Público
Público
Únete a nosotros

Elecciones 10N La cultura, el convidado de piedra de la campaña que retrata a nuestros partidos

Se puede apostar por el Estatuto del Artista, por el fomento de la lectura o por el cuidado del patrimonio. La cultura evidencia las prioridades de la clase política aunque su incidencia en la campaña sea mínima.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Interior de una librería.- EFE

La cultura comparece de nuevo con visos de pintar bien poco en la campaña. Un convidado de piedra cuyas promesas no parecen haber variado en exceso respecto a las propuestas de las elecciones de abril. Puntuales retoques y añadiduras para una campaña que se presenta con maneras de secuela. Refresquemos, por tanto, lo que ya había y las contadas novedades que se avecinan.

PSOE

La relación de propuestas del PSOE en materia de cultura contempla pocas variaciones con respecto al anterior programa. Todo se concentra en torno a cuatro grandes ejes: un Pacto de Estado por la Cultura, completar el desarrollo del Estatuto del Artista e impulsar una Ley de Mecenazgo. Nada nuevo bajo sol. Todos estos proyectos ya estaban incluidos en el esquema de abril, salvo el matiz de incluir en la Ley de Mecenazgo los servicios profesionales y no sólo las donaciones patrimoniales, contemplando la regulación del mecenazgo y patrocinio de las actividades deportivas, científicas e investigadoras. Por último, los socialistas se comprometen a “promover una Ley del Deporte que se acompañará de un Plan Estratégico”, el objetivo no es otro que regular las profesiones asociadas al deporte, así como “la accesibilidad a su práctica por parte de todos los ciudadanos, la eliminación de toda discriminación por género, y la formación y empleo para los deportistas retirados”.

PP

Sin novedad en el frente. El PP repite propuestas ya conocidas, como una Ley de Mecenazgo que promueva un “compromiso” entre la sociedad civil y las Administraciones. Una ley que, por cierto, quedó en suspenso en los casi ocho años de Gobierno popular. También pretenden blindar el Archivo de Salamanca, impidiendo nuevas entregas de documentos y recuperación de todos aquellos que están siendo retenidos ilegítimamente o ilegalmente. Otro de sus platos fuertes es el Plan Nacional de Tauromaquia (Pentauro) a través del cual prevén impulsar, tal y como apuntaba en su día Pablo Casado, “las escuelas taurinas y la libertad de los seis millones de españoles que quieren ir a espectáculos taurinos todos los años”. Por contra, los populares hacen desaparecer de su programa el Plan de Mejora de Museos, Archivos y Bibliotecas, promesa que sí constaba –aunque con muy pocos detalles– en su anterior hoja de ruta, así como la línea de ayuda financiera para la recuperación de cascos históricos que sí llevaban en su anterior programa.

Podemos

La premisa que esgrime Unidas Podemos a la hora de presentar su programa electoral para el 10-N no deja espacio a la duda: “Las razones siguen intactas”. El epígrafe ya es sintomático y nos avanza que pocas novedades nos vamos a encontrar en sus nuevas propuestas electorales. Junto a promesas ya conocidas, tales como hacer efectivo el Estatuto del y la Artista para proteger a quienes trabajan en la cultura y hacer sostenible su trabajo, la potenciación de las lenguas propias en la producción cinematográfica o la derogación del artículo 71 de la Ley de Propiedad Intelectual, los de Iglesias añaden dos nuevas propuestas que acicalan levemente el texto de abril.

En concreto, hablan de “impulsar el sector del diseño”. Para ello, la formación morada aspira a crear “una entidad de carácter público que mapee y pueda proponer políticas eficaces para la visibilidad y la viabilidad del sector”, al tiempo que promueve “la creación de un Museo del Diseño”. Asimismo, la formación morada prevé impulsar el uso de las lenguas cooficiales y propias de cada territorio, una medida que pretenden llevar a cabo potenciando su uso “en las desconexiones territoriales”, todo ello con el fin de “vertebrar el territorio y la proyección de la diversidad cultural en el exterior”.

Ciudadanos

Pocas novedades desde la formación naranja. Entre sus propuestas se incluye la difusión de la Historia de España para superar, lo que consideran, "injusta leyenda negra" y el impulso de una Ley de Mecenazgo y Micromecenazgo, con incentivos fiscales y reconocimiento a las donaciones. Además, los de Rivera proponen un Plan Estratégico del Patrimonio Cultural para inventariar el legado histórico y artístico, sobre todo en zonas rurales. Otras medidas culturales son la del refuerzo de la lucha contra la piratería –con la creación de un organismo rector e incremento de recursos para la Comisión de Propiedad Intelectual–, el Estatuto del Artista y la creación de un Centro Nacional de Danza y un Centro Nacional de Fotografía. En cuanto al sector del libro, prevén actualizar el Plan Nacional de Fomento de la Lectura, incrementar las ayudas a la traducción a otras lenguas de autores españoles y equiparar el IVA del libro electrónico con el del libro en papel.

Vox

La apuesta de los de Abascal, como no podía ser de otra manera, presta especial atención a una producción cultural que fomente el “arraigo a la tierra, las manifestaciones folclóricas y las tradiciones de España y de sus pueblos dentro de la óptica de la Hispanidad”. En ese sentido, y como no podía ser de otro modo, la tauromaquia tiene un peso específico entre las propuestas de campaña de Vox. Tal es así que no dudan en impulsar una ley de protección de la lidia como patrimonio cultural español. Apuestan también por fomentar la Ley de Mecenazgo, ahora bien, siempre que el objetivo sea "restaurar y proteger el extenso patrimonio cultural" patrio. En otras palabras; la creación cultural y sus deducciones fiscales queda supeditada a algo que no entran a detallar pero que tiene que ver con la patria y sus folclore.

Más País

Por razones obvias, en el caso de Más País son todo propuestas inéditas. Su plan de ruta presta especial atención a la sostenibilidad cultural y lo hace a través de medidas fiscales como la incorporación de una nueva casilla en el Modelo 100 de la Declaración de la Renta, la financiación indirecta y el desarrollo del Estatuto del Artista recientemente aprobado. Para la formación liderada por Íñigo Errejón es importante también la aprobación de una nueva Ley de Propiedad Intelectual que recoja “los nuevos modos de autoría, usos y disfrutes de los procesos culturales, y que amplíe la protección a traductores, periodistas, directores de escena y otras profesiones que no siempre han tenido dicha categoría”. Desde Más País, se apuesta por una gestión colectiva de los derechos de propiedad intelectual, fomentando sistemas de recaudación y reparto acordes al uso y repercusión de las obras. Por último, el patrimonio cultural. Ámbito en el que apuestan por el desarrollo de una nueva Ley de Patrimonio Cultural que modernice la gestión y preste particular atención a los dos tipos de patrimonio peor cuidados, a saber; el etnológico y el audiovisual. Abogan también por un impulso a medidas ya existentes como la aplicación del 1,5%, que establece la obligación de destinar en los contratos de obras públicas una partida para la conservación o enriquecimiento del Patrimonio Histórico Español.