Público
Público

Australia baja los tipos de interés y anticipa un cambio de ciclo en la política monetaria mundial

El banco central los coloca en el 1,25%, en su primer recorte en tres años, ante los riesgos a la baja en el crecimioento derivados de las disputas comerciales.

Un repartidor pasa por delante del edificio del Banco de la Reserva de Australia. REUTERS/Jason Reed

EUROPA PRESS

Australia se ha convertido en la mayor economía desarrollada en bajar los tipos de interés en 2019, después de que el Banco de la Reserva de Australia (RBA por sus siglas en inglés) haya anunciado este martes un recorte de 25 puntos básicos en el tipo de interés de referencia, el primero desde agosto de 2016, que pasa a situarse así en el 1,25%, en medio de las crecientes expectativas de un giro en la política monetaria de EEUU y de una mayor demora en la normalización de la posición del Banco Central Europeo (BCE) para abordar la ralentización del crecimiento del PIB.

"La decisión de hoy de reducir la tasa ayudará a avanzar más en la capacidad de reserva en la economía, acelerando el progreso en la reducción del desempleo y en lograr un avance más seguro hacia la meta de inflación", justificó la entidad oceánica en un comunicado, donde subrayó que continuará vigilando de cerca la evolución del mercado laboral y ajustando su política monetaria para impulsar el crecimiento sostenible de la economía y alcanzar la meta de inflación.

El instituto emisor australiano señaló al explicar su decisión que las perspectivas globales de crecimiento se mantienen en niveles razonables, aunque admitió que los riesgos a la baja derivados de las disputas comerciales "se han incrementado", lo que afecta a las decisiones de inversión de una serie de países.

En este sentido, la entidad mantuvo un escenario central de crecimiento en torno al 2,75% en 2019 y 2020 para la economía de Australia, apuntando como incertidumbre principal a nivel doméstico la evolución del consumo de los hogares, que puede verse lastrado por un prolongado periodo de bajo crecimiento de los ingresos de las familias y caídas en los precios de la vivienda.

La rebaja de tipos del banco central australiano sigue así los pasos de otras entidades como el instituto emisor de Nueva Zelanda, que el pasado mes de mayo recortó en un cuarto de punto el precio oficial del dinero, o el Banco de la Reserva de la India, que también ha apostado por una política monetaria más laxa con el objetivo de reactivar la economía del país.

Este lunes el presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, se mostraba partidario de una rebaja en 2019 en los tipos de interés del país norteamericano, actualmente fijados en un rango objetivo de entre el 2,25% y el 2,50%, en respuesta a la ralentización del crecimiento del PIB de EEUU, la incertidumbre asociada a las disputas comerciales y el bajo nivel de inflación a pesar del ritmo sólido de creación de empleo.

En este sentido, Aitor Méndez, analista de IG, apuntaba que si finalmente la Fed mueve los tipos a la baja "es de esperar que otras economías muy dependientes del gigante estadounidense se vean arrastradas a hacer lo mismo y tanto el Banco de Canadá (BoC) como el Banco de México (Banxico) repliquen el movimiento, mientras que el Banco de Inglaterra (BoE) está a expensas del Brexit y "todo parece indicar que procederá a recortar el interés de referencia en cuanto el Reino Unido se emancipe por completo de la UE".

En cuanto a la postura del BCE, Méndez no espera cambios en la política monetaria en la reunión que este jueves mantendrá en Lituania la institución, "que ya ha modificado su hoja de ruta" y confía en que los tipos de la zona euro permanecerán sin cambios hasta el año próximo.

Más noticias de Economía