Público
Público

Dinosaurios, langostas gigantes y Jeff Goldblum, el fin de la era 'Jurassic'

'Jurassic World: Dominion', la nueva película de la saga que arrancó hace treinta años con 'Jurassic Park' marca el fin de la era Jurassic. En ella, dinosaurios y seres humanos conviven en el planeta y los personajes de la historia original se encuentran con los de la reciente trilogía.

08/06/2022 Los dinosaurios y los humanos sobreviven juntos en el planeta.
Los dinosaurios y los humanos sobreviven juntos en el planeta. Universal Pictures

El hombre empeñado en acabar con alguna especie en el planeta o con varias o, ya puestos, con el planeta entero. Es el 'maligno' a vencer en Jurassic World: Dominion, la nueva y última entrega de la era Jurassic, en la que hay más dinosaurios —en número y en variedad— que nunca, esta vez, conviviendo en la Tierra con los seres humanos. Afortunadamente, para el planeta y para la película, ha vuelto Jeff Goldblum en el papel de doctor Iam Malcolm.

No es el único veterano que reaparece, en esta aventura hay reunión de las antiguas generaciones con las nuevas. Todos juntos para evitar que una plaga de langostas modificadas genéticamente provoque una hambruna letal, para recuperar a la pequeña Maisi Lockwood (interpretada por Isabella Sermon), clonada de y por su propia madre, y para terminar con las siniestras intenciones de Lewis Dogson, el malvado.

Dirigida por Colin Trevorrow, al frente en 2015 de Jurassic World y guionista de aquella y de Jurassic World: el reino caído, la película es el cierre de una saga que nació hace 30 años con Jurassic Park, inspirada en la novela de Michael Crichton y con dirección de Steven Spielberg.

Demasiado larga —casi dos horas y media—, la película arranca con un interminable recorrido por distintos lugares del mundo con escenarios diferentes de esta historia, desde el mar de Bering hasta el macizo italiano de los Dolomitas pasando por Malta, en los que hay activistas salvando dinosaurios en manos de furtivos, mercado negro de especies, excavaciones paleontológicas, centros de reubicación de fauna salvaje… Un repaso que parece que no va a terminar nunca, pero que, por fin, se detiene para dar paso a la acción, a la batalla feroz en la Tierra entre los depredadores en la cúspide de la cadena alimenticia.

08/06/2022 De izquierda a derecha, DeWanda Wise, Isabella Sermon, Bryce Dallas Howard, Sam Neill, Laura Dern y Chris Pratt.
De izquierda a derecha, DeWanda Wise, Isabella Sermon, Bryce Dallas Howard, Sam Neill, Laura Dern y Chris Pratt. Universal Pictures

Dinosaurios de distintas especies persiguiendo a personajes que huyen en moto, en coche, en avión o corriendo y langostas enormes que se lanzan contra los seres humanos, además de terminar con las cosechas, concentran la acción de una película que no termina de encajar el ritmo y el estilo de aquellos que inauguraron la saga —Goldblum, Laura Dern y Sam Neill— con los que la continuaron —Chris Patt y Bryce Dallas Howard— y las nuevas incorporaciones.

Con algunos trucazos de guion que, afortunadamente, a los seguidores de estas aventuras les traerán al pairo, la película avanza con algunos indeseables cambios de ritmo, para, finalmente, coger la velocidad adecuada gracias al trío de intérpretes veterano y muy especialmente a Jeff Goldblum, que confiere a la última parte del filme el humor irónico necesario para quietar ñoñez a las relaciones de otros personajes de la historia.

Aún con sus altibajos y su duración excesiva, la nueva película de los dinosaurios ya ha recaudado 55,5 millones de dólares en un fin de semana en que se estrenó en 15 países, donde, además, consiguió los mejores estrenos de una entrega de la franquicia en México, Argentina, Perú, Colombia, Chile, Ecuador y Uruguay.

Por el momento, la saga lleva recaudados nada menos que 5.000 millones de dólares y las intenciones de la productora son las de superar con Jurassic World: Dominion los 1.000 millones. Una frontera que ya pasaron Jurassic World, que hizo 1.671 millones, y Jurassic World: El reino caído, que llegó a 1.310 millones.

08/06/2022 Jeff Goldblum vuelve en el papel del Dr. Ian Malcolm. A su izquierda, la guionista Emily Carmichael, en un cameo que hace en el filme.
Jeff Goldblum vuelve en el papel del Dr. Ian Malcolm. A su izquierda, la guionista Emily Carmichael, en un cameo que hace en el filme. Universal Pictures

Millones de dólares para los creadores que no serán los únicos beneficios de esta nueva película de la era Jurassic. Un trabajo que, sin duda, llenará de nuevo las salas de cine, tan deprimidas en los últimos tiempos, y que mantendrá el entusiasmo por los dinosaurios que estalló felizmente con la primera historia.

"La película Jurassic Park fue lo más importante que ocurrió dentro del campo de la Paleontología durante varias décadas porque llevó dinosaurios vivos a toda una generación, además de enseñarlos como nunca se habían visto antes", ha escrito en las notas de producción Stephen Brusatte, profesor de Paleontología y Evolución en la Universidad de Edimburgo y asesor especialista en la saga. Una serie que se cierra con una aventura para la que se han creado 27 dinosaurios, de los cuales diez nunca se habían visto antes en el cine.

"En la historia ocurre un acontecimiento que lo cambia absolutamente todo —dice el director—. Se saca a los dinosaurios de la isla Nublar (destruida en la anterior película) y se liberan en el mundo. Era una oportunidad asombrosa para explorar las consecuencias de semejante decisión. La película nos muestra que debemos respetar el poder de la naturaleza, y si no lo hacemos, nos extinguiremos como ocurrió con los dinosaurios".