE, lo que ha permitido su aprobación. EH Bildu y PP-Ciudadanos también han votado también a favor, mientras que el ultraderechista Vox, con una única parlamentaria, se ha posicionado en contra. 

El paso que estamos dando será clave para otras iniciativas", resumía la parlamentaria de Elkarrekin Podemos-IU Isabel González durante su intervención, en la que todas las formaciones, con excepción de Vox, han coincidido en destacar la necesidad de dar pasos contra la pobreza menstrual.  

En un moción pionera a nivel parlamentario, la Cámara vasca insta al Gobierno de Iñigo Urkullu a realizar "a la mayor brevedad posible" un estudio específico en Euskadi "sobre la salud e higiene menstrual desde una perspectiva integral e interseccional, que aborde los múltiples factores que determinan la pobreza menstrual, el impacto de la misma en la vida y derechos humanos de las mujeres y los colectivos en situación de mayor vulnerabilidad, que sirva de diagnóstico y contenga recomendaciones y/u orientaciones de políticas públicas a desarrollar".

En base a dicho diagnóstico, el Gobierno Vasco, "en cooperación con el resto de administraciones vascas y con organizaciones sociales y expertas en la materia", deberá dar pasos dirigidos a "garantizar la higiene menstrual y erradicar los factores estructurales que generan pobreza y desigualdad en el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos". Dicha planificación tendrá que concretar "medidas para la promoción de la salud, de la educación sexual integral, de la educación y sensibilización de la ciudadanía, y de la promoción, protección y defensa de la autonomía corporal y los derechos sexuales y reproductivos".

"Como es habitual en la definición de la planificación institucional, se definirán los recursos necesarios y la gobernanza necesaria para su desarrollo e implementación, así como la inclusión de mecanismos de evaluación y participación ciudadana en la misma", destaca el texto aprobado este jueves por el pleno del Parlamento Vasco.

Del mismo modo, insta al Gobierno Vasco a "impulsar iniciativas y apoyar todas las iniciativas estatales que impliquen la reducción o gratuidad en el coste de los productos de higiene menstrual, apoyando tanto la aplicación del IVA superreducido a estos productos como su gratuidad completa, así como la realización de un informe sobre el alcance e incidencia de la llamada 'tasa rosa' en el mercado vasco y español".

En esa línea, propone que el Gobierno de España "realice un informe de las actuaciones o acciones tanto políticas como institucionales en los diferentes ámbitos competenciales, que pudieran implementarse para la supresión de la misma, dando traslado del mismo al Parlamento Vasco". 

Ausencia de informes oficiales

La iniciativa impulsada en Euskadi abre así el camino al debate institucional sobre la lucha contra la pobreza menstrual, un asunto que Más Madrid planteó durante la campaña hacia las elecciones autonómicas del pasado 4 de mayo y que el ahora elegido presidente catalán, Pere Aragonès, también introdujo entre sus propuestas electorales. Su partido, ERC, ha presentado una proposición en el Congreso para pedir la gratuidad de los productos de higiene menstrual en los casos de personas en situación de exclusión.

A nivel municipal, el ayuntamiento de Sabadell se convirtió a principios de mayo en el primero de todo el Estado en aprobar una iniciativa contra la pobreza menstrual. La propuesta, que se aprobó con los votos de todos los partidos con representación en el consistorio, había sido impulsada originalmente por Junts Per Sabadell. 

El ejemplo de Escocia

La ONG Period Spain, impulsada a nivel global para acabar con la pobreza y el estigma menstrual, sostiene que el 20% de las mujeres en España padece pobreza menstrual, al tiempo que critica que a día de hoy no existen informes oficiales que analicen las consecuencias de esta realidad. El movimiento ecologista Break Free From Plastic (Libérate del Plástico) ha denunciado en un estudio reciente que una de cada cinco mujeres de la Unión Europea no puede permitirse comprar los productos menstruales básicos. En noviembre pasado, Escocia se convirtió en el primer país del mundo que garantiza productos de higiene menstrual en lugares públicos de forma gratuita. 

Más noticias