Publicado: 08.03.2016 00:07 |Actualizado: 08.03.2016 00:07

El plan para frenar a los refugiados a cambio de reubicarlos desde Turquía choca con varios países de la UE

Los líderes comunitarios se mostraron este lunes a favor de dejar para más adelante los detalles del nuevo plan planteado por Turquía, que incluye una petición de ayuda europea de otros 3.000 millones de euros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Varios refugiados se calientan junto al fuego entre sus tiendas de campaña en un campamento de refugiados en la frontera entre Grecia y Macedonia.- Valdrin Xhemaj (EFE)

Varios refugiados se calientan junto al fuego entre sus tiendas de campaña en un campamento de refugiados en la frontera entre Grecia y Macedonia.- Valdrin Xhemaj (EFE)

Las negociaciones entre la Unión Europea y el Gobierno turco para tratar de definir una estrategia común que frene el paso de refugiados han evidenciado las reservas de varios Estados miembros a la propuesta puesta este lunes sobre la mesa, para reubicar en la UE a refugiados directamente "desde Turquía", a cambio de deportar a este país a todos los demandantes de asilo e inmigrantes económicos llegados desde su territorio.

El primer ministro húngaro, Víktor Orban, que ya se opone al programa europeo para reubicar solicitantes de asilo llegados a Grecia e Italia, ha sido uno de los líderes de la UE que ha expuesto su oposición al plan debatido con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, en una cumbre en Bruselas.



"El primer ministro Orban ha vetado el plan UE-Turquía de reubicar demandantes de asilo directamente desde Turquía", ha anunciado a través de Twitter un portavoz del Gobierno húngaro.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha presentado este lunes en Bruselas nuevas ideas "más ambiciosas" a los líderes de la UE para contener el paso de refugiados a suelo comunitario, según fuentes europeas.

La propuesta de Turquía incluye exigencias como que los 28 dupliquen su ayuda a Ankara hasta los 6.000 millones de aquí a 2018

Estas propuestas, que contemplan readmitir a todos los inmigrantes irregulares de terceros países que lleguen a la UE a través de Turquía, incluye también exigencias como que los 28 dupliquen su ayuda a Ankara hasta los 6.000 millones de euros de aquí a 2018 para ayudar al país a atender a los más de 2,5 millones de refugiados que acoge.

La delegación turca reclama también adelantar a junio la liberalización de visados para sus nacionales que la 'hoja de ruta' prevé para octubre y abrir cinco nuevos capítulos en las negociaciones de adhesión al bloque comunitario.

Reservas de Visegrado y Chipre

La oposición de Hungría, sin embargo, no es el único escollo en la negociación, ya que el resto de países que forman el llamado 'grupo de Visegrado' (Polonia, República Checa y Eslovaquia, además de Hungría) también han mostrado reservas a la propuesta.

"No están dispuestos a tomar decisiones tan importantes hoy", han explicado fuentes europeas. Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE tienen en la agenda una nueva cumbre prevista para dentro de diez días, centrada también en la estrategia europea en materia migratoria.

Chipre, tradicionalmente opuesto a avanzar en la adhesión de Turquía por su disputa territorial, también plantea problemas para el acuerdo, de acuerdo a las fuentes consultadas.

La UE precisa más tiempo

Los líderes comunitarios se mostraron hoy a favor de dejar para más adelante los detalles del nuevo plan planteado por Turquía. Los veintiocho socios de la Unión Europea (UE), que volverán a reunirse en el Consejo Europeo de la próxima semana, trabajan en una declaración conjunta "mejorada" sobre la respuesta a la crisis migratoria que incluirá referencias a Turquía de carácter general y que apuntará "detalles a perfilar en el futuro", indicaron fuentes comunitarias.

Estas fuentes explicaron que las reclamaciones de Turquía, que fueron presentadas en las últimas 24 horas, suponen "decisiones importantes" que no estaban previstas y sobre las que las delegaciones no estaban preparadas para tomar una decisión hoy.

"Algunas delegaciones ni conocían las nuevas ideas turcas", reconocieron otras fuentes comunitarias, que ya apuntaban a que lo más probable es que hoy no se pudiese tomar una decisión en el Consejo Europeo sobre todas las nuevas reclamaciones de Ankara.