Público
Público

Vacuna contra la covid ¿Se puede obligar a una persona a vacunarse contra la covid-19?

En España la vacunación no es obligatoria. Las empresas tampoco pueden obligar a sus trabajadores. Hay pocas excepciones en la normativa que permitan a la Justicia decidir sobre este aspecto. Desde el Defensor del Paciente abogan por informar a la población en lugar de imponerla. 

Una enfermera pone una vacuna en Barcelona.
Una enfermera pone una vacuna en Barcelona. Enric Fontcuberta / EFE

erly quizhpe

La vacunación no es obligatoria en España. Desde el Gobierno se ha dejado claro que la vacuna contra la covid-19 es voluntaria. Sin embargo, este miércoles, un juez dictaminó que una anciana de una residencia de Santiago de Compostela debía vacunarse tras la negativa de su hija.

En este caso, la decisión se toma tras conocer el informe forense, que indica la incapacidad de la residente para tomar una decisión por su grado de deterioro cognitivo. La sentencia se remite al "beneficio" de poner la vacuna frente al "riesgo mayor" de no hacerlo.

"El Estado no puede obligar a todo el mundo a vacunarse porque en el artículo 15 de la Constitución se reconoce el derecho a la integridad física", aclara a Público Joaquín Urías, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Sevilla.

Añade que "esa norma tiene alguna excepción, pero muy pocas". "Te puedes encontrar el caso de una persona que no está en su plenitud de sus facultades, un juez controle la autorización que dan o no dan sus familiares. Vigilando si los familiares han tenido en cuenta los intereses de esta persona", afirma el experto. 

"Parece que es lo que ha pasado en este caso", afirma Urías en referencia a la vacunación de la anciana de la residencia de Santiago de Compostela. "Como una persona mayor no podía decidir por sí misma, lo que el juez hace es que sustituye al representante porque cree que este no ha tomado en cuenta todas las ventajas", explica.

La presidenta del Defensor del Paciente: "Creo que hay que convencer a la gente"

Por su parte, la presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, valora este caso como  "absolutamente vergonzoso". "Este país es libre de vacunarse. Si hay alguien que, con su derecho, no quiere que vacunen a su madre porque no tiene poder de decisión, se debería respetar. El respeto y el derecho a decidir está por encima de cualquier otra situación", defiende. 

Flores aboga por mantener informada a la población y recomienda la vacunación. "Creo que hay que convencer a la gente", afirma. "Que se informe y se convenza con documentos, que los hay. Esa es la mejor manera. Con el diálogo podemos conseguir mucho. Imponerlo es un error", añade. 

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), se han posicionado en contra de que la vacunación contra el coronavirus sea obligatoria. "Nos sirve mucho más presentar a la gente los datos, los beneficios y dejar que tomen sus propias decisiones", señaló a principios del pasado mes de diciembre el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, en rueda de prensa.

¿Qué pasa con los menores?

En la primera fase del plan de vacunación se están administrando las dosis a los mayores y personal sanitario de residencias de ancianos y de centros de grandes dependientes. Más adelante está contemplado que se empiece a vacunar a la población infantil, así como a la población adolescente y joven mayor de 16 años. En el caso de los menores de edad, ¿se podría obligar a vacunar en caso de que los padres se opongan?

La OMS se han posicionado en contra de que la vacunación sea obligatoria

En este caso, el profesor Joaquín Urías, afirma que los menores no pueden decidir, pero para obligar a los padres a vacunar hay que demostrar que existe un riesgo evidente. Sin embargo, explica que habría que ver caso por caso y su factor de riesgo.

Desde la Asociación del Defensor del Paciente insisten en la importancia de la libertad a la hora de decidir. "El camino de 'levantar el palo' no considero que sea bueno para nadie porque te retrae", afirma Flores. 

La legislación protege el derecho de la ciudadanía a elegir. Y, hasta ahora, el Gobierno mantiene la postura voluntaria de la vacunación y apela a la responsabilidad de la población. Si el Ejecutivo cambiara de postura, tendría que recoger dicha obligatoriedad en una ley. En ese sentido, el ministro de Sanidad Salvador Illa, afirmó el pasado mes de noviembre que si la situación epidemiológica empeoraba, el Gobierno cuenta con las "herramientas" legales para hacerla obligatoria. "Creo que la ciudadanía va a reaccionar bien, por tanto no creo que haga falta hacerla obligatoria, aunque es algo que no podamos descartar", afirmó el ministro durante una entrevista a TVE. Para este supuesto, se podría amparar en la ley de Bases de Sanidad nacional de 1944 y la ley orgánica 3/1986 de medidas especiales para la salud pública.

¿Puede una empresa obligar a sus trabajadores?

Las empresas no pueden obligar a sus trabajadores a ponerse la vacuna. La abogada laboralista de Ecija, Marta del Campo, explica a Público que en determinados sectores "como el biosanitario", su normativa específica que la empresa tiene la obligación de poner la vacuna a disposición a sus empleados cuando esta sea "eficaz para el riesgo detectado". Del Campo aclara que esto no implica su obligatoriedad. Se trata, por tanto, del deber de la empresa de "facilitar la vacuna" a los trabajadores de sectores concretos como médicos y médicas, enfermeros y enfermeras o dentistas. En todo caso, la disposición de la vacuna no debe tener ningún gasto para el trabajador y se deberá emitir un certificado de la vacuna que se ha administrado. 

La abogada laboralista, Marta del Campo, afirma que si se despide a un trabajador por no vacunarse sería improcedente 

Si la empresa obliga a sus trabajadores a vacunarse pero estos se niegan, ¿qué puede ocurrir? La experta afirma que es posible que la empresa decida despedirte o sancionarte con una suspensión de empleo y sueldo durante unos días determinados, pero Del Campo advierte de que se trataría de un despido o una sanción improcedente dado que el incumplimiento o desobediencia que se imputa al trabajador o trabajadora, no está recogido en ninguna norma.

¿Pueden las empresas pedir a los candidatos a un puesto de trabajo estar vacunados? Marta del Campo expone que las empresas pueden determinar una serie de requisitos, siempre que no sean discriminatorios. Así se establece en el artículo 14 de la Constitución, donde se recoge que "los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social". Del Campo indica que, dado el carácter amplio de tal previsión ('circunstancia personal'), se estaría ante un caso de conducta discriminatoria con consecuencias legales para la empresa. Sin embargo, también destaca que es muy complicado demostrar que efectivamente no se le ha contratado por ese motivo, salvo que se tuviese un email o prueba que así lo indique. 

El registro de vacunación

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, afirmó a finales del pasado mes de diciembre durante una entrevista en La Sexta que se elaborará un "registro de quienes rechacen la vacuna compartido con la Unión Europea". "No es un documento para hacer público y se va a hacer con el máximo respeto a la protección de datos", aclaró el ministro.

En este sentido, Carmen Flores, por su parte, quiere dejar claro que hay una ley de protección de datos que impide a cualquier Gobierno, hospital o farmacéutica que se publiquen o se den a terceros los datos clínicos de las personas. "No podría hacerlo público", sentencia.

Joaquín Urías afirma que hacer el registro no plantea ningún problema. "Ahora, para qué se va a usar, es diferente", puntualiza. "Si el registro de personas vacunadas se va a usar, por ejemplo, para permitir moverse por la calle, posiblemente eso es ilegal", aclara. "El mero hecho de hacer un registro, a priori, no es ilegal", añade. 

Más noticias