Público
Público

Pedro Sánchez El nuevo Gobierno de Sánchez provocará el cese de casi 440 altos cargos del Estado

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda calculan que un mínimo de 35,4 millones de euros en sueldos cambiará de manos, con unas retribuciones medias anuales de 81.125 euros.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda tras intervenir ante el pleno del hemiciclo del Congreso en el debate de la moción de censura presentada por el PSOE. EFE/J.J. Guillén

La llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa tras la aprobación de su moción de censura impulsada por los socialistas contra Mariano Rajoy provocará previsiblemente el cese de 437 altos cargos del Estado en las próximas semanas, según cálculos de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

A estos 437 ceses de altos cargos se sumarían un número indeterminado de los cerca de 6.000 funcionarios eventuales y de carrera que ocupan puestos de confianza, que podrían cesar también más adelante, estima Gestha, que recuerda que no sólo cesarán los ministros, sino también secretarios de Estado, subsecretarios y directores generales, quienes tendrán que abandonar sus puestos a lo largo de este mes. 

Habrá movimientos entre los jefes de gabinete y entre los presidentes de organismos y empresas públicas con la llegada del nuevo Gobierno socialista presidido por Pedro Sánchez.

Los técnicos de Hacienda calculan también que un mínimo de 35,4 millones de euros en sueldos de altos cargos cambiará de manos, con unas retribuciones medias anuales de 81.125 euros.

El fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, se encuentra en estos momentos en funciones. El artículo 31 de la Constitución fija que el "mandato del Fiscal General del Estado tendrá una duración de cuatro años", pero también indica que éste dejará su cargo de forma automática "antes de que concluya dicho mandato" si el Gobierno que lo ha propuesto cesa.

Asesores y funcionarios de libre designación

A esto se podrían añadir también algunos cambios entre los 182 embajadores, aunque probablemente serán limitados al descartarse en principio el cese de los que accedieron a sus puestos por carrera diplomática.

Simultáneamente, cesarán 566 asesores de estos altos cargos que no son funcionarios por oposición, que desempeñan funciones de confianza o asesoramiento especial, y también podrán cesar asesores que son funcionarios de carrera, que pasarían a ocupar otros puestos no calificados de confianza.

Por otra parte, Gestha sostiene que, en una tercera fase, hasta 4.841 funcionarios libremente designados podrían llegar a ser revocados de la dirección de la Administración del Estado y de sus organismos públicos.

Los diez puestos públicos mejor remunerados

Los técnicos vaticinan que los cargos mejor remunerados por sus altas retribuciones serán los primeros en relevarse, salvo aquellos que fueron nombrados por consenso u ocupan puestos en órganos reguladores o supervisores.

El puesto mejor remunerado de las administraciones públicas es el de la presidenta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, Pilar Platero, que percibe 219.641 euros anuales, seguida del director general de Enaire, Ángel Luis Arias (177.145 euros); el presidente de Adif, Juan Bravo (167.128 euros); el presidente de Renfe-Operadora, Juan Alfaro (161.998 euros) y el delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, Jordi Cornet (156.550 euros), según datos extraídos del Portal de Transparencia.

Completan el 'top 10' de los cargos públicos mejor remunerados el que ocupa la vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Ana María Martínez-Pina (155.206 euros); el presidenta de la CNMV, Sebastián Albella (153.480 euros); el director de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda, Jaime Sánchez Revenga (144.380 euros); el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá (137.713 euros) y una consejera de la CNMV (136.818 euros).