Público
Público

El crudo de Texas cierra a un precio récord de 100,01 dólares en Nueva York

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El precio del barril de crudo de Texas subió hoy un 4,7 por ciento y cerró a un precio récord de 100,01 dólares en Nueva York, en una jornada en la que alcanzó por tercera vez en este año ese nivel y los valores de los combustibles subieron también con fuerza.

Al cierre de la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en marzo añadían 4,51 dólares y finalizaban por primera vez por encima de cien dólares.

El precio del barril de petróleo WTI llegó en los últimos minutos de actividad en el parqué del NYMEX hasta los 100,10 dólares, con lo que superó en un centavo el máximo histórico que había tocado en la sesión del 3 de enero.

A pesar de ello, tanto en aquella ocasión como en la sesión del día anterior, en la que el precio del crudo tocó por primera vez los cien dólares, no se logró mantener ese nivel al cierre.

La fuerte escalada en el precio del crudo, que se sitúa en cifras nunca vistas desde que comenzaron a negociarse en 1983 estos contratos en el NYMEX, estuvo impulsada por el notable encarecimiento que registraban los combustibles.

Los contratos de gasolina para entrega en marzo aumentaron su precio en unos 11 centavos y finalizaron a 2,6031 dólares el galón (3,78 litros), después de llegar también a un valor récord de 2,6189 dólares.

Los contratos de gasóleo de calefacción para ese mismo mes finalizaron a un precio de 2,7614 dólares/galón, también unos 11 centavos más que el día anterior.

Los contratos de gas natural para entrega en marzo añadieron 31 centavos a su precio anterior y terminaron a 8,97 dólares por mil pies cúbicos.

Los operadores neoyorquinos reanudaron hoy la actividad, después de un largo paréntesis en el que el lunes fue festivo y de que se conoció que ayer también se registró una explosión en una refinería de la empresa Alon en Texas, que ha paralizado su actividad.

La compañía informó hoy de que tres de los cuatro trabajadores heridos en la explosión salieron del hospital.

Jeff Morris, presidente y consejero delegado de la compañía, señaló en un comunicado de prensa que se estaban diseñando planes alternativos para continuar el suministro de combustibles y otros productos derivados del petróleo a sus clientes, así como para reanudar las actividades lo antes posible.

"Con base en nuestras estimaciones preliminares, nuestro objetivo es reanudar de forma parcial las operaciones en aproximadamente dos meses", señaló Morris.

Poco después de actualizar la información sobre el suceso, la empresa aumentó la presión compradora en el mercado neoyorquino y se aceleró la tendencia alcista que habían mostrado los precios desde los inicios de la sesión.

El mercado neoyorquino es muy sensible a cualquier noticia alusiva a interrupciones imprevistas de la actividad en las refinerías, por coincidir con el inicio de tareas periódicas de mantenimiento antes de incrementar las empresas la producción de gasolina en los meses de primavera en EE.UU.

La escala de los precios coincidía además con un debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas, lo que suele animar el deseo de invertir en materias primas que como el petróleo y el oro, entre otras, se negocian en dólares en los mercados internacionales.

Los expertos relacionaban también el repunte de hoy en los precios con expectativas de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) podría decidir el próximo mes reducir sus cuotas de producción, en previsión de un descenso de la demanda de crudo durante el segundo trimestre del año.