Público
Público

Contador: "Soy una víctima"

El tricampeón del Tour proclama su inocencia y afirma que la UCI ha reconocido "delante de mí" que el positivo se debió a una intoxicación alimentaria por comer un filete en mal estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Serio, un punto enfadado, ligeramente nervioso y algo alterado, Alberto Contador compareció ante los medios de comunicación en una multitudinaria rueda de prensa en Pinto para dar su versión sobre el positivo por clembuterol que dio el pasado 21 de julio en una etapa del Tour. El tricampeón de la ronda francesa proclamó su inocencia y achacó ese positivo a una intoxicación alimentaria por una carne en mal estado. 

Contador quiso difundir 'un mensaje claro' para él y para 'el mundo del deporte y del ciclismo'. El ciclista recalcó que la cantidad de clembuterol encontrada 'es una millonésima' parte de la sustancia prohibida, que 'no sirve de nada a nivel de rendimiento'. Dijo también que la Unión Ciclista Internacional (UCI) 'delante de mí afirmó que era un caso de contaminación alimenticia'. Por eso, el ciclista afirmó de forma tajante: 'No puede haber sanción, no tolero que la haya'.

El de Pinto, que dijo sentirse 'una víctima',  contó con todo lujo de detalles la secuencia de los hechos. Dijo que el día 20 de julio José Luis López Cerrón, ex ciclista y actual director de la Vuelta ciclista  a Castilla León, trajo de España una carne a petición del cocinero del equipo. Afirmó que esa carne la comieron sólo cinco ciclistas del equipo, pero ninguno de estos fue el kazajo Alexandre Vinokourov, el otro corredor que junto al español pasó un control al día siguiente. Y que al día siguiente, jornada de descanso, comió de nuevo la carne 'porque, aunque en jornada de descanso no se suele tomar, era una pena tirarla'. Contador contó incluso que la carne del hotel donde estaba alojados era 'malísima' y que Vinokourov se quejó por ello.

El pinteño indicó que pasó 'un control sanguíneo' por la mañana el día 21 y uno de orina 'tres horas después de comer' la misma carne en esta fecha. 'La UCI entiende perfectamente lo que ha pasado y que es un tema diferente por ser un claro caso de contaminación, incomparable con cualquier otro caso de clembuterol. Por ser líder pasé controles y esto está a mi favor, y en el posterior al día 21, la cantidad disminuyó y al día siguiente no aparecía. Es una cantidad tan mínima, que es imposible de suministrar salvo en contaminación alimenticia, y a nivel de rendimiento no sirve para nada, cualquier experto lo puede confirmar', subrayó Contador.

'Es un error', dijo el ciclista. 'A mi me comunicaron el 24 de agosto el resultado del control. Llevo un mes de continuas llamadas y no logró entender lo que está sucediendo', afirmó Contador, que dijo sentirse 'triste y decepcionado pero con la cabeza bien alta'.  También confesó que estaba apartado de la competición hasta que se aclare el asunto.

Seguro de que va a demostrar su inocencia después de haberse puesto en contacto con varios expertos en clembuterol, Contador se reafirmó en que dice la verdad y nada más que la verdad: 'Me podía haber hecho un guión pero mi guión es la verdad. Lo puedo decir alto y claro: no voy a esconderme, voy a pelear. Cualquier cosa que se me diga la puedo demostrar'.

También mostró su confianza en la UCI y en la Agencia Mundial Antidopaje: 'Ellos verán cómo es el caso, y aunque no sea fácil para ellos porque supone poner en entredicho una norma, confío en que todo se arregle'. La norma a la que alude Contador es que da igual la cantidad de substancia que se detecte, siempre se considerara positivo.