Público
Público

Pensiones Miles de pensionistas protestan en más de cien movilizaciones pese a la lluvia y la nieve

Los manifestantes, entre ellos también muchas personas jóvenes, inciden en el rechazo al incremento del 0,25 % de las pensiones para este 2018 y denuncian el empobrecimiento de los pensionistas, exigiendo su revalorización conforme al IPC

Publicidad
Media: 4.10
Votos: 20

Miles de pensionistas se concentran bajo la lluvia en Madrid. Fernando Villar / EFE

Miles de personas, en su mayoría jubilados, han vuelto a salir este sábado a la calle para exigir unas pensiones dignas, su revalorización conforme al IPC y la defensa del sistema público de pensiones en el más de un centenar de manifestaciones convocadas por toda España. Los manifestantes, entre ellos también muchas personas jóvenes, han rechazado el incremento del 0,25 % de las pensiones para este 2018 y denunciado el empobrecimiento de los pensionistas, teniendo en cuenta que la economía española ha crecido un 3 % en el último año y que los precios lo han hecho más de un 1 %.

En Barcelona han acudido a la manifestación unas 30.000 personas. La convocatoria ha sido impulsada por la Marea Pensionista de Catalunya con el apoyo de los sindicatos CCOO y UGT, y ha arrancado poco después de las 11:00 horas de la Plaça Urquinanona, discurriendo hasta la Delegación del Gobierno en Cataluña. Bajo el lema No al pacto de Toledo, los manifestantes han lanzado consignas contra el Gobierno de Mariano Rajoy y han defendido la convocatoria de una huelga general, siguiendo el camino marcado por el movimiento feminista. Durante la marcha, algunos manifestantes han quemado las cartas recibidas por el Ministerio de Empleo en que se les anunciaba la revaloración del 0,25 % en las pensiones de 2018.

También han acudido a la marcha líderes políticos como el de Catalunya En Comú-Podem, Xavier Domènech, o una delegación del PSC encabezada por Miquel Iceta, Meritxell Batet o los alcaldes Núria Marín (L'Hospitalet de Llobregat), Núria Parlon (Santa Coloma de Gramenet) o Carles Ruiz (Viladecans), entre otros dirigentes.

Precisamente la delegación socialista ha vivido algunos instantes de tensión cuando ha sido abucheada por unos manifestantes que portaban distintivos amarillos independentistas, como también por otros que les han reprochado sus políticas respecto a las pensiones.

La manifestación ha concluido con la lectura de un manifiesto y las palabras de Domiciano Sandoval, que ha pedido "a los partidos de izquierda y progresistas que busquen un discurso que vaya con la ciudadanía", mientras que ha advertido de que "el Gobierno de Rajoy empieza a estar en peligro". "No permitiremos que entregue el sistema público de pensiones a la banca, no daremos ni un paso atrás", ha remarcado.

En un tuit, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha agradecido a la Marea Pensionista que haya "llenado las calles de Barcelona de dignidad, futuro y esperanza".

Además de en Barcelona, los pensionistas se han movilizado en defensa de sus derechos en otras ciudades catalanas como Tarragona, Lleida, Girona, Tortosa (Tarragona), Reus (Tarragona) o Granollers (Barcelona).

En el caso de Madrid, con algo de retraso y bajo una intensa lluvia e incluso nieve que ha caído por la mañana, ha arrancado la manifestación convocada por la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones (MERP). La cabecera ha iniciado la marcha desde la Puerta del Sol por la Calle Carretas tras la pancarta de la MERP con el lema Blindemos las pensiones en la Constitución, donde se encontraban los portavoces de la asociación, así como personalidades del mundo de la cultura como el músico Miguel Ríos o los escritores Elvira Lindo y Antonio Muñoz Molina. Tras ellos han marchado otros movimientos ciudadanos, entre los que se encontraban el Movimiento Feminista de Madrid o la plataforma Recortes Cero. Ni el agua ni el viento detiene el movimiento ha sido una de las consignas coreadas por los manifestantes, que también han gritado No quedan pensiones para jubilados, pero cómo gastan los despachos del Estado o Más pensiones y menos ladrones.

