Público
Público

Los atacantes de Mumbai se entrenaron en Pakistán, según India

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Krittivas Mukherjee

Investigadores de India dijeron el lunes que los extremistas que atacaron Mumbai se sometieron a meses de entrenamiento en Pakistán, lo que incrementa el riesgo de un intensificación de la tensión entre los países vecinos dotados de armas nucleares.

Mientras, en India aumentan las recriminaciones y la crisis ha provocado la renuncia de un segundo alto cargo del partido gobernante del Congreso.

En el país crece la indignación contra los servicios de inteligencia, que según muchos indios no hicieron nada para evitar que 10 extremistas islámicos asediaran a la capital financiera de la India durante tres días con ataques coordinados que dejaron 183 muertos.

Los ataques contra dos de los hoteles de lujo más conocidos de Mumbai y otros lugares destacados de esta ciudad de 18 millones de habitantes son un gran contratiempo para las relaciones entre India y Pakistán, que estaban mejorando.

La Casa Blanca dijo que la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, visitará India el miércoles, subrayando la seriedad con la cual Washington ha visto los ataques.

"No quiero apresurarme a sacar ninguna conclusión sobre esto, pero pienso que es tiempo de una completa, absoluta, total transparencia y cooperación y eso es lo que esperamos (de Pakistán)", dijo a periodistas que viajaban con ella a Londres.

Rice minimizó la amenaza de conflicto entre ambos países, que casi se enfrentan en una guerra en 2002 después de un ataque contra el Parlamento indio también adjudicado a radicales pakistaníes.

"Esta es una relación diferente a la que era hace unos años atrás. Obviamente ellos comparten un enemigo común porque los extremistas en cualquier forma son una amenaza para los pakistaníes así como para los indios", dijo Rice.

ENTRENAMIENTO PAQUISTANÍ

Un equipo de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos se encontraba en Mumbai el lunes para ayudar con las investigaciones sobre los ataques, en los cuales murieron seis estadounidenses, dijo un portavoz de la embajada del país norteamericano en India.

Dos importantes investigadores de India dijeron a Reuters bajo la condición del anonimato que la evidencia tomada de los interrogatorios a Azam Amir Kasav, el único de los 10 hombres armados que no murió, demostraba claramente que los paquistaníes habían tenido algún tipo de participación en el ataque.

El joven de 21 años, con su cabeza rapada y que habla un inglés fluido, fue fotografiado durante el ataque vistiendo una remera negra con el logo de Versace. El ha dicho que su equipo recibió órdenes de "su comando en Pakistán", informaron oficiales de policía.

El entrenamiento fue organizado por el grupo radical Lashkar-e-Taiba y conducido por un ex miembro del Ejército pakistaní, dijo a Reuters un oficial de policía cercano a la investigación en condición de anonimato y quien argumentó que no estaba autorizado para dar declaraciones.

Otro alto oficial comentó también a Reuters que los atacantes "se sometieron a un entrenamiento en varias fases, que incluyó entrenamiento en manejo de armas, fabricación de bombas, estrategias de supervivencia, supervivencia en un ambiente marino y hasta hábitos alimenticios".

El nuevo ministro del Interior de India, nombrado después de los ataques, dijo el lunes que el Gobierno responderá enérgicamente a las amenazas en contra de su país.

"Quiero asegurar a la gente en nombre del Gobierno que responderemos con determinación y firmeza a la grave amenaza contra la nación india", dijo a periodistas Palaniappan Chidambaram.

"Reconozco que hay un sentimiento de angustia y profundo shock entre la gente de India. Esta es un amenaza a la misma idea de India, a la misma alma de India", agregó.

Nueva Delhi no ha acusado al Gobierno de Islamabad de ser responsable, pero expresó su profunda frustración ante la incapacidad o falta de voluntad de su vecino para prevenir que grupos militantes usen su suelo para preparar ataques contra ciudades indias.

El presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, ha instado a India a no castigar a su país por los ataques, argumentando que los extremistas podrían precipitar una guerra, informó el lunes el Financial Times.