Público
Público

Báñez espera respaldo para la reforma laboral

Miembros del Gobierno intentan suavizar las palabras de Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'La reforma laboral me costará una huelga'. Un micrófono indiscreto en el Consejo Europeo reveló el lunes la convicción del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que su reforma del mercado de trabajo merecerá un paro general. Aunque trató de explicarse después, varios miembros de su equipo trataron de suavizar las palabras de Rajoy. La más afectada, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, se mostró convencida de que la reforma que aprobará el Gobierno 'va a contar con el apoyo de todos los ciudadanos'. Báñez insistió en los conceptos vagos que ya ha puesto sobre la mesa otras veces: que la reforma será 'completa y equilibrada' y que ayudará a cortar 'la sangría' del desempleo.

También mencionó el tema la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que reiteró que la intención del Ejecutivo es poner en marcha reformas 'profundas', 'de calado' y 'decididas' y que para su aprobación buscarán el 'consenso', aunque también 'trasladarán el apoyo' del PP en las urnas. 'Es seguro que los antecedentes no son muy favorables. Hemos tenido hace poco una reforma laboral que era de poco calado y sin embargo hubo huelga. Pero el futuro está por escribir y quizá podemos hacer que el futuro sea distinto y que vayamos a un escenario de mayor acuerdo', dijo el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso.

Por otro lado, UGT y CCOO piden que el Gobierno deje de especular sobre la posibilidad de una huelga general y convoque con urgencia a los agentes sociales para explicar su propuesta de reforma laboral y poder debatirla. Sin embargo, el vicepresidente de la CEOE y presidente de la patronal madrileña, Arturo Fernández, ve 'razonable' el temor de Rajoy: 'No es el momento de hacer huelgas, los sindicatos no están para hacer huelgas. No creo que sea lo mejor ni lo que convenga al país'.