Público
Público

Aforamientos Ciudadanos se impone al PP y logra limitar los aforamientos en Murcia

Los conservadores, que se saltaron su pacto con Cs, no tienen mayoría suficiente para bloquear la reforma del Estatuto de Autonomía, aprobado con el visto bueno de toda la Cámara baja, a excepción de la abstención de PP, PDCAT y PNV.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

Víctor Manuel Martínez Muñoz (i), portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea Regional de Murcia, y Fernando Martínez-Maillo, coordinador general del Partido Popular, en los pasillos del Congreso, donde se ha debatido la supresión de los aforamientos. EFE/Mariscal

Murcia sigue avanzando hacia su meta de ser la primera Comunidad Autónoma en suprimir los aforamientos. El Congreso ha dado el visto bueno a la reforma de su Estatuto impulsada por Ciudadanos y que ha sido apoyada por todos los grupos a excepción de PP, PDCAT y PNV, que se han abstenido.

Ello supone una victoria para los de Albert Rivera, que han conseguido imponerse a los conservadores. Ellos, que se habían "tragado las lentejas" de sus socios en Murcia, se han saltado el pacto, pero no podrán paralizar la reforma ni siquiera con su mayoría absoluta en el Senado. 

El nuevo texto estatutario salió de la Asamblea de Murcia aprobado por unanimidad. El PP tuvo que votar sí a la supresión de aforamientos si quería que Cs le apoyara para poder investir a Fernando López Miras en sustitución del imputado Pedro Antonio Sánchez. Era el único punto del nuevo pacto entre ambas formaciones. Los conservadores cumplieron su parte suponiendo que podrían paralizar en Madrid la aprobación final de la nueva ley

El PP alega que "nadie" les obligó a apoyar en Madrid lo que aprobaron en Murcia

Y así ha sido, en parte. El PP se abstuvo en la votación alegando que aprobar una reforma así en Murcia y no en otras Comunidades sería implantar en España un "reino de taifas". Además, el diputado encargado de defender la postura de los conservadores, Bernabé Pérez, alegó que el lugar adecuado para debatir sobre qué aforamientos limitar, a quiénes y por qué motivos sería la subcomisión del Congreso encargada de buscar "una nueva Justicia en España".

Tanto Pérez como el portavoz del grupo popular en la Asamblea murciana, Víctor Manuel Martínez, defendieron en la tribuna que no es "justo" limitar los aforamientos en Murcia y no en Andalucía, Canarias o Valencia, entre otras, y aseguraron estar a favor de estudiar una limitación de los mismos, pero no de forma exprés y sólo para una Comunidad.

Después, fuentes de su partido defendieron que no están incumpliendo ningún pacto con Ciudadanos porque, en Murcia, ni siquiera existe ya un pacto. El único punto del mismo era el ya relatado: ellos apoyaban la reforma del Estatuto allí y los naranjas, a cambio, permitían a los conservadores mantener el poder en la Comunidad tras la dimisión de Pedro Antonio Sánchez.

Cs: "La regeneración democrática se hará con o sin el PP"

Pero contaban ya con un as bajo la manga. Su intención era retrasar al máximo su votación en la Cámara baja. Sin embargo, una vez que el Pleno ha dado luz verde a la misma, poco podrán hacer para frenarla. Ahora el texto pasará a la Comisión Constitucional, donde se abrirá un período de enmiendas de 15 días que, de contar con el visto bueno de la Mesa, serían prorrogables sine die. Teniendo en cuenta que PSOE, Cs y Podemos han votado a favor, todo apunta a que no retrasarán el resto de la tramitación y el PP no tiene mayoría suficiente para impedirlo. 

Añadidas las enmiendas, el texto volverá al Pleno del Congreso -donde se da por hecho que recogerá un resultado similar al de hoy- y de ahí pasará al Senado. La Cámara alta dispone de 30 días para admitirlo a pleno e, incluso aunque el PP pase el rodillo de su mayoría absoluta para votar en contra -algo difícil de explicar porque se trata de una ley que sus propias siglas aprobaron en Murcia-, el Congreso podría levantar el veto del Senado en una segunda vuelta.  

Por todo ello, los naranjas se mostraron exultantes en los pasillos del Congreso: "Ya se lo advertimos a Rajoy: si el PP no cumple lo que tiene firmado buscaremos otras mayorías. La regeneración democrática se hará con o sin ellos", dicen. 

Esta vez sí pueden apuntarse una victoria en su haber. Aunque el PP, con su abstención, ha vuelto a trampear su pacto en común. "Nadie ha dicho, cuando la apoyamos en Murcia, que tuviéramos que apoyarla también aquí", esgrimía un alto cargo popular. A Cs, hoy, sólo le importaba colgarse la medalla: "No tienen palabra, pero tampoco tienen votos suficientes para impedir que se aprueben cosas que no les gustan", concluyeron las fuentes consultadas.

