Público
Público

La Fed ignora los ataques de Trump y sube los tipos de interés en EEUU por cuarta vez en el año

El banco central estadounidense eleva otro cuarto de punto el precio del dinero, hasta una horquilla de entre el 2,25% y el 2,5% 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, junto al presidente de EEUU, Donald Trump, en la Casa Blanca, el día de su nominación para dirigir el banco central estadounidense. REUTERS/Carlos Barria

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido de forma unánime elevar los tipos de interés en un cuarto de punto porcentual, hasta un rango objetivo de entre el 2,25% y el 2,5%, cumpliendo así las expectativas del consenso del mercado, que confiaba en que Jerome Powell realizaría un cuarto incremento del precio del dinero antes de que terminara 2018, pese a los ataques del presidente estadounidense, Donald Trump, que se oponía a la medida.

Trump se ha quejado de manera reiterada de que el gradual ajuste monetario defendido por la Fed supone una amenaza para la aceleración de la economía estadounidense, quebrando el tradicional respeto por la independencia de la política monetaria desde la Casa Blanca.

En la víspera de la reunión del banco central estadounidense, Trump lanzaba desde su cuenta en Twitter una nueva andanada contra la Reserva Federal, a la que advertía de que evitase "cometer un nuevo error" subiendo los tipos, utilizando como argumento un artículo en el diario financiero The Wall Street Journal titulado Momento para un pausa en la Fed, en el que se sugiere "una prudente pausa en la subida de tipos".

La Fed, que ha estado subiendo los tipos en incrementos de un cuarto de punto desde diciembre de 2015, ha ignorado estas advertencias y ha subido los tipos de interés a niveles no vistos en más de una década en la primera economía mundial (la última vez que los tipos de interés en EEUU han estado en 2,5% fue en marzo de 2008).

La severidad de la crisis financiera obligó a rebajar las tasas de interés del 4,75% en septiembre de 2007 hasta prácticamente cero a finales de 2008. Los tipos siguieron en mínimos históricos hasta finales de 2015, cuando el banco central estadounidense decidió elevarlos por primera vez al rango de entre 0,25 % y 0,50%. Desde entonces, y hasta este miércoles, el precio del dinero ha subido en ocho ocasiones.

Un monitor de televisión en el patio de negociación de la bolsa de Nueva York (NYSE) en Wall Street, con la información de la subida de los tipos de interés decidida por la Reserva Federal. REUTERS/Brendan McDermid

En su comunicado, el banco central sostiene que "algunos incrementos graduales" serán consistentes y apoyarán la expansión de la actividad económica y las condiciones del mercado laboral. La Fed baraja ahora tres subidas de tipos adicionales en 2019.

En su comunicado, la Fed apuntó hoy que los "riesgos para el panorama económico son más o menos equilibrados" y anticipó que continuará "vigilando los desarrollos económicos y financieros globales" y evaluará "sus implicaciones para el panorama económico".

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell en la rueda de prensa posterior a la reunión del banco central estadounidense en la que se ha acordado la cuarta subida de tipos en 2018. REUTERS/Yuri Gripas

En cuanto a la evolución macroeconómica, la Fed ha revisado a la baja su pronóstico mediano de crecimiento económico para 2018 hasta el 3%, desde el 3,1% de septiembre. El incremento del PIB en 2019 también ha sido revisado a la baja en dos décimas, hasta el 2,3%. Los cálculos para 2020 y 2021 se mantienen estables.

Asimismo, el banco central ha mantenido su pronóstico para la evolución del mercado laboral en el 3,7% para 2018 y en el 3,5% para 2019.