Público
Público

El BCE aplaza la subida de tipos "al menos" hasta el final de 2019 y anuncia nuevas subastas de liquidez para la banca

La autoridad monetaria de la Eurzona cambia su orientación a futuro ante el temor de que el debilitamiento económico se transforme en una desaceleración en toda regla.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El logo del BCE en la entrada de su sede en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach

El Banco Central Europeo (BCE) ha decido atrasar su primera subida de los tipos de interés hasta el próximo año, como muy pronto, y ofreció a los bancos nuevos paquetes de liquidez para la banca, ante las señales de debilidad de la economía de la Eurozona. 

Ante el impacto de la guerra comercial global y la incertidumbre sobre el Brexit, el crecimiento en el bloque monetario de 19 miembros se ha enfriado rápidamente y ha generado el temor a que el bache se transforme en una desaceleración en toda regla si los bancos comienzan a reducir la oferta de nuevos préstamos.

El movimiento, más audaz de lo esperado, ocurre cuando la Reserva Federal de Estados Unidos y otros bancos centrales en el mundo también están frenando las alzas de las tipos de interés. Los cambios en las políticas ponen al presidente del BCE, Mario Draghi, en el papel de garante de la confianza en la aún frágil economía del bloque, solo unos meses después de que el banco haya anunciado el fin de cuatro años de unas compras de activos sin precedentes y cuando el banquero italiano se dispone a entregar el timón a su sucesor a finales de año.

El BCE, en un comunicado, dijo que sus tipos de interés se mantendrán en mínimos históricos al menos hasta finales de este año. "El Consejo de Gobierno prevé ahora que los tipos de interés principales del BCE se mantengan en sus niveles actuales al menos hasta finales de 2019, y en todo caso durante el tiempo que sea necesario", dijo el BCE en un comunicado. Hasta ahora había dicho que seguirían en el nivel actual hasta, al menos, durante el verano de 2019.

De momento, el consejo de gobierno de la entidad ha mantenido el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de la facilidad de depósito continuará en el -0,40% y la de facilidad de préstamo en el 0,25%.

El presidente del BCE, Mario Draghi, a su llegada a la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad, en su sede en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Además, la entidad monetaria de la Eurozona ha anunciado una nueva operación de créditos baratos a largo plazo (conocidas como TLTRO-III), destinada en parte dirigida a ayudar a que los bancos renueven más de 720.000 millones de euros en préstamos existentes del BCE y evitar así una contracción crediticia que podría exacerbar la actual desaceleración económica.

Estas subastas de liquidez se realizarán cada tres meses entre septiembre de 2019 y marzo de 2021, con un plazo de vencimiento de dos años. "Estas nuevas operaciones ayudarán a preservar las condiciones de préstamo favorables, así como la transmisión suave de la política monetaria", ha detallado, tras especificar que las TLTRO-III se realizarán a un interés indexado al tipo de interés de referencia para operaciones de refinanciación.

Los bancos podrán tomar préstamos por valor de hasta un 30% de su stock de préstamos a fecha del 28 de febrero de 2019 a una tasa de interés indexada al tipo de interés de las operaciones semanales de refinanciación durante el periodo de vida de cada operación.

El BCE igualmente va a reinvertir el principal de los bonos adquiridos mediante el programa de compra de deuda pública y privada que vayan venciendo durante un período prolongado tras la fecha en la que comience a subir los tipos de interés oficiales. El banco ha especificado que las reinversiones de los pagos de la deuda se harán durante el tiempo que sea "necesario" para "mantener" las condiciones de liquidez y un "amplío grado" de acomodación monetaria.

Revisión a la baja de las previsiones

Si bien los inversores habían dejado de esperar una subida de tipos del BCE este año, pocos anticipaban que el banco fuera a cambiar su mensaje de política monetaria en esta reunión.

"Estamos en un período de debilidad continua e incertidumbre generalizada", dijo Draghi en una conferencia de prensa, en que además anunció recortes de susu previsiones de crecimiento e inflación. El BCE ahora ve el crecimiento de la zona euro de apenas un 1,1% este año, en comparación con el 1,7% que había proyectado en diciembre.

"En una habitación oscura te mueves con pasos pequeños; no corres, pero sí te mueves", dijo Draghi sobre como el banco trata de orientar a los mercados financieros en un período de incertidumbre.