Público
Público

Violencia de género y coronavirus Indignación en el Ministerio de Igualdad ante el afán de Interior por minimizar la violencia machista en cuarentena

El equipo del ministro Marlaska ha anunciado ya en dos ocasiones que la violencia de género ha disminuido un 40% desde la declaración del estado de alarma, ignorando que la cuarentena dificulta enormemente la presentación de denuncias y yendo en contra de los esfuerzos de Igualdad por concienciar.

el director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, el comisario principal José Ángel González, durante la rueda de prensa ofrecida este lunes por el Gobierno para informar de la evolución de la pandemia del Coranovirus
El director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, el comisario principal José Ángel González, durante la rueda de prensa ofrecida este lunes por el Gobierno para informar de la evolución de la pandemia del Coranovirus / EFE-Moncloa

marisa kohan

"Estamos indignadas". Así resume una fuente del Ministerio de Igualdad la sensación generalizada en este equipo de trabajo tras ver cómo, por segunda vez en menos de una semana, el Ministerio de Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska minimiza públicamente el especial riesgo que afrontan las mujeres víctimas de violencia de género en este período de cuarentena forzosa.

El director adjunto operativo de la Policía Nacional, el comisario José Ángel González, ha declarado este lunes en la rueda de prensa en la que se informa sobre la evolución de la pandemia, que este tipo de agresiones machistas se han reducido un 40% desde que se pusieron en marcha las medidas de confinamiento, sin precisar si este dato corresponde al número de denuncias ni matizar de ningún modo la cifra. Ello, a pesar de que el propio Ministerio de Igualdad acaba de lanzar una ambiciosa campaña a través de las redes sociales para ayudar a estas mujeres a presentar denuncia a través de canales ya existentes y de otros nuevos, precisamente por temor a que las denuncias se frenen debido a las limitaciones impuestas por la cuarentena.

La campaña del ministerio que dirige Irene Montero, bajo el nombre de "Estamos contigo. La violencia de género la paramos unidas" saltó a las redes sociales y los medios de comunicación a primera hora de la mañana del pasado jueves 26 de marzo. Su objetivo primordial era recordar a las víctimas, y a la sociedad en su conjunto, que el confinamiento coloca a las mujeres en una situación de riesgo agravado y dificulta enormemente la posibilidad de denunciar o de pedir ayuda. De ahí que la campaña incluyese una guía de recursos, algunos de nueva creación, destinados a facilitar este proceso.

La Policía dice que algunas personas pretenden alarmar sobre supuestos incrementos en el número de delitos cometidos en relación a la violencia de género. "Esa información es falsa"

Apenas unas horas después de ser lanzada la campaña, el director operativo de la Policía Nacional, el comisario José Ángel González, afirmaba en la rueda de prensa que ofrece cada día el Comité de Seguimiento de la covid-19 que "se está detectando a través de las redes sociales cómo algunas personas pretenden alarmar sobre supuestos incrementos en el número de delitos cometidos en relación a la violencia de género o doméstica. Esa información es falsa. En los diez primeros días en los que ha estado vigente el estado de alarma, los datos de violencia de género y doméstica se han reducido considerablemente en comparación con el mismo período del año pasado, al igual que el resto de la delincuencia".

Este lunes, en el turno de preguntas tras informar sobre la situación de la pandemia y las medidas de confinamiento, un medio se interesó por las medidas adicionales que las fuerzas de seguridad del Estado iban a adoptar para atajar un posible incremento de este tipo de violencias. Concretamente MadridDiario consultaba si España habilitará lugares específicos para acoger a mujeres maltratadas tal como han decidido hacer nuestros vecinos franceses, y qué datos se barajan sobre este tipo de violencia.

En su respuesta, el responsable policial afirmó que "desde el inicio del estado de alarma han descendió un 40%, por lo cual de momento no tenemos ese problema". El jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, presente también en la comparecencia, quiso reforzar las palabras de su compañero y afirmó que "desde el ámbito de la Guardia Civil [tenemos] la misma impresión que tiene la Policía Nacional. No tenemos esas noticias. Antes al contrario, estamos constantemente con entrevista personal o a través del teléfono con las víctimas de género y no nos están transmitiendo este tipo de inquietudes".