El portavoz de la MERP, Joanen Cunyat, ha asegurado que esta manifestación es "un clamor y una exigencia de la sociedad para que se blinden las pensiones en la Constitución". Según defiende la mesa, las pensiones deben aparecer en la Constitución como un derecho fundamental y se tiene que prohibir explícitamente su privatización o que pierdan poder adquisitivo.

La marcha ha concluido en la plaza del Museo Reina Sofía donde se ha leído el manifiesto de la MERP, firmado por más de 200 organizaciones y 100 personalidades del mundo de la cultura, en el que se pone de manifiesto "el deterioro y la pérdida de poder adquisitivo" que está afectando a las pensiones públicas. Asimismo, asegura que "nuevas medidas, como el factor de sostenibilidad" van a recortar más las pensiones y denuncia que hay "un reiterado intento por ampliar el negocio de los fondos de pensiones privados".

Por la tarde, la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, con el apoyo de otras organizaciones como la CGT, ha convocado una manifestación a las 18.00 horas desde la Puerta del Sol hasta Neptuno.

Todas las organizaciones convocantes han llamado a participar en estos actos de protesta, que dan continuidad a las manifestaciones que se celebraron el pasado 22 de febrero y que tuvieron su máxima expresión en Madrid, donde los jubilados y pensionistas que salieron a la calle llegaron a cortar el tráfico frente a las puertas del Congreso de los Diputados.

En Euskadi, 15.000 personas, según la Policía Municipal, se han manifestado este mediodía en Vitoria, y otros tantos miles lo hacían por la tarde en San Sebastián. Pero la que ha constituido una verdadera marea humana ha sido la que daba comienzo en Bilbao a las 17.00 horas y que ha contado con 115.000 manifestantes, según fuentes municipales. Se trata de una de las marchas más multitudinarias que ha vivido la ciudad en toda su historia. A las cuatro y media de la tarde, las inmediaciones del Ayuntamiento —lugar de partida de la movilización— ya se encontraban atestadas de asistentes.

También en Sevilla, a las 12.00 horas comenzaba una marcha masiva desde Plaza Nueva, convocada por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, CCOO y UGT.

En Valladolid han concurrido 10.000 personas según la Subdelegación del Gobierno y 15.000 según los organizadores. Miles de personas advierten al Gobierno de que "tome nota" de la movilización y "dignifique" el Sistema de Pensiones. La concentración ha tenido dos ramales que han confluido en la Acera de Recoletos. La primera de ellas estaba convocada por la Coordinadora Por unas Pensiones Dignas, mientras que para la segunda el llamamiento venía de los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT.

Zaragoza ha reunido a unos 3.500 asistentes, según datos de la Delegación del Gobierno en Aragón, en la protesta que comenzaba en la plaza San Miguel y ha terminado en la plaza del Pilar. El secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Aragón, Tomás Yago, ha hecho hincapié en la situación de "pobreza" en la que viven algunos pensionistas y jubilados. Se ha referido así a que "al menos" existen "85.000 pensionistas que viven bajo el umbral de la pobreza porque la pensión más común está entre los 600 y 650 euros, y muchas están muy por debajo de los 600". Además, localidades como Calatayud, Tarazona, Caspe o Ejea de los Caballeros se han sumado a la campaña reivindicativa.

En las cinco capitales de Castilla-La Mancha, según datos de los convocantes, han asistido en unas 26.000 personas a las manifestaciones convocadas por CCOO y UGT: 10.000 en Toledo, más de 7.000 en Albacete, 3.000 en Ciudad Real, 1.000 en Cuenca y 4.500 en Guadalajara.

En Murcia también se han concentrado unas 10.000 personas, según estimaciones de la Policía Local, para recorrer las calles de la ciudad en defensa del sistema público de pensiones, en este caso convocada la Coordinadora Estatal y la Plataforma de la Región de Murcia.