Publicado: 19.05.2015 11:11 |Actualizado: 19.05.2015 21:37

Detenido el cantante de Def Con Dos acusado de enaltecer el terrorismo en internet

Por el momento en total son 19 los detenidos entre Vizcaya, Guipúzcoa, Álava, Catalunya, Valencia, Vigo y Madrid. En la 'operación Araña' se prevé la detención de 30 o 40 personas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El cantante de Def Con Dos junto al resto de los integrantes del grupo. /EFE

El cantante de Def Con Dos junto al resto de los integrantes del grupo. /EFE

MADRID.- La Guardia Civil ha detenido a 19 personas por enaltecimiento del terrorismo en redes sociales, en una operación, la Araña III, que se está desarrollando en ocho provincias de seis comunidades autónomas.
Uno de los detenidos es César M.L., líder del grupo de música Def con Dos, el único arrestado en Madrid en una Operación Araña II. 

El detenido del grupo es César Montaña Lehmann, cuyo nombre artístico es César Strawberry, ha sido arrestado Madrid. Tras prestar declaración ante las autoridades, el intérprete y autor de las letras del grupo, ha quedado en libertad.



Al parecer el músico instaba en su Twitter a secuestrar de nuevo al funcionario de Prisiones Ortega Lara y en los que pedía dar "lo de Carrero Blanco" a otros políticos como Fraga o Blas Piñar son algunos de los motivos por los que ha sido detenido el líder del grupo de música rap metal Def con Dos, César Strawberry. La Guardia Civil le acusa de un delito de enaltecimiento del terrorismo al igual que a los otros 18 detenidos en el marco de la denominada 'Operación ArañaIII'.

"A Ortega Lara habría que secuestrarle ahora", decía uno de sus comentarios difundidos en la red social, un comentario publicado en 27 de enero de 2014 y hacía referencia al funcionario de prisiones secuestrado por ETA en un zulo durante 532 días entre 1996 y 1997.

"Franco, Serrano Súñer, Arias Navarro, Fraga, Blas Piñar... si no les das lo que a Carrero, la longevidad se pone siempre de su lado", decía en otro comentario en el que hacía alusión al atentado que acabó con la vida del almirante y presidente del Gobierno al final de la dictadura franquista. Estos dos comentarios los publicó en su cuenta personal de esta red social @CesarStrawberry.

"A Ortega Lara habría que secuestrarle ahora", decía uno de sus comentarios difundidos en la red social, un comentario publicado en 27 de enero de 2014 y hacía referencia al funcionario de prisiones secuestrado por ETA

En Vizcaya, una de las detenciones se ha producido esta mañana en la calle Ferrerías de Barakaldo, donde los agentes de la Guardia Civil han esperado durante alrededor de hora y media hasta que se ha entregado el detenido, identificado con las iniciales A.J.G, que inicialmente se negaba a abrirles la puerta de su domicilio.

En esta misma localidad también se ha arrestado a K.P.L., cuando salía de su vivienda en la calle San Bartolomé y se dirigía a estudiar.

Otros detenidos en Vizcaya son X.A.A., arrestado en Getxo, y X.O.L., en Portugalete.

De los siete detenidos en este territorio, dos ya han quedado en libertad, han precisado las mismas fuentes.

Respecto a los arrestos practicados en Álava, uno de ellos es vecino de Amurrio y responde a las iniciales A.R.M., y los otros residen en Vitoria y han sido identificados como M.R.G.U. y V.F.A.

Dos de los detenidos en Gipuzkoa son I.B.M., arrestado en las inmediaciones de la estación de tren de Tolosa, y F.L.A. detenido en Orio.

Fuera ya de Euskadi, los agentes han arrestado a cuatro personas en Catalunya, de las cuales se han identificado a dos como C.L.B. y A.C.B.; dos en Madrid -una de ellas identificada como C.A.M.L.-, uno en Valencia, identificado como C.V.R.; otro en Vigo identificado como M.L.M. y otro -G.J.H.B.- en la Granja de San Ildefonso, en Segovia.

El Ministerio del Interior ha emitido un comunicado en el que informa de que la 'operación Araña III' prevé la detención de entre 30 y 40 personas por la difusión de "comentarios y referencias en las redes sociales, llevados a cabo de forma reiterada, en perfiles públicos y con numerosos seguidores adheridos, van desde el ensalzamiento de los asesinatos de miembros de la Guardia Civil por la organización terrorista ETA; el asesinato de agentes de la Policía Autonómica Vasca; el deseo de que se cometan atentados contra alcaldes, miembros del Gobierno, jueces o empresarios; o la burla y ridiculización hacia víctimas concretas del terrorismo, así como expresiones de enaltecimiento de determinados grupos terroristas".

 

La operación de la Guardia Civil es la continuación de Araña I, que tuvo lugar en abril de 2014 y se saldó con la detención de 21 personas; y Araña II, en noviembre, que supuso el arresto de otras 19 y la imputación de dos más por enaltecer las acciones de ETA pero también del terrorismo yihadista, los GRAPO o Terra Lliure.

Entre las frases que motivaron la operación de noviembre se encontraban comentarios en los que se insultaba gravemente al concejal asesinado por ETA Miguel Ángel Blanco o mofas sobre otras víctimas y atentados históricos de la banda como el de la Casa Cuartel de Vic en el que murieron cinco niños. Además, se piden atentados contra políticos como Rajoy, Rubalcaba o Esperanza Aguirre o la Infanta y el Rey Felipe VI.

Las primeras condenas

Precisamente la Audiencia Nacional dictó este mes de mayo sus dos primeras condenas contra dos menores de edad por enaltecer a ETA en las redes sociales. Los dos jóvenes, de 17 y 16 años cuando sucedieron los hechos, fueron detenidos en estas operaciones de la Guardia Civil contra decenas de acusados de emitir comentarios ofensivos contra las víctimas y hacer apología del terrorismo.

Ambos menores --uno de ellos representado por un abogado que habitualmente defiende a militantes de ETA-- llegaron a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y aceptaron la imposición de seis meses de tareas socioeducativas, según las resoluciones a las que tuvo acceso Europa Press.

El actual Código Penal contempla penas de hasta dos años de prisión por este delito, si bien la reciente reforma de esta ley impulsada por el Gobierno y en concreto el pacto antiyihadista pactado con el PSOE --que no entra en vigor hasta el 1 de julio-- ya eleva esta pena hasta los tres años por lo que se abre la puerta a entrar en prisión pese a no contar con antecedentes.