Público
Público

Díaz Ferrán se querella desde la cárcel contra Pablo Iglesias por el 'Tramabús'

El expresidente de la CEOE atribuye al líder de Podemos "injurias y calumnias, publicidad engañosa y un delito continuado en el ejercicio de los Derechos Fundamentales".

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 3
Comentarios:

Esperanza Aguirre y Gerardo Díaz Ferrán, en una imagen de 2010. EFE

El expresidente de la CEOE Gerdo Díaz Ferrán ha presentado desde prisión una querella contra Pablo Iglesias por incluir una imagen suya en el 'Tramabús' junto a diferentes políticos y periodistas bajo el lema "una mafia es una mafia".

Díaz Ferrán atribuye al líder de Podemos los delitos de "injurias y calumnias, publicidad engañosa y un delito continuado en el ejercicio de los Derechos Fundamentales". La querella señala que el slogan elegido por Podemos acusa "a todas las personas de un delito de corrupción" mientras que Díaz Ferrán "jamás ha sido condenado por un delito de corrupción ni ha estado investigado por ningún procedimiento incurso con un partido político". 

La querella se dirige también contra varios periodistas y medios de comunicación y contra uno de los internos en la prisión de Soto del Real, donde el empresario cumple la pena de 5 años de cárcel que le fue confirmada por el Tribunal Supremo por vaciar el patrimonio del Grupo Marsans. También fue condenado en el caso de las 'tarjetas black' a dos años de prisión.

El expresidente de los empresarios españoles considera delictivo que se pasee su imagen "de forma burlesca" en el autobús relacionándole con la corrupción con la única finalidad de captar la atención y ganar la confianza de los votantes de Podemos. La querella, a cuyo contenido ha tenido acceso Europa Press, se ha presentado en los juzgados de instrucción de Madrid y cuando el asunto sea turnado el órgano correspondiente éste deberá acordar su admisión o no a trámite.

En el escrito, el empresario incluye declaraciones realizadas por el líder de Podemos en varios medios de comunicación explicando las razones para poner en marcha la campaña del 'Tramabús'. Díaz Ferran las considera injuriosas porque que el eslogan publicitario serigrafiado en el autobús supone acusar a todas las personas que aparecen en él de corrupción.

"No hay forma de justificar la inescrupulosa actuación del querellado", según la defensa de Díaz Ferrán, que afirma que aún sabiendo que el empresario se encuentra "en una situación de gran vulnerabilidad como estar privado de libertad", se ha dedicado a "pasear de forma burlesca su imagen en un autobús con verdadero engaño y manipulación en sus palabras publicitarias , con la única finalidad de captar la atención y ganarse la confianza de sus votantes".

Gerardo Díaz Ferrán ingreesó en la cárcel en diciembre de 2012 con una condena de más de cinco años de privación de libertad por haber vaciado el patrimonio de Viajes Marsans antes de declarar el concurso de acreedores y otra de dos años por haberse apropiado de 4,4 millones de euros de sus clientes que habían suscrito contratos y reservas con esta agencia de viajes.