Público
Público

Entrevista a Mauricio Valiente "Nos querellamos contra el franquismo porque no puede haber madrileños de primera y de segunda"

El Tercer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Mauricio Valiente, explica los motivos que llevarán al Consistorio de la capital a presentar una querella en los juzgados españoles para que se investiguen los crímenes franquistas

Publicidad
Media: 5
Votos: 6
Comentarios:

El concejal del Ayuntamiento de Madrid Mauricio Valiente en una imagen de archivo. -JAIRO VARGAS

Mauricio Valiente ha dedicado su vida profesional a la defensa de los Derechos Humanos. Lo ha hecho en España, en América Latina y también en África. Y ahora lo continúa haciendo desde el Ayuntamiento de Madrid, donde ejerce como Tercer teniente de alcalde. Su objetivo es, según sus palabras, que los derechos humanos dejen de ser palabras bonitas que se pronuncian en grandes discursos y se conviertan en realidades palpables en los barrios de la ciudad. Y hoy por hoy, el objetivo parece más asequible. Las víctimas del franquismo de la ciudad de Madrid, por ejemplo, están más cerca de hacer efectivo su derecho de acceso a la Justicia. 

El Ayuntamiento de Madrid aprobará, con los votos de Ahora Madrid y PSOE, una moción que obliga al Consistorio a recoger testimonios de víctimas del franquismo y sus familiares en la ciudad de Madrid y a presentar una querella ante la Justicia para que se investiguen los crímenes de la dictadura en la ciudad en el contexto de crímenes de lesa humanidad. 

Ha costado, pero ha llegado el momento. El Ayuntamiento se querellará para que se investiguen los crímenes del franquismo. 

Es un compromiso en el que veníamos trabajando desde hace tiempo dentro del Plan de Derechos Humanos de la ciudad. En ese plan, articulamos un eje completo de víctimas, atención a víctimas y lucha contra la impunidad. En ese contexto, finalmente, hemos alcanzado un acuerdo con el PSOE para tener una mayoría suficiente en el Pleno que nos permita impulsar esta iniciativa, que es muy necesaria.

"Hemos alcanzado un acuerdo con el PSOE para tener una mayoría suficiente en el Pleno que nos permita impulsar esta iniciativa"

No tiene sentido que víctimas de crímenes de lesa humanidad no tengan ningún tipo de acceso a la Justicia ni a medidas de reparación cuando llevamos años trabajando, como no puede ser de otra manera, con víctimas del terrorismo y ahora del yihadismo. Era una asignatura pendiente y ha valido la pena esperar para poder presentarlo con la suficiente entidad y la garantía de que va a salir adelante. 

¿Qué pasos dará el Ayuntamiento a partir de ahora?

La proposición tiene tres aspectos. Uno, participar en la red de ciudades contra la impunidad para conocer los pasos que han dado el resto de ayuntamientos que también han anunciado acciones judiciales contra el franquismo. En ese sentido, en este mes de noviembre Madrid acogerá una nueva cita de la ciudad que servirá de asesoría legal. Dos, abrir una recepción de testimonios de víctimas con todas las garantías. Este paso lo queremos dar cuanto antes. Y el tercer punto es la presentación de la querella. Son tres aspectos ligados. Necesitamos y queremos presentar una querella bien fundamentada en testimonios de las víctimas, con una estrategia clara, que nos permita trabajar en un litigio estratégico e ir avanzando en la lucha contra la impunidad.

¿Por qué es tan importante que el Ayuntamiento de Madrid se querelle contra los crímenes franquistas? 

Es básico. No puede haber vecinos de primera y de segunda. El Ayuntamiento tiene que ser capaz de atender a todas las personas que viven en la ciudad en pie de igualdad. Partimos de un agravio y un olvido injustificable. Y ahora queremos trabajar con todas las víctimas de delitos graves en nuestra ciudad. Queremos verdad, justicia y reparación para todas las víctimas. Queremos verdad, porque hay mucha gente que desconoce que aquí se torturó, que hay miles de desaparecidos en cuentas, que se han producido violaciones graves de Derechos Humanos que no son amnistiables ni prescriben. Queremos justicia, porque las víctimas tienen el derecho de acceso a la justicia y para que se pueda identificar a los culpables e investigar estos hechos. Y, por último, queremos reparación para las víctimas, que vean que ese daño que se les produjo al menos tiene como consecuencia acciones en positivo por parte del Ayuntamiento. Esto se hace diariamente con las víctimas del terrorismo y hay medidas de reparación. No puede haber vecinos de primera y de segunda. Las víctimas de lesa humanidad del franquismo tienen el mismo derecho que el resto a la verdad, a la justicia y a la reparación. Esto cierra heridas. ¿Por qué negar a una víctima la verdad, la justicia y la reparación?

"Las víctimas de lesa humanidad del franquismo tienen el mismo derecho que el resto a la verdad, a la justicia y a la reparación"

¿Existe el compromiso o la voluntad de que la querella se presente antes de que termine la legislatura?

