Público
Público

"No creo en Paquillo, por eso le planté"

López, el atleta que se negó a subir al podio con el marchador condenado, se explica en 'Público'

IGNACIO ROMO

Fue un gesto cargado de significado. El pasado domingo, Paquillo Fernández reaparecía tras su sanción de un año por poseer EPO y anabolizantes (dos sustancias prohibidas) en su domicilio. El granadino ganó el Campeonato de España de 20 kilómetros marcha, pero al subir al podio, como adelantó ayer Público, se encontró con un plante. Miguel Ángel López, el joven marchador murciano, que logró el bronce, se negó a subir al cajón.

'No me veía en el podio con él. No creo en Paquillo, por eso le planté. No quería estar con él ahí arriba. Lo decidí de golpe, después de entrar en meta, sentí que había que hacer algo y decidí no subir', relata Miguel Ángel, campeón de Españade 10 kilómetros marcha en 2010. Un atleta tranquilo, algo tímido, que recalca que no tiene 'nada personal' contra el subcampeón olímpico, que simplemente le plantó 'por coherencia'.

'No estoy de acuerdo con la reducción de su sanción. Un año no es nada, eso es como estar lesionado. Te pierdes un campeonato y ya está. No sé si hay que llegar a las sanciones de por vida, pero, desde luego, un año no es nada', explica López, que no ve razones para creer al granadino. 'Se te queda una cara como de que nos ha estado engañando a todos los que hemos competido contra él en los últimos años. Dice que nunca ha dado positivo, pero los productos estaban ahí. Y estamos en nuestro derecho, todos sus rivales, de dudar si los ha tomado o no', señala, tajante, el murciano, que aspira a estar en los próximos Mundiales de Corea.

Paquillo dijo ayer, en Radio Marca, que no se enteró del plante de su colega hasta que le leyeron la información de Público. 'Le llamaron por los altavoces, pero no aparecía. Yo no me di cuenta del tema, la verdad'. En efecto, llamaron varias veces a Miguel Ángel, pero no hizo mucho caso. 'Lo escuché varias veces, pero ya había decidido que no iba a ir, por mucho que me llamaran: me fui directo a la ducha', cuenta López.

El murciano no quiere generar polémica. 'He defendido algo en lo que creo. Punto. No hay más. No lo hice para salir en los medios. Eché de menos que hubiera algún gesto de otros atletas, pero no se hizo nada, aunque la mayoría de los marchadores piensa como yo', concluye.