Público
Público

Nadal se impone sólo con el nombre

Gana el duelo fratricida con Almagro por 7-5, 6-4 y 6-4. Ferrero también pasa a octavos por retirada de Simon

GONZALO CABEZA

Hay partidos que sirven para hacer saltar por los aires las convenciones. Una de las más conocidas en el tenis es esa que dice que sacar es un tesoro y lo difícil llega cuando toca recibir. Es el catón, una máxima irrenunciable que ayer resbaló encima de la pista Artur Ashe.

Existen otras que sí se cumplen siempre, como por ejemplo que el que más falla pierde, y eso es lo que le pasó a Almagro que terminó derrotado en sólo tres sets (7-5, 6-4 y 6-4) ante un Nadal que actualmente está muy lejos de ser brillante.

Se necesita ser muy bueno para exhibir un tenis nimio y terminar el partido sin perder un set. Nadal logra lo que sólo consiguen los grandes campeones, sabe salir adelante cuando el cuerpo no responde. Lo hace imponiendo respeto al rival, temeroso de despertar a la bestia que tantas veces han visto. También con oficio e inteligencia, sabedor de sus carencias actuales y ejerciendo de jugador de ajedrez reconvertido a tenista. Por eso puede sobreponerse a las limitaciones físicas, las que le marcan sus rodillas y los músculos abdominales.

Bien es cierto que Almagro pone las cosas fáciles. Tiene buenos golpes, entre ellos un notable revés a una mano, pero no se lo cree. Piensa que Nadal le va a ganar por el simple hecho de ser él y lo cierto es que ayer tuvo razón en eso. Le ganó por ser quien es, si en vez de Nadal hubiese entrado en la pista el número 50 del mundo Almagro hubiese aprovechado alguna de las posibilidades que le dio el partido.

El murciano podrá contar que le rompió tres veces el saque en un set a Nadal y que, a pesar de todo, terminó perdiéndolo. Un despropósito que no enmendó en el resto del partido, terminó con 52 errores no forzados.

El balear está de capa caída y cada encuentro es un reto. Su nivel contrasta con el buen momento de los españoles, que han conseguido incorporar cuatro jugadores a los octavos de final. Junto a Nadal se encontrarán Verdasco, que se acerca al Masters de Londres, Ferrero que derrotó a Simon y Robredo, que pudo con Blake.