Público
Público

El gobernador de Illinois intentaba vender el escaño que deja Obama

El demócrata Blagojevich, detenido por el FBI, ofrecía el puesto de senador al mejor postor 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El FBI detuvo ayer en su domicilio de Chicago al gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, acusado de corrupción. Blagojevich está acusado de intentar vender al mejor postor el escaño de senador por Illinois que deja Barack Obama tras ser elegido presidente de Estados Unidos.

El gobernador tiene la potestad de designar al sucesor en caso de que el senador en activo deje el cargo. Los agentes federales también detuvieron a su jefe de Gabinete, John Harris, igualmente acusado de cometer fraude y de haber solicitado sobornos.

Blagojevich quería un puesto en el nuevo Gobierno y sumas de dinero

Según las acusaciones de la Fiscalía, Blagojevich quería obtener múltiples beneficios a cambio del nombramiento. Aspiraba a lograr el puesto de secretario de Salud o de Energía o un puesto como embajador en un destino importante.

Entre las peticiones de Blagojevich también figuraba la contratación de su mujer en la directiva de alguna empresa, un sueldo 'significativo' para él en alguna organización benéfica y promesas para su próxima campaña electoral.

Obama no estaba al corriente de los planes de Blagojevich, según la investigación. 'Debe quedar claro que las imputaciones no tienen nada que ver con el presidente electo', declaró ayer el fiscal federal Patrick Fitzgerald.

El gobernador chantajeó a los editores del Chicago Tribune

La detención se aprobó tras las escuchas, autorizadas judicialmente, en las que el gobernador fue grabado durante el último mes. Con su detención, la Fiscalía dijo querer terminar 'con la locura criminal' en la que se había metido Blagojevich. 'La magnitud de la corrupción presentada en los cargos es asombrosa', afirmó Fitzgerald.

Cartel de 'se vende'

'Los cargos demuestran que Blagojevich colocó un cartel de se vende al nombramiento del senador y que se involucró personalmente en la venta con las prisas propias de un comercial intentando cumplir con los objetivos anuales', dice el comunicado emitido por la Fiscalía tras la detención.

El abuso de poder no se limitó a la venta del cargo de senador. Blagojevich también está acusado de amenazar a la compañía Tribune, editora del Chicago Tribune, con no autorizar la venta de los terrenos del estadio de béisbol de los Chicago Cubs, propiedad de la empresa. El gobernador demócrata quería que despidieran de la directiva del periódico a los miembros críticos con su labor.

La empresa editora, acuciada por las deudas, necesitaba vender los terrenos del estadio Wrigley Field para sanear sus cuentas. Una encuesta reciente del Chicago Tribune daba a Blagojevich sólo un 13% de apoyo a su labor como gobernador.

Concesión de obras

La Fiscalía también quiere procesar al gobernador por aceptar sobornos para la reforma de los peajes de Illinois. Los cargos criminales recogen cómo un empresario dedicado al cemento de las autopistas bendecidas con la reforma iba a pagar medio millón de dólares a la campaña de Blagojevich a cambio de la concesión de las obras.

El festival de imputaciones contra Blagojevich y Harris también incluye la búsqueda de recompensas económicas para ellos, sus familias y sus campañas políticas, a cambio de los nombramientos de cargos oficiales, comisiones estatales y designación de contratos de obras públicas.

Pese a estar procesado, Blagojevich, todavía tiene la potestad de designar al sucesor de Obama como senador de Illinois.

Blagojevich, que hoy cumple 52 años, nació en Chicago en el seno de una familia de inmigrantes serbios. En 2003 se convirtió en el primer gobernador demócrata de Illinois en 30 años. El estado tiene una pésima fama de corrupción entre su clase política, algo que Obama ha logrado evitar.