Público
Público

Consumir soja en la niñez reduciría el riesgo de cáncer de mama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las mujeres que consumíansoja con regularidad en la niñez tendrían bajo riesgo dedesarrollar cáncer de mama, sugirió un nuevo estudio sobreasiáticas estadounidenses.

Los autores hallaron entre casi 1.600 mujeres asiáticasestadounidenses, con o sin cáncer de mama, que aquellas que mássoja consumían tenían menor riesgo de desarrollar laenfermedad. Pero el efecto protector más significativo lo tuvola frecuencia de consumo de soja en la niñez.

Las participantes que habían consumido soja de maneraregular (una o más veces por semana) cuando eran niñas eran un60 por ciento menos propensas a desarrollar cáncer de mama quelas mujeres que habían consumido menos cantidad de soja en esaetapa de la vida.

En tanto, el consumo regular de soja en la edad adultaestuvo asociado con un 25 por ciento menos riesgo dedesarrollar la enfermedad.

Los resultados, que aparecen en Cancer Epidemiology,Biomarkers and Prevention, reproducen a los de estudiosprevios, que habían sugerido que la soja protegería del cáncerde mama.

Pero agregaron que el consumo de soja en la niñez seríaespecialmente importante.

Aun así, los autores opinaron que es muy pronto para hacerrecomendaciones.

"Es el primer estudio que evalúa el consumo de soja en laniñez y el riesgo posterior de desarrollar cáncer de mama, yeste único resultado no es suficiente para realizarrecomendaciones de salud pública", declaró la autora principal,la doctora Regina G. Ziegler, del Instituto Nacional delCáncer, en Estados Unidos.

"Otros estudios deben replicar estos resultados", agregó através de un comunicado de la revista.

Se desconoce por qué la alimentación rica en soja estáasociada con una reducción del riesgo de cáncer de mama.

En este estudio, el equipo dirigido por Ziegler intentóidentificar los efectos del estilo de vida al preguntarles alas mujeres cómo había sido su vida "occidental" u "oriental"en la niñez y la edad adulta.

Aun tras considerar esos factores, el consumo de soja en laniñez seguía asociado con un bajo riesgo de desarrollar cáncerde mama, mientras que la conexión entre el consumo de esealimento en la edad adulta y el riesgo de cáncer de mama tendíaa debilitarse por algún motivo.

Algunos investigadores sospechan que los compuestos de lasoja similares al estrógeno, llamados isoflavonas, brindaríanalgún tipo de protección mamaria.

Las isoflavonas inhibirían la actividad del estrógeno,promoverían la destrucción de las células anormales yreducirían la inflamación en el organismo.

La exposición a las isoflavonas de la soja en los primerosaños de vida sería, para los autores, especialmente importantepara disminuir el riesgo de cáncer de mama.

Estudios con animales habían demostrado que la sojapromovería la maduración temprana del tejido mamario y unamayor resistencia a las sustancias promotoras del cáncer,explicaron en el artículo publicado.

FUENTE: Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention,abril del 2009.