Público
Público

Las grandes superficies dan un paso atrás en su convenio

A partir de la segunda baja no abonarán los tres primeros días de enfermedad. Ligan los incrementos salariales a las ventas del sector sin garantizar el poder adquisitivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las grandes superficies cerraron el miércoles por la noche un nuevo convenio colectivo ya que el anterior estaba caducado desde 2008. La patronal del sector, Anged, que incluye cadenas como El Corte Inglés, Ikea o Carrefour, entre otras, aceleró inesperadamente las negociaciones del acuerdo a principios de agosto y logró un pacto plurianual hasta 2012 con los dos sindicatos mayoritarios del sector: Fagsa y Fetico.

Ambos sindicatos sólo tienen representación en las grandes superficies y para CCOO y UGT son 'sindicatos amarillos'. Es decir, centrales controladas y promocionadas por las propias empresas.

CCOO y UGT dicen que los sindicatos firmantes son parte de la patronal

Tanto CCOO como UGT, que representan a un 30% de los casi 300.000 trabajadores del sector, han rechazado firmar el nuevo convenio por que consideran que es 'un paso atrás' en los derechos laborales.

La principal piedra de toque ha sido la nueva modalidad de baja por enfermedad común: A partir de la segunda baja la empresa no abonará al empleado los tres primeros días de falta del puesto de trabajo. A partir del cuarto, la Ley obliga a la empresa a pagar el salario y después del día 17 se hace cargo la Seguridad Social.

El secretario general de la Federación de Comercio de CCOO, Javier González, resaltó la gravedad de esta modificación cuando se advierte de la llegada de la Nueva Gripe. El acuerdo tiene efectos retroactivos a 1 de enero por lo que si un trabajador hubiera sufrido ya una enfermedad en la primera parte del año y contrajera la gripe A en el otoño no se le abonarán los tres primeros días de la enfermedad.

El convenio afecta a 300.000 empleados de empresas como Carrefour o Eroski

'En un sector en el que se trabaja cara al público esto es una barbaridad', recuerda González. Los representantes de Fiteco declinaron hacer declaraciones pero en la página web de Fagsa (sindicato mayoritario en El Corte Inglés) se advertía del éxito de la negociación en este punto ya que la intención inicial de la patronal era no abonar el arranque de la enfermedad ya desde la primera baja.

El nuevo convenio coincide con la petición de fortalecer el control del absentismo por parte de la cúpula de la patronal, CEOE. Para los sindicatos, Anged supone el 'núcleo duro' de CEOE por lo que creen la 'precipitada' resolución de la negociación, que llevaba sin reunirse desde abril, encierra un mensaje de las grandes empresas a la opinión pública.

Tras la ruptura del Diálogo Social, a finales de julio, los sindicatos emplazaron a los empresarios a dar una señal de su buena voluntad desatascando los acuerdos bilateralesque permanecían bloqueados desde hace meses para sentarse a hablar en septiembre. La patronal ha respondido con la firma de este convenio, el más importante que restaba por negociar en este ejercicio.

Es el acuerdo bilateral más grande pendiente de firmar este año

El acuerdo también recoge un cambio en la determinación de la estructura salarial que tiene luces y sombras para CCOO y UGT. Por un lado, acuerda que en 2009 se fijará un incremento salarial del 2%, una cifra 'adecuada'.

Para 2010 se fija que el incremento mínimo será de un 1% pero los siguientes ejercicios quedan a merced de un nuevo cálculo ad hoc. Se hará la media entre la inflación prevista por el Gobierno en los Presupuestos Generales (sin aclarar si será el 2% de la inflación objetivo del BCE) y la inflación real pasada. El resultado se pondrá en relación con un porcentaje del índice de ventas de las grandes superficies que publica el Instituto Nacional de Estadística.

Para CCOO y UGT este sistema no asegura la capacidad adquisitiva en los próximos años, precisamente cuando la economía mjorará y el IPC irá al alza. El convenio que regía en el sector contemplaba un incremento del IPC previsto más la desviación del IPC real. El secretario general de la federación de comercio de UGT, Santos Nogales, asegura que los sindicatos hicieron un compomiso de moderación salarial que la patronal no quiso asumir. También recuerda que las empresas del sector no están en pérdidas y sólo verán recortes en sus beneficios.

Por otra parte, el convenio fija un compromiso de mantenimiento del empleo indefinido y, según el secretario general de la patronal, Fernando Olascoaga, incorpora mejoras en la conciliación laboral y en la distribución del tiempo de trabajo.