Público
Público

Blanco acusa al PP de "agitar la antigua bandera del se rompe"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, ha acusado hoy al PP de volver a "agitar la antigua bandera del se rompe", en esta caso referido a la caja única de la Seguridad Social tras el acuerdo con el PNV para los presupuestos.

Blanco ha participado en Mérida en el acto inaugural de la Conferencia Política del PSOE de Extremadura, junto al secretario general de los socialistas extremeños y presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y su antecesor en el cargo, Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

El ministro de Fomento ha reiterado a lo largo de su intervención que el PP representa el pasado y lo antiguo y le ha acusado de falta de originalidad al afirmar ahora que se rompe la caja única de la Seguridad Social con el traspaso de las bonificaciones empresariales al País Vasco.

En ese sentido, ha recordado que los populares también dijeron que se rompía España y la familia y ha asegurado que ni eso ni la caja única de la Seguridad Social "se va a romper, pese a quien le pese".

Ha acusado también al PP de "intentar por todos los medios generar desconfianza e incertidumbre" al tratar de impedir que salga adelante la reforma laboral o los presupuestos de 2011, ya que, a su juicio, "Rajoy lo apostó todo a la crisis y quiere cobrarselo pronto".

Blanco se ha mostrado convencido de que se va a salir de la crisis, "a pesar de los palos en las ruedas" que trata de poner el PP, y ha destacado que en estos momentos Rodríguez Zapatero "sigue siendo la persona que encarna mejor el proyecto de reforma, de cambio y de visión de futuro" que España necesita.

En su opinión, "Rajoy es cualquier cosa menos una expectativa estimulante de futuro", por lo que se ha mostrado convencido de que perderá las elecciones, al igual que ocurrirá con el PP en Extremadura y en los principales municipios de la región.

También ha reconocido que en estos "tiempos difíciles", con "una crisis demasiado larga", los políticos y el presidente del Gobierno generan desconfianza, pero ha dicho que mientras esta situación en el caso de Rodríguez Zapatero es "coyuntural", la desconfianza que genera Mariano Rajoy "es crónica, es decir, no tiene arreglo".

José Blanco ha destacado que siempre ha sido el PSOE el que ha tenido que hacer las reformas necesarias para consolidar el estado del bienestar, como la reconversión industrial de los años 80 o la reforma de las pensiones en 1985.

En esa misma línea, ha situado la actual reforma laboral y ha especificado que "quien no evoluciona de acuerdo con los nuevos tiempos, no es progresista, sino conservador" .

Por ello, ha dicho no comprender la convocatoria de huelga general del próximo día 29, aunque la respeta, ya que, "con cuatro millones de parados, no podíamos quedarnos de brazos cruzados".

Ha resaltado, además que la reforma laboral "no es suficiente para crear empleo, pero sí generará las condiciones para volver a la senda de la recuperación económica".

Blanco se ha referido también a las acusaciones que recibe el Gobierno de dar "bandazos y volantazos" en su política económica, pero ha agregado que "sería incomprensible que al ir por una carretera llega de curvas pudiéramos mantener el volante fijo".

Tanto Guillermo Fernández Vara como Juan Carlos Rodríguez Ibarra han insistido en que el PSOE es un partido reformista que debe asumir los retos que se le presentan en un momento que han definido no cómo una época de cambios sino como un cambio de época.

En ese sentido Rodríguez Ibarra ha dicho que "los tiempos pasados no van a volver" y que en la nueva etapa de incertidumbre que ahora se abre hay que apostar por una sociedad que "esté capacitada para el riesgo, para hacer cosas nuevas, para fracasar y para reintentarlo".

Fernández Vara, de quien Blanco ha dicho que es actualmente "una referencia del socialismo español", ha advertido que el desinterés actual de la política a quien más daño hace es a las ideas progresistas" y ha defendido que "lo clásico del socialismo es que ha sido siempre un modelo profundamente innovador".

Un total de 490 delegados, entre los que se encontraba el secretario regional de UGT, Francisco Capilla, se dan cita en la Conferencia Política del PSOE de Extremadura, pertenecientes a distintas fundaciones y asociaciones, para debatir las líneas básicas ideológicas que luego se trasladarán a los programas electorales.