Público
Público

Un vehículo policial atropella a una octogenaria

La Guardia Civil colaboraba en el traslado a la Audiencia Nacional de los últimos detenidos de Segi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

María Carmen Moreno, de 84 años, falleció el pasado sábado en Madrid después de que un vehículo de la Guardia Civil, que colaboraba en el traslado a la Audiencia Nacional de los últimos detenidos de Segi, el brazo juvenil de ETA, la atropellara cuando paseaba por una calle de Madrid.

Los hechos se produjeron sobre las 16.40 en el cruce de las calles Bravo Murillo y José Abascal. En ese momento, un Renault Laguna sin distintivos del instituto armado, pero con las luces policiales encendidas, irrumpió a gran velocidad en la acera y atropelló a la octogenaria, que se dirigía a la parada del autobús. Según fuentes de la Guardia Civil, el agente que conducía el coche 'tuvo que dar un volantazo ante la maniobra extraña que dio el automóvil que le precedía'.

La mujer, que sufrió traumatismo craneoencefálico severo y varios politraumatismos en el resto del cuerpo, fue trasladada en estado crítico al Hospital Gregorio Marañón, donde finalmente falleció sobre las 19.00 de esa tarde, según confirmó ayer a Público un nieto de la víctima.

La familia ha interpuesto una denuncia por homicidio en el Juzgado de Instrucción número 18 de Madrid. Según el relato de varios testigos incluidos en la misma, el vehículo policial circulaba a gran velocidad y supuestamente se acababa de saltar dos semáforos en rojo.

Más noticias en Política y Sociedad