Igualdad ha mostrado su malestar y asegura que hay contactos con Interior a nivel de ministros

Fuentes del Ministerio de Igualdad han mostrado su total malestar por la forma en la que se está manejando esta información y han asegurado que se han activado contactos con el ministerio del Interior a nivel de ministros. 

De hecho, el ministerio que dirige Irene Montero ha hecho público este mismo lunes su intención de suplir con habitaciones de hotel las posibles falta de espacio en las casas de acogida para las mujeres que sufran violencia de género, adelantándose así a un posible incremento en la demanda de este tipo de servicios. Recientemente, también, el Ayuntamiento de Palma ha solicitado a algunas entidades financieras que pusieran a disposición del consistorio 14 viviendas que se encuentran vacías en la ciudad para que puedan ser utilizadas para realojar a mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos e hijas debido a que las casas de acogida están ya casi al límite.

​Para Graciela Atencio de Feminicidio.net, experta en el manejo de datos de violencia de género, "el discurso de las fuerzas de seguridad rema en contra de la campaña del Ministerio de Igualdad, que justamente se basa en que en situaciones de catástrofe o emergencia como la que estamos viviendo, aumenta la violencia de género y el estado de vulnerabilidad de las víctimas. No olvidemos que durante el confinamiento aumenta el control y las situaciones de maltrato. De ahí que sea fundamental que las campañas de sensibilización se dirijan al entorno de la víctima, familiares, conocidos y vecinos".

Para esta experta, las declaraciones "tienen una lectura muy peligrosa, sobre todo si viene de las fuerzas de seguridad del Estado. Confunden a la ciudadanía al referirse sólo a las denuncias de violencia de género, cuando expertos y estudios coinciden en que la violencia de género en sus distintas manifestaciones se denuncia en un porcentaje ínfimo".

En confinamiento la violencia de género se incrementa

No se trata de meras conjeturas. Existe evidencia de que en momentos en los que existe un mayor nivel de encierro o confinamiento los niveles de violencia de género tienden a incrementarse exponencialmente. De la misma forma que desciende la capacidad de las mujeres para denunciar y buscar protección.

Las organizaciones feministas y el propio Ministerio de Igualdad han advertido del incremento del riesgo basado en que las estadísticas históricas que indican que hay relación entre los periodos de convivencia más intensa (vacaciones de verano y Navidad, por ejemplo), con el de malos tratos e incluso de asesinatos.

Por eso, algunas expertas entienden que las declaraciones realizadas en los últimos días por las Fuerzas de Seguridad del Estado que minimizan un posible repunte de esta violencia durante el confinamiento, suponen una auténtica contracampaña que minimiza los esfuerzos del propio Gobierno para concienciar sobre la importancia de estar vigilantes y denunciar los abusos.

Para Marisa Soleto, presidenta de la Fundación Mujeres, el hecho de que las denuncias puedan haber disminuido, si a eso se refieran las declaraciones de los responsables de la seguridad, "no significa necesariamente que la violencia haya reducido, sino que puede deberse a una menor posibilidad de poner la denuncia debido al confinamiento y la convivencia directa con el maltratador".

Atencio recuerda que según los datos arrojados por la última Macroencuesta realizada sobre la violencia de género en 2015, el 12,5% de mujeres refiere haber sufrido violencia física o sexual de sus parejas o exparejas a lo largo de su vida en España. "Este dato extrapolado a toda la población femenina, supone que más de 2,5 millones de mujeres podrían haber sufrido estas agresiones. Y según este mismo estudio, siete de cada 10 mujeres que han sido víctimas de violencia de género no lo han denunciado". Esta experta resalta que de los 17 asesinatos por violencia de género registrados oficialmente, en sólo dos de los casos había habido denuncia previa.

En unas recientes declaraciones a este diario a raíz del inicio de confinamiento, la jurista Lucía Avilés, portavoz de la Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE), explicaba que "los confinamientos traen consigo la obligación de convivir con el posible agresor, así como un control de las comunicaciones y, al tener coartada la libertad de movimiento, muchas mujeres sienten reducidas sus posibilidades de pedir ayuda. No se trata de meras hipótesis. Existen datos recientes que demuestran que en China durante el confinamiento por la enfermedad se dio un repunte de la violencia de género".

Más noticias de Política y Sociedad