Publicado: 24.07.2014 07:00 |Actualizado: 24.07.2014 07:00

"El alcalde de Torremolinos es el Putin de la Europa del Sur"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pasado 17 de julio saltaba la polémica en la localidad malagueña de Torremolinos. El Ayuntamiento del Partido Popular decidió vetar las actuaciones de transformistas en una entrega de alimentos a comedores sociales organizada por una asociación de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales (LGTB) COLEGA, que tenía previsto celebrarse el próximo 25 de julio.

El motivo esgrimido desde el Consistorio es que la plaza en la que debería tener lugar el espectáculo está cerca de un parque en el que suele haber familias con niños, muy frecuentado a la hora en las horas en las que tenían previsto realizarse dichas actuaciones.

Por eso, como reacción a esta prohibición, el colectivo ha decidido convocar una concentración de transformistas, drag queen y travestidos para el próximo viernes a partir de las 18:00 horas en la plaza de La Nogalera, a la que la citada organización calcula que acudirán alrededor de 1.500 personas de toda España.

Este miércoles, la Asociación de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales de Torremolinos, COLEGA-Torremolinos, miembro de la Federación Andalucía Diversidad LGTB, emitió un comunicado de prensa en el que condenan "la deriva reaccionaria" del Ayuntamiento regido por Pedro Fernández Montes, después de que éste decidiese prohibir "directamente la realización del llamado Orgullo Solidario".

"La represión de Pedro Fernández nos acerca a otros países del mundo como Rusia y otros países de Este de Europa o en África", denuncian

La postura del edil conservador le ha valido para granjearse, en dicho comunicado, la comparativa con el presidente ruso, Vladimir Putin, cuya fobia hacia estos colectivos es sobradamente conocida. Santiago Rubio, presidente de la asociación, declaraba a tenor de la decisión del Consistorio de la localidad andaluza su pesar por lo que considera un retroceso en el ámbito de las libertades de los LGTB.

"Hoy es un día nefasto para las libertades y la diversidad en nuestro país, y que nos acerca a otros países del mundo como Rusia y otros países de Este de Europa o en África, donde está prohibida la celebración de las Marchas del Orgullo Gay o pro derechos LGBT. En estos momentos sin duda el Sr. Alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, se ha convertido en el nuevo Putin del sur de Europa, intentando desbancar al primer Putin en represión y censura de la diversidad sexual y los derechos humanos".

Rubio condena duramente en su mensaje la decisión tomada por el Ayuntamiento de la localidad, tachándola de homófoba, represiva y propia de la época franquista. "La homofobia institucionalizada del Ayuntamiento de Torremolinos ha continuado en su deriva reaccionaria, digna continuadora de la política represora durante el Franquismo en España. El Sr. Alcalde nos quiere ver a gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y transformistas, no en las calles y plazas exigiendo y defendiendo nuestros derechos, sino en los bajos y los sótanos como ratas en La Nogalera, ocultos y sumisos en la noche", apuntó.

La decisión del consistorio de Torremolinos de invertir el dinero que iba a ser destinado en la celebración del evento para comprar alimentos y repartirlos entre los distintos comedores sociales (830 euros) ha sido acogida con una gran carga de ironía por parte del presidente de COLEGA, quien invita al alcalde a imitar ese comportamiento cuando en el municipio se celebren eventos de otra índole.

"Nos alegraría sobremanera de que a partir de ahora también se donara en alimentos a los comedores sociales de Torremolinos no sólo el dinero de nuestro acto, sino también el de los numerosos actos que organizan las iglesias evangélicas, coros rocieros, verbenas populares, y hasta los gastos municipales que suponen todo tipo de procesiones y romerías. Tendríamos así de esta forma los comedores sociales del municipio surtidos todo el año, y no abandonados y despreciados como hasta el momento", añade Santiago Rubio.

"Ahogaremos la intolerancia y la homofobia de este Ayuntamiento", asegura Rubio

En su camino por poder disponer de la vía pública para celebrar sus actos como cualquier otra organización de Torremolinos, Santiago Rubio ha anunciado que acudirán al Defensor del Pueblo de Andalucía para denunciar esta discriminación del Consistorio. "No nos amilanaremos, no nos callaremos, y como los hechos del bar Stonewall que dieron lugar al Orgullo Gay en Nueva York, desde Torremolinos, pasando por Madrid, Barcelona, Sevilla, Córdoba o Granada está creciendo una ola de indignación y protesta que amenaza con ahogar la intolerancia y la homofobia de este Ayuntamiento que lleva años imponiendo una mordaza a sus ciudadanos. Sr. Alcalde el día de la ira y de la indignación está aquí en forma de la proclamación del Día Internacional del Transformismo como forma de transformar esta ciudad y determinadas mentalistas estrechas y ancladas en un pasado dictatorial y unas formas mafiosas. Todo nuestro apoyo al movimiento ciudadano espontáneo de 'Caravana de Travestis' y otras iniciativas que congregarán el próximo 25 de Julio en la Plaza de La Nogalera una ola de indignación, protesta e ira", sostiene.

Por ello, Rubio ha convocado tanto a las instituciones públicas como a los ciudadanos de a pie para que acudan este viernes a la Plaza de la Nogalera para mostrar su apoyo al colectivo de los LGTB a partir de las 18.00 horas. "Pedro Fernández Montes representa a la homofobia rancia e intransigente, a la intolerancia y al control ciudadano. No más sumisión y silencio, no más invisibilidad y ocultación. Basta ya de tanta intolerancia y homofobia institucionalizada. Exigimos la dimisión inmediata del Sr. alcalde y de todo su equipo de gobierno, que están entrando a forma parte en los anales de la Historia de la infamia y la intransigencia en España", finaliza el presidente de la asociación.