Público
Público

El BCE empeora "sustancialmente" sus previsiones de PIB e inflación de la Eurozona

Recorta al 1,1% la estimación de crecimiento para este año ante "la persistencia de incertidumbres que dejan huellas en la confianza económica", según Mario Draghi.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El logo del BCE se refleja en un cristal de la sede de la entidad en Fráncfort. REUTERS / Kai Pfaffenbach

El Banco Central Europeo (BCE) ha revisado "sustancialmente" a la baja sus previsiones de crecimiento e inflación para 2019 y disminuyó las de 2020 y 2021, reconociendo que la desaceleración de Europa es más profunda y prolongada que lo que se estimó originalmente.

La guerra comercial está dañando la confianza, la producción industrial y las exportaciones, un efecto que ha sido exacerbado por una serie de dificultades domésticas que van desde los esfuerzos de la industria alemana por adaptarse a las nuevas regulaciones para automóviles a las protestas en Francia.

Alemania, la economía más grande del bloque, se estancó en el trimestre pasado e Italia avanza hacia a una recesión, lo que eleva el riesgo de que la desaceleración, que se caracteriza inicialmente como algo temporal, se convierta en una tendencia más duradera en medio de un flujo de noticias negativas.

De este modo, el BCE ha recortado en seis décimas su proyección de crecimiento del PIB de la zona euro para el año en curso, hasta el 1,1%, frente al 1,7% anticipado el pasado mes de diciembre, mientras que su previsión para 2020 se sitúa ahora en el 1,6%, una décima menos que hace tres meses. En cuanto a la evolución de la economía de la eurozona en 2021, el BCE mantiene su pronóstico de crecimiento del 1,5%.

En su comparecencia ante los medios tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, Draghi reconoció que la sensible desaceleración del crecimiento de la zona euro en la última parte de 2018 parece que se extenderá al año 2019. "La persistencia de incertidumbres relacionadas con factores geopolíticos, la amenaza del proteccionismo y las vulnerabilidades en mercados emergentes parecen dejar huellas en la confianza económica", declaró el banquero italiano.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi (d), y su vicepresidente, el español Luis de Guindos (i), antes de la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno de la entidad, en su sede en Fráncfort, Alemania. EFE/ Armando Babani

El BCE también ha revisado a la baja sus pronósticos de inflación para la Eurozona, recortando en cuatro décimas su previsión de inflación para 2019, hasta el 1,2%, mientras que el año que viene la subida de precios esperada será del 1,5%, dos décimas menos de lo anticipado en diciembre. De cara a 2021, la expectativa de inflación del BCE también ha sido revisada a la baja, hasta el 1,6% desde el anterior 1,8%.

"En cualquier caso, el Consejo de Gobierno sigue listo para ajustar todos sus instrumentos, de la manera apropiada, para garantizar que la inflación sigue avanzando hacia la meta del Consejo de manera sostenida", añadió Draghi.

El Consejo de Gobierno del BCE decidió este jueves mantener el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de la facilidad de depósito continuará en el -0,40% y la de la facilidad de préstamo en el 0,25%.

Además, el instituto emisor ha decidido cambiar su orientación a futuro al garantizar que no subirá los tipos "al menos hasta el final de 2019", anunciando también una nueva ronda de operaciones de financiación a largo plazo con objetivo específico (TLTRO-III). Estas subastas de liquidez se realizarán cada tres meses entre septiembre de 2019 y marzo de 2021, con un plazo de vencimiento de dos años, así como ampliando la 'barra libre' de liquidez hasta al menos marzo de 2021.

Más noticias de Economía