Público
Público

Willy Toledo declara ante el juez por cagarse en Dios: "Es aberrante que exista un delito de blasfemia"

El actor se ha sentado este lunes ante un juez por unos comentarios publicados en Facebook en 2017. La acusación pide 22 meses de multa para él. La Fiscalía considera que los hechos "no son constitutivos" de delito.

El actor Willy Toledo en el juicio en el que se le acusa de delitos contra la libertad de conciencia y ofensa a los sentimientos religiosos. / EUROPA PRESS
El actor Willy Toledo en el juicio en el que se le acusa de delitos contra la libertad de conciencia y ofensa a los sentimientos religiosos. / EUROPA PRESS (Ricardo Rubio)

agencias | público

"Yo soy ateo y me cago en Dios todos los días, cada vez que se me cae un plato en el dedo gordo del pie y me hace daño, como hacemos la mayoría de ciudadanos de este país. Y voy a a seguir diciendo todo lo que me salga de las orejas decir", ha dicho Willy Toledo a su entrada a los juzgados este lunes. En el juicio —al que asistió como acusado por un delito contra los sentimientos religiosos— ha declarado que su intención no fue ofender a los católicos sino realizar una crítica política. 

El Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid ha celebrado este lunes el juicio a Willy Toledo, para quien la Asociación de Abogados Cristianos ha pedido que sea condenado a una multa de doce meses -en la cuota diaria que estime la jueza- por un delito contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos por unos comentarios que publicó en Facebook. 

Tanto la fiscal como la defensa han pedido la absolución del actor, que ha reconocido que escribió los mensajes de Facebook pero en el ejercicio de su libertad de expresión en un contexto de crítica política. En la publicación del 12 de octubre de 2015 dijo: "Me cago en la Virgen del Pilar y me cago en todo lo que se menea". Y el 5 de julio de 2017 publicó: "Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María".

"A mi me ofenden los discursos homófobos, racistas, machistas, pero no voy por la vida denunciando", ha añadido Willy Toledo. "Ahora solo está la acusación de esta asociación ultraderechista y fundamentalista de abogados cristianos, cuya función en la vida es perseguir a los no cristianos", ha afirmado el interprete.

La Asociación de Abogados Cristianos solicita además que el actor sea condenado a otra multa de diez meses por un delito de obstrucción a la justicia por no comparecer ante el juez instructor en 2018, tras haber sido citado para declarar. La abogada de la acusación y presidente de la asociación. Polonia Castellanos, ha reclamado asimismo que indemnice a esta organización con 500 euros. 

El actor ha explicado que decidió no acudir a los juzgados de instrucción como "desobediencia civil" para que "el mundo sepa que en este país aún se está persiguiendo a gente por delito de opinión y por ofensa a sentimiento religioso, es decir, blasfemia". Por su parte, el defensor, Endika Zulueta, ha solicitado que se condene a dicha asociación a pagar todos los gastos del juicio por actuar con temeridad y mala fe procesal.

"No tuve la intención de ofender a los católicos"

"No tuve la intención de ofender a los católicos ni a los musulmanes, ni a los hebreos ni a los seguidores de la secta del espagueti volador, pues cada creencia es libre", ha apostillado el actor durante el juicio.

Ha recordado que además siente un "profundo respeto y admiración por católicos como el párroco de Entrevías (un barrio de Madrid)", con el que colabora, que él fue bautizado por el cura de Palomeras y que en todo caso sus críticas van dirigidas a la jerarquía de la Iglesia.

En cuanto al mensaje del 12 de octubre de 2015, ha dicho que se enmarca en una crítica de la fiesta nacional, ya que "es el día en el que comenzó el genocidio y el expolio contra los pueblos de América".

En cuanto al publicado el 5 de julio de 2017 ha indicado que fue una crítica a la decisión de una jueza de llevar a juicio a tres mujeres por participar en Sevilla en la procesión del coño insumiso el 1 de mayo para protestar contra el paro y la precariedad. Willy Toledo ha deseado que este sea el último juicio por este tipo de delitos y que sean derogados.

La fiscal ha estimado que procede la absolución, porque, aunque los mensajes contienen "exabruptos de mal gusto, las faltas de respeto no son constitutivas de delito".

Delito de apología

En referencia a las medidas que pretende adoptar el nuevo gobierno respecto a la apología al franquismo, Willy Toledo ha señalado que le "parece una vergüenza que se pueda judicializar a nadie por decir ¡Viva Franco!". "Me da asco que lo digan, pero me parece más repugnante que se pueda acabar en el banquillo", ha insistido.

A las puertas del juzgado se ha concentrado un grupo de apoyo a Willy Toledo, entre los que se encontraba el exdiputado Diego Cañamero y miembros de Europa Laica, quienes han acompañado al actor a la entrada del juzgado, mientras gritaba "todos somos Willy Toledo" y "Libertad de expresión". También asistió el cantante de Def con Dos, César Strawberry, que fue condenado a un año de cárcel por enaltecimiento del terrorismo, cuyo recurso tiene previsto estudiar el Tribunal Constitucional en un próximo pleno.

En declaraciones a los periodistas, Strawberry ha comentado que "la persecución a artistas parece que se ha puesto de moda". Ha añadido que "este clima surrealista judicial español" lo disfrutarían mucho "Berlanga o José Luis Cuerda", aunque ha remarcado el "daño laboral" que provoca a los artistas

Más noticias de Política y Sociedad