Publicado: 20.05.2015 12:48 |Actualizado: 20.05.2015 12:48

Emilio Lledó, premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades

Humanista, filósofo y académico, ha sido galardonado a sus 87 años. Ha sido un defensor a ultranza de la enseñanza de las humanidades y la memoria, el lenguaje y el libro.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Emilio Lledó, en una entrevista en 2014. EFE

Emilio Lledó, en una entrevista en 2014. EFE

El filósofo Emilio Lledó ha recibido esta mañana el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2015. Se trata del tercer de los ocho galardones internacionales que convoca este año la Fundación Princesa de Asturias, y que cumplen con esta su XXXV edición. El jurado leerá el veredicto a las 12:00 horas.

Este galardón le llega meses después de que, en noviembre de 2014, recibiera el Premio Nacional de las Letras. El jurado valoró entonces su "dilatada obra, que armoniza la filosofía del Logos, el valor estético y ético de la palabra, la defensa de la libertad y reivindica la vocación docente". Un mes después, en diciembre, recogía el Premio Antonio de Sancha de la Asociación de Editores de Madrid.



Lledó se ha mostrado "orgulloso y anonadado", y ha confesado que a su edad, algo así le da "un poco de marcha". "El año pasado fui finalista, y me lo quitó Mafalda, el personaje de Quino, con todos los méritos y derechos y me siento orgullosísimo de haber estado con él entre los candidatos, pero este año parece que no ha habido ninguna Mafalda. Aún así me ha caído de sorpresa", ha asegurado.

"A mi edad, el premio me da un poco de marcha. El año pasado  me lo quitó Mafalda."

"Mi mayor satisfacción -ha declarado- es poder seguir trabajando y manteniendo los mismos ideales que tenía de jovencito". "Me siento muy feliz de haber seguido en esa línea y haber mantenido lo que siempre he creído", ha subrayado Lledó, un defensor a ultranza de la enseñanza de las humanidades y la memoria, el lenguaje y el libro.

Fotografía de archivo del 21/06/2013. EFE

Fotografía de archivo del 21/06/2013. EFE

Además del Premio Nacional de las Letras 2014, Emilio Lledó posee entre otros galardones el Premio Internacional Menéndez Pelayo (2004); el premio Fernando Lázaro Carreter (2007), de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, o el premio María Zambrano (2008).

Hijo predilecto de Andalucía (2003), posee la Cruz Oficial de la Orden del Mérito de la República Federal Alemana (2005) y la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio.

Es autor de más de un centenar obras de investigación, entre las que figuran: Filosofía y Lenguaje (1971), La Filosofía hoy (1975), Lenguaje e Historia (1978), El silencio de la escritura (1981), El Epicureísmo (1984) o El surco del tiempo (1992).

Otros títulos son Memoria de la Ética (1994), Días y libros (1995), Imágenes y palabras (1998), Elogio de la infelicidad (2005), Ensayos para una educación democrática (2009), El origen del diálogo y de la ética. Una introducción al pensamiento de Platón y Aristóteles (2011), y La filosofía, hoy. Filosofía, lenguaje e historia (2012).

Emilio Lledó Íñigo, catedrático de Historia de la Filosofía, enseñanza que impartió en las universidades de Barcelona, La Laguna, Madrid y la alemana de Heidelberg, nació en Sevilla el 5 de noviembre de 1927.

​En 1933 se trasladó a Madrid donde se licenció en Filosofía y Letras y Filología Clásica en 1952. Un año después se doctoró en la Universidad de Heidelberg (Alemania). Ha sido profesor de Historia de la Filosofía en las universidades de La Laguna, Barcelona y la Universidad Nacional de Educación a Distancia.