Público
Público

El Banco de Japón dice ahora que tratará de alcanzar su meta de inflación "paso a paso"

El cambio en el lenguaje en la autoridad monetaria nipona subraya sus crecientes dificultades Japón para alcanzar su objetivo de precios en medio de los temores de una desaceleración global

El gobernador del Banco Central de Japón, Haruhiko Kuroda, en una rueda de prensa en la sede de la entidad en Tokio (Japón). EFE/ Kimimasa Mayama

Leika Kihara/Reuters

El gobernador del Banco de Japón (BOJ), Haruhiko Kuroda, dijo que la entidad tratará de alcanzar su meta de inflación "paso a paso", en un signo de la menguante convicción del banco central de que podrá alcanzar su difícil objetivo de precios.

Tras admitir que se está demorando más de lo esperado alcanzar una inflación del 2%, Kuroda dijo que los riesgos globales "merecen más atención", a medida que el crecimiento de China se desacelera y las fricciones comerciales afectan la confianza de las empresas.

"El BOJ procederá paso a paso para alcanzar su meta de precios, mientras toma en cuenta de manera equilibrada no solo los beneficios del alivio monetario sino también sus costes", dijo el miércoles Kuroda en una reunión anual del lobby empresarial Keidanren.

Hasta ahora, Kuroda había dicho en repetidas ocasiones que el BOJ buscará lograr una inflación del 2% "lo antes posible".

El cambio en el lenguaje subraya los crecientes obstáculos del Banco de Japón para alcanzar su objetivo de precios, en un momento en el que los temores de una desaceleración global ponen en duda la opinión del banco central de que las fuertes exportaciones del país impulsarán el crecimiento y ayudarán a acelerar la inflación.

La incertidumbre sobre las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la preocupación por las perspectivas económicas mundiales hicieron que el promedio de acciones japonesas Nikkei cayera el martes a un mínimo de 20 meses.

El BOJ está envuelto en un aprieto, ya que con la inflación alejada de su objetivo se ve obligado a mantener un estímulo masivo a pesar de los efectos secundarios negativos.

El dilema ha creado una ruptura dentro del BOJ, donde los miembros de su junta directiva están en desacuerdo sobre las formas de abordar los peligros del prolongado alivio monetario, según las minutas de su última reunión en octubre.

Más noticias de Economía