Público
Público

CiU da por roto el pacto de 1978 y plantea desbordarlo

Mas y Duran constatan el fin de la "interpretación flexible" de la Constitución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La frase es de Duran i Lleida, y Mas la hizo ayer buena: 'El pacto constituyente de 1978 se ha agotado'. Esa es la proclama de CiU para fijar su postura ante la sentencia del Tribunal Constitucional y, a partir ella, orientará unas respuestas que, más allá de lo simbólico, aún no ha decidido.

Una reunión de dos horas entre los cuatro máximos dirigentes de la formación nacionalista Artur Mas, Josep Antoni Duran i Lleida, Jordi Pujol y Xavier Trias se saldó con la comparecencia de los dos primeros. Con cierta solemnidad y ante una hilera de senyeres, Mas y Duran lamentaron que el fallo emitido el lunes por el TC represente el fin de la 'interpretación amplia y flexible' del título autonómico de la Constitución, que ha prevalecido desde 1978.

Duran manifestó que el problema 'también es de España' y que le 'sorprende no encontrar' en ella 'ninguna voz sensata'. El líder democristiano afirmó que el fallo comporta que parte del Estatut 'no cabe en la Constitución', lo que 'obliga' a Catalunya a 'explorar nuevas vías' diferentes al camino de la reforma estatutaria para alcanzar el grado de autogobierno que aprobaron los catalanes en 2006.

A pesar de que los líderes de la federación no aclararon qué posibilidades se plantean, sí avanzaron que pasan por ejercer el 'derecho a decidir' y por consultar a los catalanes sobre temas como el concierto económico, un asunto que llevaba meses en la agenda convergente subrayada como una de las alternativas a un fallo duro sobre el Estatut. Lo que sí descartan en CiU es plantear un referéndum para que la ciudadanía se pronuncie sobre el Estatut recortado, como pidieron ICV y el ex president Pasqual Maragall.

Además, Mas solicitó 'generosidad' a Montilla para acceder a un avance electoral. Los comicios están previstos para noviembre y el presidente de CiU pidió que se celebren tras el verano para 'dar, cuanto antes mejor, la voz al pueblo'.

Mas, que reiteró su lealtad a una respuesta unitaria catalana al TC, afirmó que la 'nueva etapa' que se abre 'requerirá un gobierno muy fuerte, con un liderazgo claro y un proyecto potente'.