Público
Público

Rusia pone en duda que la resolución de la ONU asegure la integridad de Georgia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, puso hoy en duda que el proyecto de resolución en el que trabaja el Consejo de Seguridad para poner fin al conflicto en Georgia asegure la integridad territorial del país caucásico.

"Las acciones del presidente (georgiano, Mijaíl) Saakashvili han creado una nueva realidad que genera nuevos problemas en materia de integridad territorial y que se deben tener en cuenta" en la elaboración de la resolución, aseguró Churkin en una conferencia de prensa.

Explicó que el respeto a la integridad territorial de Georgia es uno de los puntos que se negocian para la elaboración del proyecto de resolución con que se deberá implementar el plan de paz presentado por Francia, en nombre de la Unión Europea (UE), y aceptado por Moscú y Tiflis.

"El asunto de la integridad territorial debe verse desde varios ángulos, y uno es el hecho de que existe un conflicto que todo el mundo reconoce", apuntó Churkin.

En esa evaluación, prosiguió, deben tenerse en cuenta elementos como el control de facto de las regiones separatistas de Osetia del Sur y de Abjasia, así como la voluntad de las poblaciones de los dos territorios reclamados por Tiflis.

El embajador ruso aseguró que el proyecto de resolución "se ajustará palabra por palabra" a los seis puntos del plan de paz presentado por el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Ese plan estipula, además del cese de las hostilidades y la retirada de las fuerzas de ambos bandos, la apertura de un diálogo internacional sobre el futuro de las dos regiones.

Ni en alguno de los seis puntos ni en el corto preámbulo del plan se menciona la integridad territorial y la soberanía de Georgia.

En ese sentido, Churkin señaló que el estatus definitivo de las dos regiones separatistas "debe ser parte de ese diálogo internacional".

Agregó que los miembros del Consejo de Seguridad siguen negociando el contenido de la resolución, con vista a que el texto pueda ser adoptado "en cuanto sea posible".

Por el contrario, el embajador de Georgia ante la ONU, Irakli Alasania, insistió en que la integridad de su país debe formar parte de cualquier acuerdo que ponga fin a la guerra que se inició hace una semana en Osetia del Sur.

"Nosotros vemos en los principios acordados con el apoyo del presidente Sarkozy la base sobre la cual celebrar negociaciones bajo el paraguas de la ONU, dentro del completo respeto a la integridad territorial y la soberanía de Georgia", aseguró Alasania en otra conferencia de prensa.

Indicó que la actual mediación internacional debe desembocar en la retirada completa de las tropas rusas de territorio georgiano y en la desmilitarización de las regiones separatistas.

"Hasta que no se termine la ocupación no puede haber diálogo alguno", afirmó Alasania, quien señaló que Tiflis está dispuesto a conceder "autonomía y autogobierno" a las dos regiones, pero "solo dentro de la soberanía y la integridad de Georgia".