Público
Público

Terapias no quirúrgicas contra el reflujo funcionan: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Will Dunham

Dos procedimientos no quirúrgicosalivian muchos síntomas de la enfermedad por reflujo ácido,incluido el ardor de estómago, en las personas que no respondena los medicamentos que suelen usarse para tratarla, segúnindicaron expertos estadounidenses.

En esta condición crónica, también conocida como reflujogastroesofágico o GERD, los ácidos del estómago regresan alesófago e irritan su cubierta, causando inflamación.

El ardor de estómago persistente y severo suele ser elsíntoma más común.

La mayoría de las personas resuelven el problema tomandouna clase de fármacos llamados inhibidores de la bomba deprotones, como Nexium y Prilosec de AstraZeneca Plc, Protonixde Wyeth, Prevacid de Takeda Pharmaceutical Co y Aciphex deEisai Inc.

Pero para aquellos que no responden a las medicinas, haypocas opciones además de la cirugía.

El nuevo estudio, publicado en la revista Archives ofSurgery, reveló que dos terapias endoluminales rara vez usadasreducen el ardor estomacal, los problemas para tragar y lacarraspera en muchos pacientes.

Los dos procedimientos emplean un endoscopio, uninstrumento flexible que se inserta por la boca a través delesófago.

Una de las técnicas emplea el endoscopio para ajustar launión entre el esófago y el estómago con suturas. La otrautiliza calor para mejorar la función de la válvula entre ambosórganos.

"Creo que la medicación aun es la primera cosa que laspersonas deberían probar contra el reflujo", dijo en unaentrevista telefónica el doctor Louis Jeansonne IV, del CentroMédico Ochsner, en Baton Rouge, Louisiana.

"La cirugía todavía es el tratamiento más efectivo para laspersonas que no sienten alivio con los fármacos. Pero esteestudio muestra que estas terapias sin cirugía son una opciónviable en los pacientes que no pueden ni quieren operarse",añadió el investigador.

En la cirugía para tratar el reflujo ácido, los médicostoman la parte superior del estómago y la colocan alrededor dela zona inferior del esófago para crear una barrera contra elreflujo.

El ácido regresa en más del 80 por ciento de los casoscuando las personas dejan la medicación.

"Es bueno poder ofrecer algo menos invasivo", dijo eldoctor Edward Lin, de la Escuela de Medicina de la EmoryUniversity en Atlanta, otro de los investigadores.

Lin señaló que ambos procedimientos no quirúrgicos son pococomunes en parte porque las compañías de salud no suelenpagarlos. El experto agregó que esos tratamientos noquirúrgicos no impiden que el paciente luego se someta a unaoperación si no obtiene el alivio esperado.