Público
Público

Psoe Patxi López se reivindica como el candidato que unirá al PSOE frente a Sánchez y Díaz

Pide que no se pongan etiquetas a los socialistas de ser más de izquierdas o de derechas

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:
El aspirante a secretario general del PSOE Patxi López aplaude durante el acto celebrado hoy en la localidad madrileña de Getafe. EFE

El aspirante a secretario general del PSOE Patxi López aplaude durante el acto celebrado hoy en la localidad madrileña de Getafe. EFE

“Unidad, me lo vais a oír muchas veces, en muchos actos, pero es lo que se juega el PSOE en estas primarias”. Así comenzó el precandidato socialista a las primarias Patxi López su primer gran acto en Getafe (Madrid) ante cerca de 1.500 personas, porque hasta ahora había hecho una campaña con pequeños encuentros en agrupaciones locales.

El acto pretendía ser la presentación de su proyecto político para el partido, que está basado fundamentalmente en la idea de que tras este proceso el PSOE no puede volver a romperse o a dividirse internamente, como lo ha estado en los últimos años. En este sentido, se comprometió a que, si gana las primarias, llamará a los dos candidatos y contará con ellos y sus equipos en el nuevo proyecto socialista.

También, en un claro reproche a Pedro Sánchez, pidió que se dejen de poner etiquetas a los socialistas, y de decir a los militantes quiénes son más de derechas o más de izquierdas.

López presentó más de cien motivos para unir al PSOE en torno a un proyecto y a un liderazgo que, en su opinión, pasa por recuperar su espacio de ser “una izquierda exigente y transformadora”, alejada tanto del PP como de Podemos., a los que calificó como la “plutocracia” y el “populismo”.

En sus propuestas políticas, muchas parecidas al proyecto de Sánchez, abogó por la derogación de la reforma laboral, el pacto educativo o el ingreso mínimo vital. Hizo especial hincapié en la lucha contra la violencia de género y aseguró que hay que combatirla como se hizo con el terrorismo. Es más, hizo una propuesta concreta: “La vida y la integridad de las mujeres debe ser un mandato de la Constitución”.

Pero ya en plena campaña, no faltaron advertencias a los que serán sus posibles rivales, e indicó que no se une a un partido enfrentando a la militancia con sus dirigentes –en clara referencia a Sánchez-, ni tampoco exigiendo uniformidad a los que piensan diferente, lo que también sonó a una clara referencia a Susana Díaz.

Así, defendió sus propuestas internas ya conocidas de que hay que cambiar el modelo de partido en al menos tres aspectos: la militancia debe ser consultada en los pactos de gobierno; las próximas primarias que se celebren tendrán doble vuelta para reforzar más el liderazgo de quien salga elegido y, sobre todo, insistió en nunca se destituya a un secretario general sin consultar a las bases del partido.