Publicado: 30.04.2012 13:06 |Actualizado: 30.04.2012 13:06

Guindos: "Hay que pasar del ladrillo al conocimiento"

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, anuncia que el Gobierno liberalizará "determinados servicios"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ante la crisis, ajustes, reformas y austeridad. Ese fue el mensaje que lanzaron tanto la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante su visita a Santiago de Compostela, donde participan en un encuentro económico auspiciado por la fundación Konrad Adenauer con el ministro de Finanzas alemán, Walter Schaüble. 

De Guindos y Santamaría pintaron un panorama bastante sombrío de la actual situación. "Existen focos de inestabilidad importante en la economía española e incertidumbre en la economía mundial. España se enfrenta a una serie de problemas y desequilibrios notables", diagnosticó De Guindos en un acto previo a su encuentro con Schaüble.

Para el ministro es necesario "recuperar la confianza y la credibilidad", volver a la senda del crecimiento y a la creación de empleo, y enfocar la economía, hasta ahora muy dependiente "del ladrillo", a otra economía "mucho más basada en el conocimiento".

¿Cómo pretende el Gobierno recorrer ese camino del ladrillo al conocimiento? De Guindos aseguró que el Gobierno "está tomando todas las decisiones para modificar el rumbo económico".

La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, fue un poco más concreta —no mucho— y anunció el Ejecutivo seguirá con las reformas para "la liberalización de determinados servicios".  Sáenz de Santamaría añadió que se trata de "un programa de reforma completo para la modernzación del país" y apuntó que "ahora toca seguir aquellos cambios que son imprescindibles para volver a crecer y crear empleo".

En ese sentido, apuntó: "Este viernes el Gobierno seguirá con las reformas para la liberalización de determinados servicios, para volver a crear una gestión mucho más eficiente, y lo que es mejor, más austera y económica para los ciudadanos".

En otro breve encuentro con los periodistas incidió en la necesidad de "modernizar el conjunto del país, las administraciones públicas y los distintos mercados para que España pueda salir reforzada de la crisis y crear empleo".

Confesó que es "una tarea difícil y complicada" pero garantizó que los ciudadanos pueden confiar "en que aquí hay un gobierno con la determinción y los apoyos necesarios para llevar a cabo viernes tras viernes las distintas reformas que pongan a punto nuestro país".

"En el pasado se ha perdido mucho tiempo y dinero y ahora es el momento de modernizar, de simplificar, de permitir que una gestión austera se dedique a lo importante, poner en marcha reformas que permitan el crecimiento, que permitan la inversión, que permitan que las pequeñas y medianas empresas vuelvan a respirar con futuro", añadió Santamaría.

De Guindos: "España se enfrenta a una serie de problemas y desequilibrios notables"  

Sobre la anunciada liberalización de determinados servicios, se mostró escueta, pese a la insistencia de los informadores: "Estamos trabajando en una agenda de reforma de determinados servicios que lo que busca es, fundamentalmente, la eficiencia".

Sáenz de Santamaría puso la mirada sobre "determinadas infraestructuras, determinados servicios de transporte para que sean mucho más económicos para los ciudadanos y podamos continuar en una senda de modernización en la línea de lo que han hecho otros países europeos".

Sobre las jornadas de hoy en Santiago, a puerta cerrada, avanzó que "hablaremos de todas las políticas europeas, que son necesarias para que Europa salga del momento en el que vive y pueda volver a crecer, y lo que es más importante en España, volver a crear empleo. Por eso la agenda de España, y especialmente la de Europa, forma parte de estos encuentros".