Público
Público

El desquite de García Montero

El poeta recibe un homenaje en su primera clase tras la condena por injurias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los alumnos de Filología Hispánica de Granada tienen a las 15.30 horas cita con la asignatura Federico García Lorca y la Generación del 27, impartida por el catedrático y poeta Luis García Montero. Cuando dan las 15.25, cunde la extrañeza. Políticos, artistas y amigos del poeta, de conocidas ideas de izquierdas, invaden el aula y eligen asiento para una clase que se va a convertir en un homenaje al profesor.

Flashes, objetivos y micrófonos acorralan a García Montero un día después de ser condenado por injurias graves con publicidad a su compañero de departamento José Antonio Fortes, que sostiene diversas teorías revisionistas, como que Lorca exaltaba los valores del fascismo, y que mantenía con el condenado una larga enemistad. La sentencia precedió a la noticia explosiva del martes: García Montero dejará la Universidad el próximo curso. Este miércoles, entre amigos, el poeta se permitió el lujo de algún leve desquite, como cuando cerró la clase-homenaje con un golpe bajo al juez que lo condenó, Miguel Ángel Torres, que cometió un doloroso error en su sentencia: “Si alguien tiene dudas sobre Góngora, que vaya a los juzgados. Allí parecen saber mucho del autor y de uno nuevo que se llama López de Vega”, dijo, remedando al magistrado. García Montero, además, dejó una puerta abierta a su regreso a las aulas: “Pedir la excedencia no es renunciar a la plaza. Siempre hay posibilidad de volver”.

Antes de todo eso, a la entrada de la clase, García Montero atendió emocionado a los medios. 'Tengo que hablar con el rector, que seguro entenderá mis razones', explicó emocionado el poeta, dolido por una sentencia que recoge que insultó a Fortes en una reunión de departamento en 2006 y después lo calificó de 'perturbado' en un artículo en El País, algo 'injustificable' pese a los 'argumentos sui generis' que defendía el injuriado. Desde que se conoció el fallo, Público ha intentado contactar con Fortes, sin éxito. 'Aún no hemos decidido si recurriremos', explicó este miércoles a este periódico el abogado del profesor Fortes, Juan José Poyatos, que pedía 60.000 euros y 14 meses de prisión, que el juez ha rebajado a 4.800 euros.

El catedrático de Derecho Mariano Menesca lee un manifiesto en el aula: 'La Universidad tenía un problema, el de ese profesor disparatado [...]. Ahora, dos: ese presunto profesor cuenta con un incomprensible refrendo judicial para seguir propalando sus felonías, mientras la Universidad pierde a uno de los mejores profesores' .

'Me responsabilizo de lo que he dicho como un ejercicio de la libertad de expresión y estoy tranquilo, pues en la vida se me ocurriría meter a un juez en una disputa literaria', le dice a sus alumnos. Tras un ligero respiro, anuncia que la clase, sobre Mariana Pineda, será 'breve'. Y tan breve. A los cinco minutos irrrumpe en el aula el cantaor Enrique Morente. Fue una clase convertida en homenaje.