Público
Público

Temporal de nieve El PP pide "disculpas" a los conductores pero echa balones fuera y culpa a Abertis del colapso en la AP-6

Génova cierra filas con los ministros de Interior y de Fomento e insiste en que la "responsabilidad es de la empresa privada" concesionaria de la autopista

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Comité de Dirección del PP. EFE/ Paco Campos

"Pedimos disculpas porque nos colocamos del lado de los ciudadanos". Así valoró este lunes el coordinador general del PP las noticias sobre el colapso que el temporal causó en la AP-6 y otras autopistas españolas y que dejó a más de 3.000 conductores encerrados en medio de la nieve este fin de semana. Fernando Martínez-Maillo comenzó pidiendo perdón, pero tampoco asumió ningún tipo de responsabilidad por parte del Gobierno. La culpa, según él, es de la concesionaria de la vía: Abertis.

Tras recordar que la tasa que cobra dicha empresa "no es nada barata", el número tres del Partido Popular insistió en que "las decisiones con relación a la autopista las tiene que tomar el concesionario. Es la empresa a quien corresponde tomar decisiones antes de la nevada". "Cuando ya se produce el colpaso, los ministerios ya toman decisiones para rescatar a las personas, pero cuando la situación ya estaba provocada", defendió.

Maillo, aunque presumió de haber vuelto a Madrid un día antes de los previsto por el temporal, quitó toda culpa a los conductores ("La gente decidió venir ese día porque quiso y ya está", dijo). Contradijo, así, la versión de la Dirección General de Tráfico (DGT), cuyo director, Gregorio Serrano, había responsabilizado a los viajeros por su falta de previsión. "Las cadenas ayudaron o no a lo sucedido, pero evidentemente, nosotros nos ponemos de su lado", agregó.

No obstante, lejos de hacer autocrítica con el Ejecutivo de Mariano Rajoy, Maillo cerró filas en torno a los titulares de Fomento, Iñigo de la Serna, e Interior, Juan Ignacio Zoido. "El Gobierno actuó con prontitud, responsabilidad y transparencia. Estuvo al pie del cañón en todo momento", valoró. Aunque también emplazó a los ministros correspondientes a ofrecer los detalles en el Congreso sobre el cierre y posterior reapertura de la AP-6 o sobre su no presencia en Madrid durante la crisis y se dio un margen para "ver qué se puede mejorar", el líder conservador también defendió que "lo importante es que hubo coordinación en la Administración para solventar el problema", concluyó.

Ciudadanos, con el "viento"

En otro orden de cosas, Maillo también explicó las decisiones tomadas por el Comité de Dirección en su primera reunión del 2018, que estuvo presidida por Mariano Rajoy. Por un lado, presentó un futuro calendario con el que el PP pretende en los próximos meses prepararse para las elecciones autonómicas y municipales del 2019 y recuperar la cercanía con los ciudadanos, así como dar imagen de actividad frente a las acusaciones de "inmovilismo" de Rajoy.

En este contexto, el grupo parlamentario pretende dar "empuje" a las reformas pendientes del 2017 (financiación autonómica, pacto por la Educación y pensiones, principalmente), así como intentar evitar que toda la oposición consiga derogar la prisión permanente revisable (cadena perpetua) que impulsó Gallardón. El PP sigue defendiendo su medida y ha aprovechado el caso de Diana Quer para volver a ponerla en el punto de mira y pedir, de paso, "a los acostumbrados que suelen ir donde sopla el viento, rectifiquen cuanto antes", dijo en relación a la abstención de Ciudadanos en la votación que inició los trámites para su eliminación.

Por otro lado, Maillo volvió a asegurar que la intención de Rajoy es agotar la legislatura, y se mostró convencido de que, tarde o temprano, las negociaciones para los Presupuestos Generales del Estado del 2018 darán su fruto. Con ello dio por hecho que Génova no se cree la amenaza de los de Albert Rivera, que pidieron expulsar de las filas del PP a la senadora imputada en Púnica Pilar Barreiro a cambio de apoyar las cuentas del Gobierno. "En política conviene no exagerar y no sobreactuar. Y Cs está sobreactuando, probablemente para tapar la frustración que está generando en Catalunya su falta de iniciativa", sentenció para acusarles de "tener miedo a gobernar y asumir responsabilidades".

Asimismo, reabrió la batalla entre ambas formaciones recordando el informe desfavorable del Tribunal de Cuentas sobre la financiación de Ciudadanos: "Por muchas cosas de las que dice ese informe hay políticos procesados en estos momentos", espetó Maillo. Después aseguró que el PP "siempre cumple" con lo pactado y volvió a trampear el acuerdo de investidura recordando a sus socios naranjas que la expulsión de un cargo o de militancia está supeditada a la imputación "formal".

En cualquier caso, Maillo volvió a instar a Arrimadas a que forme gobierno y le mostró su apoyo para lograr la presidencia de la Mesa. Precisamente, el PP no piensa mover ficha en Catalunya hasta que se haya constituido el Parlament, previsiblemente el próximo 17 de enero, por lo que de momento ha descartado desvelar nada acerca del futuro de Xavier García Albiol. Tampoco asumen, de momento, ningún error: "Nos sentaremos en las próximas fechas [la dirección nacional] y el PPC para analizar aciertos y errores y tomar las medidas que haya que tomar", concluyó.

DISPLAY CONNECTORS, SL.