Público
Público

Accidente La Manga El mal tiempo y el accidente del buque Turia retrasan la recuperación de restos del avión y del piloto siniestrados en La Manga

Tres días después de la tragedia, la Guardia Civil, Salvamento Marítimo, la Armada y la AGA siguen con las labores de búsqueda y fuentes militares cifran en un 60% las partes del la aeronave localizadas. Consideran aún "precipitado" hablar de las causas del accidente

Algunos vecinos de La Manga colocan objetos como homenaje al piloto de la Academia General del Aire (AGA) fallecido el lunes tras estrellarse en un caza C-101 del Ejército de Aire.- EFE/Cristóbal Osete

europa press/efe

Tres días después de la tragedia, embarcaciones de la Guardia Civil y de la Academia General del Aire (AGA) continúan este jueves con las labores de búsqueda de los restos del comandante Francisco Marín Núñez, así como Salvamento Marítimo y la Armada del avión siniestrado el lunes. Labores que se han visto afectadas por el mal tiempo y por el contratiempo del cazaminas Turia, encallado en la zona de los hechos, en La Manga (Murcia).

Así lo ha asegurado el subdirector de la Academia General del Aire (AGA), el teniente coronel José María Alonso, en declaraciones a Onda Regional en las que ha apuntado que las embarcaciones se mantendrán en el lugar trabajando "hasta que se extraiga la mayor parte del aeronave o hasta que la Comisión de Investigación de Accidentes y la Autoridad Judicial determinen que tienen suficiente para sus respectivas investigaciones".

Los buceadores e integrantes del operativo de búsqueda del avión han hallado hasta el momento un 60 % del aparato, según fuentes militares. Estas fuentes del Ejército han confirmado que los submarinistas que integran el dispositivo han localizado la cola, que ya ha sido sacada del lecho submarino, y la parte superior del reactor..

Sobre las causas del fatal accidente del avión C-101, el teniente coronel José María Alonso ha señalado que "todavía es precipitado". Ya advirtió el pasado lunes de que el C-101 no tiene caja negra que registre los datos y parámetros del vuelo, y añadió que no hubo contacto con el piloto durante las maniobras, por lo que es fundamental recoger la mayor parte posible del aparato para poder llevar a cabo la investigación que determine si hubo un fallo mecánico, un error del comandante o una conjunción de ambas causas.

"De lo que ocurrió y pasó se puede decir poco, porque aún están recuperando restos del aeronave y del cuerpo del comandante, además hemos tenido el frente que azotó a la Región el martes, que ocasionó que se tuvieran que parar un poco las operaciones de recuperación, y el infortunio del dragaminas de la Armada, que quedó encallado, con lo que se dio prioridad al rescate de la tripulación". Todo ello, ha reconocido, "ha hecho que se retrasara la recuperación de restos".

De hecho, no fue hasta el miércoles cuando el agua estuvo más clara "y los buceadores han empezado con su trabajo de recuperación".

Los restos del aparato, ha explicado, se están concentrando en la Academia General del Aire de San Javier y la Comisión de Investigación de Accidentes lleva desde el lunes, por la tarde, trabajando por esclarecer lo ocurrido.

Sobre los restos del comandante, el teniente coronel José María Alonso ha indicado que "está todo en manos del juez de instrucción de San Javier, que valorará, a la vista de la recuperación de sus restos, cuando es el momento óptimo de autorizar que éstos sean entregados a la familia".

En cuanto tengan esa comunicación, "comenzaremos con las honras fúnebres, con la capilla ardiente y el posterior funeral", ha asegurado el subdirector de la Academia General del Aire (AGA). "Está todo preparado".

Más noticias de Política y Sociedad