Público
Público

Guindos insiste en los 'brotes verdes' y los sindicatos le recuerdan que se crea poco empleo y de baja calidad

El ministro de Economía asegura que "lo peor ha quedado atrás", para CCOO los datos de la EPA revelan "que el empleo generado es de carácter estacional, temporal y precario"

JUAN ANTONIO BLAY

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, es persona optimista y voluntariosa. Lo ha puesto de manifiesto esta mañana durante su comparecencia ante la misión parlamentaria homóloga en la que ha dado su visión sobre la situación que vive la economía española. Y en este sentido ha sido tajante: "Estamos dejando atrás la recesión. Hemos pasado de generar dudas [en los mercados internacionales] a crear confianza. A partir de ahora vendrán la inversión y aumentará el consumo". En estas palabras ha resumido su análisis, que le ha llevado apenas una media hora de discurso.

Impulsado por los "buenos datos" que ha ofrecido la Encuesta de Población Activa (EPA) conocidos a primera hora de la mañana, el ministro De Guindos ha desarrollado un parlamento cuajado de cifras y porcentajes, todos ellos positivos, pero basados fundamentalmente en la buena marcha de las exportaciones y los datos positivos de la balanza de pagos. Más la EPA, claro, de la que ha dicho que es la mejor después de siete trimestres consecutivos de datos negativos. De todas formas, no se ha mostrado triunfalista, ya que ha reconocido que los datos de desempleo son "muy negativos todavía, con una tasa inaceptable aún en estos momento", ha añadido.

En este sentido, ha dicho que la lucha contra el paro "sigue siendo el primer objetivo de la acción del Gobierno", al que ha sumado el propósito de mejorar la financiación de las pymes "para reactivar la economía y la creación de empleo". Junto a estos dos principios ha enumerado una serie de iniciativas legislativas, todas ellas ya conocidas como una nueva ley financiera y la de unidad de mercado interior, como colofón de una actividad de un Gobierno que ha calificado como "el más reformista de la historia de España". Precisamente, en las reformas estructurales en materia económica, laboral y social ha fiado "un crecimiento que, a diferencia de los anteriores, será sostenible en el futuro".

Aparte de las cifras y porcentajes, poca filosofía adicional ha aportado el ministro responsable de la estrategia económica del Ejecutivo que preside Rajoy. Tal vez ha hecho un relato sobre los aspectos que ha considerado más positivos de su gestión: la recapitalización del sector financiero, que ha dado por finalizada, y la recuperación de la confianza de los inversores internacionales a juzgar por las cifras de inversión registradas. Frente a ello, ha reconocido que el consumo interior todavía es débil. Como punto fuerte de la economía española, ha afirmado que "las empresas españolas están ganando competitividad, por lo que la economía española es más competitiva frente a otros mercados internacionales".

Esa visión optimista no ha sido compartida por la oposición de izquierdas, principalmente en el grupo socialista y en el de La Izquierda Plural. El portavoz del PSOE, Valeriano Gómez, ha sido contundente a la hora de definir el momento actual: "En el año y medio que llevan ustedes gobernando, la miseria que dicen que se encontraron no ha hecho más que engordar". Gómez ha desmontado el optimismo de los datos de la EPA, no sin antes reconocer que eran datos positivos. Y ello porque la disminución del paro se produce porque baja la población activa.

El portavoz socialista ha insistido en los aspectos negativos en el mercado laboral generados por la política económica que lleva a cabo el Gobierno. "Con ustedes se despide más y se negocia menos, y peor", ha afirmado Gómez, quien ha resaltado que otra consecuwencia de esta dinámica "es que ahora hay tres millones de trabajadores que se han quedado sin convenio colectivo. Ustedes -ha seguido diciendo- han empeorado el empleo, hay más de un millón de parados más que hace un año. Esto lo han hecho ustedes solos".

Gómez también ha denunciado la situación financiera y crediticia en España, quie perjudica la actividad económica y la financiación de las pymes. "Tenemos la contracción más grande del crédito en 50 años, con 210.000 millones menos que en 2011, alrededor del 18% del PIB". A su juicio, con esa situación es imposible la reactivación. "Estamos muy lejos de salir de la recesión con este panorama; hay indicios suficientes para terminar con la política económica que está llevando el Gobierno", ha concluido Gómez.

El portavoz  de La Izquierda Plural, Joan Coscubiela, ha recordado que los datos positivos de la EPA se basan en una bajada sustancial "de la población activa y eso es así por la desmotivación generalizada para encontrar trabajo". Tras afirmar que "¡Ojalá fuera cierto el panorama que nos ha descrito, ministro!", ha explicado que más allá de la EPA conocida hoy, "lo que es preocupante es la calidad del trabajo que se crea; de eso, usted no ha dicho nada porque no ha hablado de políticas de empleo".

Los sindicatos han hecho asimismo valoraciones sobre la EPA conocida esta mañana, aunque el tono mostrado ha sido mucho menos optimista que el del Gobierno. Para CCOO, el "pequeño respiro" de la EPA, sin embargo,"no permite vislumbrar una salida cercana de la crisis en la que estamos inmersos desde 2008. No se puede confundir una leve recuperación en la recesión en que nos encontramos, con el crecimiento económico indispensable para generar empleo". En una nota, el sindicato recalca que "el número de activos continúa descendiendo como en trimestres anteriores: 76.000 personas menos respecto al primer trimestre. 241.000 menos en relación con el año anterior" y que a ese descenso "hay que añadirle la disminución de los activos extranjeros y la falta de incentivos de los parados de larga duración para seguir buscando empleo".

Por tanto, concluyen, "el crecimiento del empleo es mucho menor que el descenso del paro.  A pesar de la disminución del número de parados en 225.200 personas, el empleo creado es de 149.000 puestos de trabajo". Sobre el aumento de los empleos temporales y a tiempo parcial, desde CCOO sentencian que "estos datos ponen de relieve que el empleo generado es de carácter estacional, temporal y precario".

Más noticias de Política y Sociedad