Público
Público

"España vive un retroceso radical en libertades individuales"

Coincidiendo con el Día Internacional de la Libertad de Prensa la Unió de Periodistes Valencians celebra la 36ª edición de los Premis Llibertat d'Expressió y galardona a la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI).

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:

Premios por la Libertad de expresión de la Unió de Periodistes

Este miércoles, Día Internacional de la Libertad de Prensa la Unió de Periodistes Valencians ha celebrado la 36ª edición de los Premis Llibertat d'Expressió y ha galardonado a la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI). 

Virginia Pérez Alonso, Presidenta de la PDLI y adjunta a la dirección de Público ha recibido junto a los reporteros egipcios. La periodista ha expresado el honor que supone recibir el premio junto a estos compañeros que "que tantas dificultades tienen para hacer su trabajo cada día". En su discurso de agradecimiento subrayó que "España ha vivido en los últimos años un retroceso radical en libertades individuales". Ejemplo de ello son la Ley de seguridad ciudadana, la doble reforma del Código Penal o la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La Presidenta de la PDLI ha subrayado la situación por la que pasan los compañeros de profesión que son perseguidos en Turquía. Aunque en España "de momento no nos encarcelan por informar", "no faltan intentos por hacerlo", dijo recordando el caso de la petición de prisión para Cruz Morcillo, periodista de ABC, o la imputación de varios periodistas de El Mundo por la publicación de FootballLeaks.

"No nos encarcelan por informar, pero sí nos piden penas de prisión por utilizar el chiste y la sátira como vehículo de comunicación y difundirlos a través de redes sociales". Con estos casos la periodista no se refirió a compañeros de profesión, sino más bien a tuiteros como Cassandra o raperos como César Strawberry.

No obstante, Pérez Alonso denunció que "no puede ser el Código Penal el que rija para restringir a capricho la libertad de expresión e información" y que haya "peticiones constantes de identificación por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, con multas y sanciones derivadas de la Ley de seguridad ciudadana".

Las consecuencias de estas violaciones de la libertad de información "son más cualitativas que cuantitativas, empezando por la autocensura y acabando por la merma de una sociedad democrática".

Para la Presidenta de la PDLI la defensa de este derecho "debe ser la lucha de todos por una convivencia sana y democrática, alejada de sectarismo y con los derechos fundamentales como eje".