Público
Público

PSOE y Podemos Sánchez e Iglesias se reunieron en secreto para valorar una agenda legislativa común 

El presidente invitó al líder de Podemos el pasado jueves a La Moncloa. Ninguna de las partes dan información sobre lo negociado, aunque sí hay algunas claves para entender la reunión: al día siguiente el Ejecutivo levantó el veto a 16 propuestas de Podemos en el Congreso e Iglesias ofreció a su partido como principal socio del Gobierno.  

Publicidad
Media: 3.95
Votos: 21

Foto de archivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. / EFE

El pasado jueves se reunieron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en secreto en La Moncloa. Según ha adelantado La Vanguardia, y ha confirmado Público, el presidente del Gobierno invitó al líder de Podemos para sondear las posibilidades de una agenda legislativa común para lo que resta de legislatura. Este encuentro se produjo un día antes de que Iglesias anunciara, de forma oficial y pública, que se ofrecía como principal socio de Gobierno si el PSOE cumplía con una agenda social

La reunión se hizo en secreto. Ninguna de las partes avisaron del encuentro ni comparecieron después de la reunión. Ni siquiera este viernes, cuando Iglesias se ofreció como socio  y anunció una veintena de medidas que quiere marcar al nuevo Ejecutivo. El contenido de la reunión tampoco ha trascendido: fuentes del Gobierno confirman que estuvieron analizando los temas pendientes en el Congreso, pero ni Podemos ni el PSOE dan más datos sobre un posible pacto. Fuentes del partido morado tampoco dan más pistas sobre la reunión, "Pablo Iglesias no habla de las reuniones privadas con el presidente", aseguran. 

Desde Podemos ya habían incidido en que estaban a la espera de un encuentro entre los dirigentes para tratar el nuevo escenario político y las medidas que el Gobierno decidirá llevar a cabo. Los socialistas, que gobiernan con 84 diputados, necesitan el apoyo del resto de los partidos para poder aprobar iniciativas en el Congreso. El PSOE y el grupo confederal de Unidos Podemos sumarían 151 diputados, aunque aún tendrían que legar a acuerdos con otros partidos para llegar tanto a una mayoría simple como absoluta.

Echenique ha confirmado este mismo sábado que los responsables de PSOE y Podemos "hablan habitalmente"

Aunque no se tenga más información sobre el encuentro, sí hay claves que pueden servir para analizar y valorar la reunión. Al día siguiente, el Gobierno anunció que levantaba el veto a tratar en el Congreso 18 proposiciones de ley que fueron frenadas en su día por el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy. Una paso que ya se pudo interpretar como un guiño a Podemos, ya que del conjunto de medidas a las que se les ha dado vía libre para su tramitación, 16 fueron presentadas por la formación de Pablo Iglesias.

Además, este viernes tuvo lugar el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos en el que Iglesias ofreció a Podemos como "principal socio del Gobierno" y anunció una batería de 20 medidas para lograr un acuerdo parlamentario con Sánchez. Iniciativas entre las que destaca revalorizar las pensiones conforme al IPC, eliminar el factor de sostenibilidad, derogar la ley mordaza y las dos últimas reformas laborales, subir el salario mínimo, paralizar los desahucios sin alternativa habitacional o recuperar el dinero inyectado en la banca rescatada.

Sobre estas medidas, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, se ha mostrado confiado en que puedan ser llevadas a cabo "porque muchas de estas propuestas se apoyan en leyes ya presentadas en el Congreso de los Diputados, vetadas por el PP con el apoyo de Ciudadanos". También ha sostenido que los responsables de PSOE y Podemos "hablan habitualmente", aunque los proyectos de ambos partidos son "diferentes".

Las líneas rojas para Podemos en su apoyo a Sánchez

La aproximación que parece mostrar esta reunión, ya había sido confirmada por parte de Podemos. Desde el triunfo de la moción de censura, Podemos ha celebrado el nuevo Gobierno y se ha mostrado proclive en apoyar las iniciativas sociales del Gobierno. Aún así, también ha marcado unas líneas rojas: cuando se conoció el fraude a Haciendo del exministro Màxim Huerta, Iglesias pidió su dimisión y, durante el Consejo Ciudadano Estatal de este viernes, el número uno de Podemos también aseguró que no apoyarán al Ejecutivo si llevan a cabo medidas que sirvan "para recortar, privatizar, amparar corruptos o atacar libertades". 

En el campo legislativo, el mayor reto será la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado del 2019, cuentas que el Ejecutivo debe presentar en septiembre en el Congreso. Y, el mayor frente, parece abrirse ocn el techo de gasto, que deberá debatirse en el Congreso el próximo julio. Ante esto, Podemos ya ha anunciado que pedirá que se negocie con Bruselas.