Público
Público

“Todos los gobiernos mienten y no debemos creer lo que digan”

El canadiense Fred Peabody, con producción de Oliver Stone, recupera el espíritu del legendario periodista Izzy Stone en esta película sobre el auténtico periodismo independiente y los vicios del que está sostenido por intereses económicos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:

Izzy Stone

“Matanza de ETA en Madrid”, publicaba El País a toda página tras los atentados del 11-M. “Masacre en Madrid. ETA asesina a más de 130 personas”, decía ABC. El presidente del Gobierno José María Aznar llamó en persona a los directores de los periódicos la noche de la tragedia para asegurarles que ETA era la responsable. Aquellos ‘insignes’ periodistas no reaccionaron. Se olvidaron de uno de los principios más elementales del periodismo, el de cuestionar siempre las afirmaciones del poder. “Todos los gobiernos mienten y no debemos creer lo que digan”, repetía una y otra vez a sus alumnos el legendario Izzy Stone (I. F. Stone), bandera del periodismo independiente en el mundo, y figura que inspira la película documental del canadiense Fred Peabody, una producción de Oliver Stone sobre el periodismo auténtico y honesto.

Una sarta de monstruosas mentiras abre antes de créditos esta película, Todos los gobiernos mienten (el Documental del Mes), en la que ofrecen su testimonio algunos de los periodistas independientes más destacados hoy en el planeta, ninguno ligado a los grandes medios de comunicación, y apoyados por las sabias palabas de Noam Chomsky, pensador esencial de nuestro tiempo, y de los veteranos Carl Bernstein y Michael Moore. “Si hay un problema en el gobierno, una prensa libre lo descubrirá y se solucionará. Pero si no hay libertad de prensa, el país se irá a pique”, aseguraba Izzy Stone.

"Las mentiras se cobran vidas"

“La gente tiene derecho a saber si su presidente es un ladrón”. Aunque cueste decirlo, tenía toda la razón Richard Nixon cuando pronunciaba estas palabras el 17 de noviembre de 1973. Claro que las remató con una falacia hoy histórica: “Y yo no lo soy”. Peores consecuencias tuvo otro descomunal embuste, el que soltó ante el mundo entero el secretario de estado Colin Powell el 5 de febrero de 2003: “EE.UU. sabe que Irak tiene armas de destrucción masiva”.

Muchos años antes, Izzy Stone fue la única voz que alertó de la mentira que el gobierno americano estaba contando sobre la operación del golfo de Tonkín, que sirvió de excusa para entrar en la Guerra de Vietnam. “Si los medios hubieran creído a Izzy hubiéramos evitado 10 años de guerra”, afirma Myra MacPherson, autora del libro Todos los gobiernos mienten.

“Cuando los medios hacen de cinta transportadora de mentiras, es grave, porque las mentiras se cobran vidas”, sentencia la periodista Amy Goodman, presentadora del programa Democracy Now!, uno de los medios de comunicación alternativos que han nacido en los últimos tiempos y que defienden la libertad de expresión y la independencia periodística. Con este, que se mantiene sin publicidad ni donaciones, aparecen en esta película otros como The Intercepted, web de periodismo de investigación creada por Glenn Greenwald, Jeremy Scahill y Laura Poitras, a quienes Edward Snowden confió la información que tenía sobre los programas de vigilancia ilegales de la NSA.

Jeff Cohen, del Centro Park de Prensa Independiente; Chris Hedges, Matt Taibbi, John Carlos Frey, Ralph Nader, Nermeen Shaiki, Sharif Abdel Kouddous, tomdispatch.com, David Corn de Mother Jones Magazine, Cenk Uygur de The Young Turks… son otros de los nombres a tener muy en cuenta en esta nueva generación de periodismo libre. De ellos, la película revela algunas de las informaciones en las que trabajan actualmente.

Amy Goodman

Campo de minas de la estupidez

Todos los gobiernos mienten repasa no solo las falsedades que hay que cuestionar y la forma en que hay que hacerlo –la mayoría de las veces enterrándose en toneladas de documentación-, sino que denuncia los peores vicios del periodismo que se hace en los medios de comunicación consolidados en manos de grandes corporaciones o no tan grandes. Leslie Moonvies, presidente de la CBS, dijo alegremente ante las cámaras, nada más iniciar su mandato Donald Trump: “Puede que Trump no sea bueno para América, pero es un regalo para la CBS. Esto da dinero y es divertido”.

“El 99% de los periodistas cree que solo está haciendo su trabajo. No se dan cuenta de que están creando este interminable campo de minas de la estupidez”, afirma Matt Taibbi, que asegura que los principales medios de comunicación de cada país “están llenos de mediocres”. “El problema es que los medios de comunicación son negocio”, añade Ralph Nader, mientras que Amy Goodman advierte: “Necesitamos medios que desafíen el poder establecido. ¡Si informas de Sanidad no puedes estar financiado por las farmacéuticas!”

Jeremy Scahill

"Contar la verdad"

“La situación del periodismo hoy hace que uno se pregunte si los ejecutivos que dirigen los conglomerados de comunicación tienen más sentido ético o moral que los que dirigen la industria del gas y el petróleo, las farmacéuticas, la industria del tabaco… No dejo de hacerme esta pregunta”, admite Jeff Cohen. Y Jeremy Scahill, flamante Premio I.F. Stone en una de sus ediciones más recientes, concluye: “Esto no es una carrera o una profesión, es una forma de vida. Tenemos que olvidarnos de los Kardashian y volver la vista atrás, aprender de I.F. Stone”.

Izzy Stone, el legendario periodista que desafió a los poderes de EE.UU. y que inventó uno de los primeros medios alternativos de la era moderna -el semanario I.F. Stone's Weekly-, fue un profesional que incomodó tanto que provocó que su nombre fuera uno de los destacados en la lista negra del Macarthismo. Vigilado por el FBI durante más de treinta años, fue el padre del periodismo de investigación de izquierdas y el espíritu que ha alentado a tantos valiosos periodistas.
“Contar la verdad, defender al débil del fuerte, luchar por la justicia, aportar consuelo y perspectiva, para soportar los odios y los temores de la humanidad con la esperanza de un día crear un mundo en el que los hombres celebren sus diferencias en lugar de matarse entre ellos en su nombre”. (Izzy Stone sobre lo que significa es periodismo)