Diario Público
Diario Público

La creación de empleo se estanca: hasta marzo se perdieron 114.000 puestos de trabajo

- Según la EPA, aún hay 5.444.600 desempleados, 71.000 más de los que había cuando el PP llegó al poder. - El paro bajó en 13.100 personas pero no porque se creara empleo, sino porque también la población activa bajó. - La tasa de desempleo subió al 23,78%.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6
Comentarios:
paro

paro

El paro bajó en 13.100 personas en el primer trimestre del año respecto al trimestre anterior, un 0,24% menos. El dato, para ser un primer trimestre del año, no es malo, pero hay que escudriñar un poco más en las cifras para darse cuenta que la creación de empleo va mucho más lenta de lo que pregona el Gobierno: los datos de la EPA (PDF) muestran que entre enero y marzo de este año se destruyeron 114.300 empleos (-0,65%). Un mal dato aunque represente el menor descenso en un primer trimestre desde 2008, cuando se perdieron 97.900 puestos de trabajo.

El descenso del paro es mínimo e insuficiente y tiene una explicación: el número de parados ha bajado porque ha bajado la población activa (ocupados más parados), en concreto, en 127.400 personas que han salido del mercado laboral español. Ahora mismo la población activa española es de 22.899.600 personas. Los ocupados bajan en 114.000 y los parados en 13.000, pero no se ha creado empleo: lo que se ha producido es el llamado efecto desánimo: personas que dejan de buscar trabajo o se han ido a buscarlo fuera.

Prueba de ello es que la tasa de actividad ha bajado baja 0,32 puntos hasta el 59,45%. En el último año la población activa sólo ha aumentado en 15.500 personas.

Tras este breve recorte del desempleo, el número total de parados alcanzó la cifra de 5.444.600 personas. No obstante, pese al descenso del paro en este trimestre, la tasa de paro subió ligeramente, desde el 23,7% hasta el 23,78%, como consecuencia de la evolución de la población activa. 

Es verdad que en el último año, el paro se ha reducido un 8,2%, con 488.700 desempleados menos y que en términos desestacionalizados, el desempleo bajó en el primer trimestre un 2,51% respecto al trimestre anterior.

De hecho, en el último año la ocupación ha aumentado en 504.200 personas, a un ritmo del 2,97%, siendo el cuarto trimestre consecutivo en la que esta tasa encadena cifras positivas.

Pero estos datos no pueden ocultar que la evolución del empleo en lo que va de legislatura no es buena. El paro sigue por encima del que había en diciembre de 2011, cuando el PP llegó al poder, prometiendo, entre otras cosas, que iba a reducir significativamente el desempleo. Entonces, al acabar 2011, había 5.273.600 parados y la tasa era del 22,85%. A día de hoy aún hay 71.000 parados.

Todos los empleos destruidos entre enero y marzo pertenecían al sector privado, que registró un retroceso de la ocupación de 143.500 personas (-0,98%), mientras que el empleo público aumentó en este trimestre en 29.200 personas (+1%). El sector público acumula un repunte de 36.200 puestos de trabajo en el último año (+1,2%), mientras que el privado ha creado 468.000 empleos (+3,3%).

 

En el primer trimestre, el número de asalariados retrocedió en 89.200 personas (-0,6%), todos con contrato temporal (-114.500), ya que los asalariados con contrato indefinido aumentaron hasta marzo en 25.300 (+0,2%).

Parados larga duración

Hay otro dato muy negativo: de los más de 5,4 millones de parados contabilizados en España al finalizar marzo, el 14,36% son jóvenes menores de 25 años y el 50,1% son parados de larga duración.

El número de parados de larga duración descendió en 25.500 personas en el primer trimestre, un 0,92% menos que en el trimestre anterior, hasta los 2,7 millones de personas (2.728.600).

En el último año, los parados de larga duración se han reducido en 247.200 personas (-8,3%). Pero no es que se esté creando todo ese empleo: muchos se van.