No hemos querido establecer ningún tipo de plazo. No sería serio. He trabajado en el ámbito de la Justicia internacional y para que una querella tenga alguna posibilidad de éxito la clave está en la preparación previa, que tiene que ser exhaustiva. Por eso queremos recoger testimonios, trabajar en red con otras ciudades y presentar la querella. Anticipar un plazo sería hacernos trampas a nosotros mismos y al conjunto de la ciudadanía. La lucha contra la impunidad es difícil. Conlleva compromiso social, lucha de las administraciones... en esa lucha este gobierno estará implicado.

Hasta ahora la Justicia ha tirado por tierra todas los intentos de enjuiciar el franquismo. ¿Tiene el Ayuntamiento una plan, una idea para que esta vez sea diferente?

El hecho mismo de anunciar la presentación de una querella y atender a las víctimas ya tiene un efecto positivo. En segundo lugar, esto reabre el debate. Muchos municipios, que ya tienen un trabajo previo, con los que vamos a trabajar en red, están estudiando fórmulas alternativas para conseguir que se aplique la legalidad internacional. Que Madrid se sume a esta corriente tendrá un impacto. La Justicia tarda muchísimo en este tipo de temas. Un ejemplo fue el caso de Pinochet, pero al final la Justicia llega. Y en todo caso, el simple hecho de recoger testimonios y de buscar justicia ya es una aportación. Además, que Madrid se presente en esta lucha tiene una importancia simbólica muy fuerte. 

"No hemos querido establecer ningún tipo de plazo para la presentación de la querella. No sería serio"

Hace 9 meses el Ayuntamiento declinó presentar una querella en los tribunales. ¿Supone esta decisión un cambio de criterio? 

En absoluto. Queríamos trabajar con seriedad y queríamos hablar con otras ciudades porque, para nosotros, avanzar junto con Barcelona era fundamental. Entendemos que las organizaciones sociales tengan sus ritmos, pero el Ayuntamiento tiene los suyos. Teníamos que hacer un trabajo previo y teníamos que saber muy bien qué puede aportar el Ayuntamiento.

La presentación o no de esta iniciativa, ¿ha provocado división en el seno de Ahora Madrid? 

La convicción y el entusiasmo con este proyecto es compartido por todo el grupo municipal. No hemos tenido diferentes opiniones sobre la necesidad de la misma aunque sí hemos debatido sobre qué grado de preparación y concreción se requería para que una vez aprobado por el Pleno se pudiera concretar en la práctica y tener éxito.

¿Cómo valora que el PSOE les acompañe en este proceso?

Muy positivamente. Esta iniciativa es social. La Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina (CEAQUA) se dirigió a todos los grupos del Ayuntamiento y tanto el PSOE como nosotros nos hemos comprometido a sacarla adelante. Creo que este tipo de políticas no pueden ser políticas de un grupo, de un gobierno. Tienen que ser políticas de ciudad. Hemos hecho muchísimos esfuerzos para que las políticas de memoria rompan el partidismo. Muchas personas han criticado que no hayamos sido más rápidos o más ambiciosos, pero, por ejemplo, que el cambio de las calles no haya tenido ningún voto en contra en el Pleno tiene un valor añadido. Creo que lo importante es que los pasos adelante que damos se hagan bien. ¿Se tenía que haber hecho hace mucho tiempo? Sí. ¿Con mucha mayor intensidad? Sin duda. Pero lo importante es que estamos avanzando.  

"Creemos que es necesario cambiar la cultura, muy generalizada, de que los Derechos Humanos son una especie de música celestial"

De las políticas de memoria del Ayuntamiento, ¿qué más nos puede contar? Por un lado tenemos la querella, pero también se ha hablado mucho sobre un Museo de la Memoria.

Las políticas de memoria que estamos desarrollando tienen fundamentalmente cinco ejes. El primero tiene que ver con el cambio de callejero en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Otro eje tiene que ver con la retirada de los vestigios franquistas. El tercer punto es la instalación de placas de reconocimiento a personas víctimas de la represión en nuestra ciudad. El cuarto tiene que ver con los Lugares de Memoria para que queden señalizados, como por ejemplo los cementerios, cárceles, etc. El último y quinto componente serían las exposiciones, itinerarios históricos, actos culturales, etc. En este último eje debatimos si la ciudad necesita un Museo de la Memoria o qué tipo de actuación museística puede recoger la necesidad de que la Memoria Democrática esté presente en la ciudad. Es algo que no está cerrado pero que está sobre la mesa para tomar una decisión.

El objetivo, dicen ustedes, es convertir a Madrid en una ciudad referente en la defensa de los Derechos Humanos

Creemos que es necesario cambiar la cultura, muy generalizada, de que los Derechos Humanos son una especie de música celestial, algo de lo que los políticos se acuerdan en momentos de grandes declaraciones, pero que no suponen compromisos concretos en la vida cotidiana de las personas. En Madrid estamos avanzando en otra línea. Queremos hacer una ciudad referente en la lucha por los Derechos Humanos, pero lo hacemos con la convicción de que los vecinos tienen que sentirlo. Y eso va desde el derecho de acceso a la justicia de las víctimas del franquismo a las rampas para personas en sillas de ruedas. Los derechos humanos son nuestra prioridad y está Administración está comprometida con todos y cada uno de ellos.