Público
Público

El río Henares, contaminado con amonio en la zona cercana al incendio de Chiloeches

Los datos de la Confederación Hidrográfica del Tajo arrojan un pico de este contaminante poco después de que comenzara a arder la planta con miles de toneladas de residuos tóxicos, pese a que las autoridades han descartado que se hayan producido vertidos.

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5

Imagen de los peces muertos en el río Henares. ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

MADRID.- El pasado domingo, dos días después de que ardiera en Chiloeches (Guadalajara) una planta ilegal con 20.000 toneladas de residuos tóxicos, decenas de peces muertos aparecieron flotando en el río Henares, a la altura de la localidad madrileña de Alcalá de Henares.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y la Confederación Hidrográfica del Tajo abrieron una investigación, pero la Unidad Militar de Emergencias (UME), que interviene en la zona, descartó que algún vertido tóxico hubiera llegado al río como consecuencia del incendio y negó que hubiera conexión entre ambos sucesos. Las autoridades y especialistas atribuyeron las muertes a causas naturales, como consecuencia de una disminución de los niveles de oxígeno por las altas temperaturas y el descenso en el caudal del afluente. Sin embargo, los datos oficiales de la estación de Santos de la Humosa, encargada de medir la calidad de las aguas a unos 7 kilómetros aguas abajo de la planta de Chiloeches, arroja datos significativamente diferentes.

Según se observa en las gráficas de la página de la Confederación Hidrográfica del Tajo, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, mientras los niveles de temperatura y oxígeno en el agua permanecieron estables en los días anteriores y posteriores al incendio, sí se refleja, en cambio, un incremento notable de la concentración de amonio.

En concreto, en la noche del 26 al 27 de agosto, unas horas después del incendio, el nivel de amonio en esta zona del río subió de 0,4 partes por millón a 5,6 ppm. Es decir, unas 20 veces más. Los niveles máximos de amonio fijados por el Ministerio para garantizar una buena calidad de las aguas es de 1 parte por millón.

“Cuando se produce un pico de estas características en alguno de los componentes es por un vertido”, señala Raúl Urquiaga, de Ecologistas en Acción, que junto con otras organizaciones conservacionistas como Jarama Vivo están denunciando “la falta de rigor y seriedad” con que las autoridades están tratando el problema. “Desde la Confederación no se están dando datos ni información y la que se está dando no es veraz”, señala Urquiaga, que apunta que los datos de las estaciones de medición se producen automáticamente y que por lo tanto eran conocidos por las autoridades desde el principio.

Aunque Ecolgistas señala que el pico de amonio podría haberse producido por algún otro vertido de forma coincidente o por accidente, creen más probable, dada la fecha y la cercanía, que tengan que ver directamente con el incendio.

Consultada por este diario, la UME ha remitido a la Confederación como la autoridad competente en calidad de las aguas y ha justificado que sus actividades se limitan a labores técnicas de prevención. Público ha consultado a la Confederación del Tajo sobre el pico de amonio, pero a la hora de publicación de este artículo no había obtenido respuesta.

Raúl Urquiaga señala que aunque la calidad del agua del río Henares no es muy buena, no es habitual que se produzcan picos tan pronunciados de amonio u otros componentes tóxicos. “Ha habido vertidos de vez en cuando pero este es un caso excepcional”, asegura.

Más noticias en Política y Sociedad