Publicado: 16.04.2015 13:37 |Actualizado: 16.04.2015 13:40

Municipalismo
o cómo cambiar
las ciudades

El urbanista Jordi Borja abre un nuevo debate en el foro Espacio Público sobre lo que está en juego en las próximas elecciones del 24-M en los municipios de toda España, que pueden ser también cruciales para las generales de fin de año.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Portada del debate sobre Municipalismo en Espacio Público.

Portada del debate sobre Municipalismo en Espacio Público.

“Las elecciones municipales del 24 de mayo pueden ser el fin de un sistema político carcomido y desacreditado y una renovación de la política y de la mayoría de sus representantes institucionales actuales. Según cuál sea el resultado de estas elecciones las siguientes, las generales, serán simplemente la puntilla. No plantearlo así no solamente sería perder una oportunidad de iniciar un proceso de “salud pública” sino también frustrar las esperanzas latentes de una ciudadanía que vive en un estado de malestar permanente”. Así comienza la ponencia sobre Municipalismo que el urbanista Jordi Borja ha escrito para “Espacio Público” y con la que se abre un debate en el que están invitados a colaborar todos nuestros lectores.



"El contenido específico de la nueva política es la participación, la iniciativa popular y la movilización social" explica Jordi Borja

Para Jordi Borja, geógrafo urbanista y profesor de la Universitat Oberta de Catalunya, “el contenido específico de la nueva política es la participación, la iniciativa popular y la movilización social”. El también presidente de Observatorio DESC (Derechos Económicos, Sociales y Culturales), escribe en su ponencia que “la propaganda es legítima y necesaria pero, con más o menos apoyos, los gobernantes deben saber qué quieren ellos y qué quieren los ciudadanos, cuáles son las prioridades y los instrumentos y cuál la estrategia para alcanzar resultados a medio y largo plazo, no solo lo inmediato.

Los ciudadanos esperan que los gobernantes, los nuevos, se enfrenten con problemas a los que aportar algunas soluciones. Tienen derecho a participar, criticar, proponer y apoyar, pero no el deber. Las llamadas a la movilización son acciones retóricas. Se hacen si hay condiciones concretas, pero no se proclaman”.
Apuesta Borja por “políticas ciudadanas que dejen huellas, que dificílmente sean reversibles, que modifiquen la relación de fuerzas entre la acumulación especulativa de capital y la mejora significativa del salario indirecto o ciudadano (o reproducción social) y que supongan una dinámica profunda que reoriente las tendencias perversas actuales requieren tiempo”.

Cuando la nueva política, con su honesta y necesaria ambición transformadora –continúa–, inicie su travesía en las instituciones de gobierno debe tener muy claro cuál es su objetivo prioritario: mantenerse en el poder, ganar las siguientes elecciones y las siguientes. Los grandes cambios requieren en muchos casos 10 ó 15 años de poder político con apoyo e iniciativa populares.
Hay que partir de la base –finaliza nuestro ponente- que las elecciones se ganan porque los que gobiernan las pierden, como decía Popper.

Para ganar las próximas elecciones no es necesario tener un programa concreto, ni una respuesta para todo. Como leí en una inscripción de un muro en Lima: “No queremos hechos, queremos ilusiones”. Transmitir ilusión y esperanza, sinceridad y seriedad es la clave. Pero hay que saber lo que se va a hacer durante los primeros seis meses, y eso supone tener una idea clara de los objetivos y de los instrumentos. Lo que no se plantea al inicio del mandato difícilmente se va a realizar más tarde.

Estas son algunas de las ideas que expone Borja en la ponencia que abre el debate sobre “Municipalismo y que a partir de este 16 de abril se puede leer completa en la web de “Espacio Público”, donde está abierta a la intervención de todos aquellos lectores que lo deseen.