Tenso debate

Pese a ello, no todo fue un camino de rosas para los naranjas. El resto de la oposición le recriminó que haya permitido al PP seguir gobernando en Murcia -llegó a plantearse una moción de censura para cambiar el Gobierno regional antes de la dimisión de Pedro Antonio Sánchez-, del mismo modo que arremetió contra los conservadores por abstenerse hoy con algo a lo que dijeron sí en abril. 

Podemos: "Los aforamienos son una figura en la que se parapetan los representantes públicos para cometer delitos"

"Es una vergüenza que Cs siga permitiendo que Pedro Antonio Sánchez mantenga su escaño y siga manteniendo el Gobierno del PP en la Región de Murcia", espetó Javier Sánchez Serna, de Podemos. No obstante, sí se mostró a favor de recortar los aforamientos ya que los considera "una figura en la que se parapetan los representantes públicos para cometer delitos".

En una línea parecida se mostró el representante del PSOE en la Asamblea de Murcia, Pedro López Pagano, que señaló la "falta de coherencia" de algunos grupos que parecían buscar sólo "un parche momentáneo" al votar una cosa en Murcia y otra distinta en Madrid. "Esta no es una reforma al efecto, sino que tiene un carácter global. En la Asamblea hubo unanimidad. Tenemos que ser coherentes y no sólo hacer reformas para mejorar situaciones concretas", agregó. 

También la socialista María González Veracruz recordó que "el expresidente de Murcia sigue en su escaño estando imputado" (incluso "a las puertas del juicio oral", agregó), pero se mostró partidaria de "erradicar" la figura del aforado como fórmula para volver a acercar la política a la ciudadanía tras "dos décadas de despilfarro, especulación y decenas de imputados del PP" en la Comunidad. "Hoy somos noticia porque somos pioneros en esta modificación legislativa que antes o después estará también en todos los Parlamentos autonómicos y en el Congreso de los Diputados", concluyó. 

PSOE: "Pedro Antonio Sánchez está a las puertas del juicio oral"

Desde el PP, el diputado Bernabé Pérez le afeó el "haber condenado a una persona [Pedro Antonio Sánchez] sobre la que los jueces aún no se han pronunciado" y arremetió contra lo que tildó de "debate mediatizado de forma torticera".  Así, dijo estar a favor de "abrir un debate de carácter general e integral" sobre los aforamientos, pero también opinó que "no son un maná redentor que todo lo soluciona". Su compañero de filas en la Asamblea de Murcia, Víctor Manuel Martínez, pidió lo mismo. "Coincidimos todos en la necesidad de revisar los aforamientos del país, pero esta reforma no está respaldada por un debate y un estudio serio sobre quiénes deben perder el aforamiento, quiénes no y por qué", insistió. Y, además de quejarse por no haber aprovechado la reforma del Estatuto para retocar otros artículos relacionados con la financiación autonómica o problemas sociales como la sequía de la región, pidió no provocar "una nueva desigualdad" y "no escribir una nueva página de la Historia de Murcia sobre renglones torcidos"

Su petición no fue escuchada. Desde las filas de Ciudadanos, tanto su portavoz en Murcia -Miguel Sánchez-  como en el Congreso -Juan Carlos Girauta- recordaron al PP que esta medida formaba parte tanto de su pacto inicial con el anterior Ejecutivo de Pedro Antonio Sánchez como de su acuerdo de investidura de Mariano Rajoy a nivel nacional y defendieron que "es intolerable mantener los aforamientos desde del punto de vista democrático e incompatible con cualquier actividad regeneradora".

PDCAT: "No seremos nosotros quienes cuestionen la vocación de autogobierno de Murcia"

"El abuso de los aforamientos ha corrompido el sentido original de los mismos. Hoy quiebran el sentido de igualdad", defendió Girauta, que argumentó que "en la España actual se ha consolidado un auténtico Estado de derecho y ya no está justificado desconfiar de tribunales de justicia [ordinarios]". "Además, en algunos casos, quienes están llamados a ser juzgados por esos órganos [los tribunales superiores de justicia autonómicos o el Supremo] intervienen en el nombramiento de sus titulares", zanjó su exposición.

El resto de grupos, por su parte, se mostraron también más o menos partidarios de reformar los aforamientos a nivel nacional pero, a su vez, no consideraron "necesario" que deba de hacerse ahora. Es el caso del PNV, que no cree prioritario tocar ese tema en el momento actual, pero, dado que se trataba de una reforma autonómica ajena a Euskadi decidieron abstenerse. O del PDCAT, que no está conforme con eliminar dicha figura jurídica pero no quiso imponer su posición a los representantes murcianos. "No vamos a ser nosotros quienes cuestionen su vocación de autogobierno", ironizó el convergente Jordi Xuclà.