Público
Público

Aeropuerto El Prat El Gobierno designa a Marcos Peña como árbitro en el conflicto de la huelga de El Prat

El presidente del CES, que ya arbitró en el conflicto de la estiba, tendrá 10 días para emitir el laudo.

El Aeropuerto de El Prat durante su tercera jornada de huelga indefinida el pasado 16 de agosto. EFE

europa press

El Gobierno ha designado a Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social (CES), que actuó como mediador en el conflicto de la estiba, como árbitro en el procedimiento de arbitraje obligatorio entre los trabajadores de los controles de seguridad de pasajeros del Aeropuerto de Barcelona-El Prat y la empresa Eulen.

Una vez designado, Peña dispone ahora de 10 días naturales para emitir el laudo, a contar desde el día siguiente de la notificación, según ha recordado el Departamento que encabeza Íñigo de la Serna. De esta forma, tendrá que emitir un dictamen el próximo 31 de agosto de cara a la operación retorno de vacaciones.

El Consejo de Ministros acordó el pasado miércoles, 16 de agosto, en una reunión extraordinaria, establecer el arbitraje obligatorio como solución a la convocatoria de huelga de 24 horas indefinida de los trabajadores de Eulen, encargados de los controles de seguridad de pasajeros de El Prat.

Marcos Peña. EUROPA PRESS

Marcos Peña. EUROPA PRESS

El Gobierno recurrió al arbitraje obligatorio tras el fracaso de las negociaciones entre la empresa y los trabajadores y de la mediación de la Generalitat.

La experiencia de Marcos Peña

No es la primera vez que Peña ejerce labores de mediación en conflictos laborales. Especialista en negociación colectiva, ha presidido la Comisión Negociadora de múltiples convenios colectivos, como el de Telefónica, Renfe, Repsol, Izar o los astilleros, entre otros.

En el historial de Peña, como experto en negociación colectiva también figura su intervención en negociaciones con los sindicatos para el Pacto Social de finales de 1993, con acuerdos en materia de convenios y en la derogación de ordenanzas laborales.

En el último gran conflicto laboral que tuvo lugar en infraestructuras de transporte, el de los estibadores, Peña actuó como mediador entre la patronal y los estibadores por encargo del Ministerio de Fomento. En esta ocasión, tendrá que emitir su primer laudo de obligado cumplimiento.

El Ejecutivo de Rajoy ya recurrió al CES como organismo para resolver un conflicto laboral. Precisamente, recurrió en 2012 al predecesor de Peña, Montalvo, como mediador en el conflicto entre los pilotos de Iberia y la aerolínea filial Iberia Express.

Más noticias de Economía