Público
Público

La ausencia de Cristiano lo mide todo

El luso no se recupera de su esguince de tobillo y el contundente Sevilla prueba la dimensión actual del Madrid

JAVIER LADISLAO MOÑINO

Antes de oficializarse la baja de Cristiano Ronaldo se cuestionaba la respuesta del Madrid ante un partido de exigencia máxima: un estadio hostil, un contrario de fútbol endiablado por las bandas (Perotti, Capel, Navas,, Adriano...), pierna dura y pegada contundente (Luis Fabiano, Kanouté, Negredo...).

Hoy, la baja del luso mide el punto en el que se encuentra el estelar proyecto deportivo blanco. Evalúa si el equipo ya es capaz de sobrevivir a la ausencia de su futbolista más determinante (nueve goles) en uno de esos partidos que señalan a un campeón, que demuestran si hay costuras sólidas o pespuntes flojos.

Se mide también si a Pellegrini no le importa dejar a Raúl en el banquillo por segunda vez consecutiva para dar entrada a Higuaín.

Si esa solidez defensiva que airea el técnico, apoyado en los pocos goles que encajan, se debe a Casillas, al trabajo defensivo colectivo o la falta de puntería contraria: 'Iker, contra el Marsella, tuvo un mano a mano importante durante el primer tiempo y durante el segundo hubo un par de remates a media distancia. Las estadísticas reflejan lo poco que nos llegan'.

Hoy se examina, en definitiva, si un esguince de tobillo puede desembocar en las primeras dudas de todo un millonario proyecto. 'Se ha hecho un plantel para cuando lleguen problemas de este tipo. Tenemos alternativas muy importantes sin que se resienta el equipo', asegura Pellegrini. La baja de Lass también pone en primera línea de fuego a toda la línea media disponible.

El primero a Diarra, si Pellegrini opta por un recambio natural en un duelo con un rival propenso a jugar con las revoluciones al máximo para quitar y desplegar su ofensiva.

Diarra fue el futbolista de referencia en las Ligas conquistadas con Capello y Schuster

En clave defensiva, Diarra fue el futbolista de referencia en las Ligas conquistadas con Capello y Schuster. Después de un año lesionado, el club le concedió el mismo trato de favor que a Van Nistelrooy: le ha mantenido en la plantilla para que pudiera defender su continuidad en la hierba.

Si no juega Diarra, con un centro del campo con Xabi Alonso, Guti, Granero y Kaká, está por ver si el Madrid es capaz de domar el ritmo del partido con el balón. Un punto en el que Pellegrini reconoce que 'hay lagunas'.

Más noticias